Efecto aguinaldo: en el conurbano, el dólar libre llegó a pagarse hasta 205 pesos

ECONOMÍA 23 de diciembre de 2021 Por Luis BELDI
QSI2JNA6KNAJFLAX3URTUHNXCI

El dólar “blue” o libre reaccionó y subió $ 1,50 a $ 200,50 pero en el conurbano se pagó hasta $ 205. Hay lugares donde el precio es más alto porque comenzó la demanda de asalariados y hasta jubilados que cobraron el aguinaldo y quieren cubrirse.

El dólar MEP, en cambio, tuvo una modesta suba contra el bono AL30D, que maneja el Banco Central, de 21 centavos y cerró en $ 202,36, por debajo del precio de venta del “blue”, pero aun así le lleva ventaja porque el mercado libre marginal, paga $ 198 a los que le venden. En cambio, el MEP tiene una comisión de pocos centavos. Todavía es más conveniente el dólar blanco. El contado con liquidación operó sin cambios a $ 208,59.

En la plaza mayorista, el dólar avanzó 4 centavos a $ 102,28, pero el Banco Central pudo comprar USD 5 millones, que para las reservas fueron una gota en el mar porque cayeron USD 1.956 millones tras el pago al FMI y quedaron en 39.153 millones perforando el piso psicológico de 40 mil millones.

Los bonos de la deuda no tuvieron una buena rueda y con bajas de hasta 1% hicieron que el riesgo país suba 11 unidades a 1.754 puntos básicos. Avanza el descreimiento sobre un próximo arreglo con el FMI.

El analista financiero Christian Buteler hizo notar los problemas que se aproximan. El viernes pasado -señaló- el Banco Central emitió $ 95.000 millones vía Adelantos Transitorios que elevaron la emisión del mes a $ 345.000 millones y la del año a $ 1,8 billones. Buteler hace notar que el 46% de lo emitido fue en el último trimestre del año por lo que se proyectará sobre la inflación de 2022 y da por tierra con el fallido presupuesto que presentó en el Congreso, Martín Guzmán, el ministro de Economía.

La emisión representó 3,9 puntos del Producto Bruto, indicó el analista. Pero allí no acaban las tribulaciones del Gobierno, graves por cierto, sino que el viernes se alcanzó un récord indeseable: la base monetaria más pasivos remunerados (deuda y Leliqs), llegó a $ 7,92 billones, un número inmanejable y que solo puede morigerarlo una elevada inflación que licuaría esa deuda. “Ser o no ser”, es lo que se plantea el Gobierno encerrado en su propio cepo. Si baja la inflación la deuda local es impagable. Si no lo hace, será imposible acordar con el FMI.

“Lo curioso -señala Buteler- es que el crecimiento de la base monetaria más pasivos remunerados es de 55% respecto al 17 de diciembre del año pasado. La similitud entre el porcentaje de expansión del dinero y la inflación, solo para los descreídos, es casualidad”.

Por eso no extrañó la fuerte cobertura que hubo en bonos que indexan por el costo de vida. El Discount en pesos fue el preferido y tuvo un aumento de 1,25% y su tasa de retorno está en 7,06%. Este título nació con el canje de Néstor Kirchner, vence en 2033 y paga 2% sobre la inflación. El Boncer 2022 aumentó 0,24% y el 2023, 0,67%.

No faltò la demanda de bonos atados al dólar oficial (dollar linked) que subieron hasta 0,57%, una clara apuesta a la devaluación que se reflejó en el mercado de futuros donde aparecieron vendedores privados para hacer dólar sintético y asegurarse las altas tasas que dan. Por caso, entre fin de diciembre y fin de enero, la diferencia de precios en el dólar es de 4,49% y entre diciembre y febrero de 8,75%. A fin de marzo el dólar cotiza a $ 117,35. A medida que avanzan los plazos, el dólar aumenta su tasa de devaluación que, por supuesto, ignora el anclaje.

En la Bolsa, la alegría duró 24 horas. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió 0,58% con negocios por $ 994 millones (10% menos que la rueda anterior y un volumen que apunta hacia abajo). Los papeles que màs subieron la rueda anterior fueron los que más bajaron. BYMA perdió 4,47%; Aluar, 2,37% y Pampa Energía, 2,37%.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las bolsas de Nueva York- tuvieron un fuerte crecimiento en el volumen de negocios al alcanzar $ 3.449 millones. Las alzas dominaron el panel y lo más destacado pasó por Cresud (+3,66%), IRSA Propiedades Comerciales (+3,20%) y Globant (+2,97%). Los que apostaron a este mercado se están cubriendo con certificados que ajustan por el precio del dólar contado con liquidación.

Hoy es la última rueda de la semana que será muy corta. Los inversores se retirarán temprano para aprovechar el feriado largo y otros, comenzarán sus vacaciones. Prefieren ausentarse en esta última semana del año, porque saben que enero y febrero vendrá con fuertes novedades.

Fuente: Infobae

Te puede interesar