Revés para el Gobierno ante el FMI: se cae la chance de una querella judicial y Guzmán queda golpeado

ECONOMÍA 27 de diciembre de 2021 Por Carlos Arbía*
528619.jpg?7.2

El informe Ex Post Evaluación (EPE) sobre el programa Stand By (SBA) firmado en 2018 con el gobierno de Mauricio Macri reconoce que la Argentina debió reestructurar la deuda ese mismo año para reducir las grandes necesidades de financiamiento de corto plazo e instaurar controles de capitales (cepo) para evitar la fuga de dólares pero no configura una gran autocritica como la que esperaba el gobierno.

Pese a que algunos directores señalaron que el gobierno anterior estableció ciertos límites que ayudaron a descartar "medidas potencialmente críticas" para el buen funcionamiento del programa, como una "operación de deuda y el uso de medidas de gestión de flujos de capital", varios de los ejecutivos cuestionaron la viabilidad de implementar estas medidas cuando un objetivo clave del programa era restaurar la confianza del mercado que no se pudo lograr.

El pasado 2 de diciembre en el cierre de la Conferencia Industrial de la UIA, el Presidente Alberto Fernández le exigió a las autoridades del FMI que presentaran una evaluación antes de cerrar el acuerdo sobre los daños que le había ocasionado al país el préstamo otorgado por ese organismo al gobierno de Mauricio Macri.

Luego de las elecciones legislativas, el ministro de Economía Martín Guzmán solicitó también que el FMI revea su posición en diversos temas como por ejemplo el aumento de la tasa de sobrecargos, con respecto a un futuro acuerdo.

La respuesta del organismo a través de su último informe ha sido contundente.

1. A diferencia de a versión del gobierno, la investigación aclara que el directorio del FMI y su staff técnico no incumplieron los procedimientos y estatutos a la hora de otorgar el préstamo a la República Argentina. Por lo tanto, esta investigación desmiente la principal acusación del Gobierno que dio lugar a una denuncia penal. Sera difícil para el Gobierno que prospere esa denuncia en el futuro.

2. El informe explica que el FMI no estaba preocupado el resultado de las elecciones presidenciales del 2019 ni por el futuro de Mauricio Macri. Es cierto que el gobierno de Donald Trump apoyaba el rumbo que había tomado el país para intentar salir del un modelo que apoyaba mas al populismo, pero quedó claro que los técnicos no tuvieron en cuanta eso.

3. Reconoce el informe que el régimen monetario-cambiario que le impuso al gobierno no funcionó: "El dólar se ha convertido de facto en la unidad de cuenta de gran parte de la economía y sirve como un ancla nominal para las expectativas de inflación."

4. Hay una parte política del informe donde destaca que a pesar del acuerdo no se pudo restablecer la confianza en la economía, entre otras razones, por la expectativa que el gobierno de Mauricio Macri perdiera las elecciones contra el Frente de Todos.

5. Se reconocen también que resultaron insuficientes los intentos para que el programa de 2018 pusiera foco en los más vulnerables. En particular por la falta de control de capitales y de una reestructuración de la deuda con los bonistas en 2018, dos puntos que el informe remarca como "líneas rojas" que Macri le impuso al organismo

6. Se admite que el programa económico presentado para conseguir el stand by por u$s52.000 millones fue demasiado frágil y que, a pesar de que fue un esquema que diseñó el ministro Nicolás Dujovne, se falló en el control y revisiones técnicas del staff del FMI que fue relevado por completo este año.

La lectura por parte del gobierno parece ser otra. El Presidente Alberto Fernández escribió un anexo de 20 páginas –titulado "La visión de las autoridades"– en el que asegura que la EPE publicada es de "vital importancia para construir entendimientos que contribuyan a evitar en un futuro situaciones económicas y sociales desestabilizadoras originadas por programas fallidos".

Fernández destacó también que "las autoridades argentinas están convencidas de que el FMI sería más eficaz en la gestión de la crisis internacional actual si revisara los principios generales en los que a menudo se basan sus programas y abordará el desajuste entre las recomendaciones de los programas y las diversas realidades de los países en desarrollo".

Por ahora la modificación de los sobrecargos a la tasa de los préstamos y la idea de que el acuerdo incluya una cláusula "acople" con un nuevo esquema de créditos más flexibles además de los actuales stand-by y facilidades extendidas parase lejana. Pero no hay que descartarla.

Luego de conocido ese informe el ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció noche la importancia de la auditoria que realizó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la que analizó el crédito por u$s45.000 millones otorgado en el 2018 al presidente Mauricio Macri.

Ese préstamo "fue absurdo, no se utilizó para nada bueno, para que genere capacidad productiva o genere empleo", dijo Guzmán.

Guzmán advirtió que "curar las heridas" del crédito de 2018 "llevará más de una década". "Creo que debió haber más autocritica" del FMI, dijo Guzmán, para luego enfatizar que "va a llevar mucho tiempo resolver el daño que el gobierno de Juntos por el Cambio hizo a la Argentina".

"Es tan grande la deuda que dentro de los marcos que hoy dispone el FMI no se puede resolver con un solo paso. Un acuerdo (con el organismo) nos va a ayudar en el corto plazo ir despejando el horizonte financiero, pero curar las heridas que generó el endeudamiento en dinero extranjero el gobierno de Juntos por un Cambio nos llevará más de una década", dijo Guzmán quien en los últimos días ha sido muy cuestionado dentro del gobierno. Como se puede observar, ni el FMI se puso de rodillas como algunos funcionarios del gobierno lo solicitaban ni hubo críticas tan duras.

Lo concreto es que luego del rechazo del proyecto de Presupuesto 2022 y del informe del FMI es probable que la Argentina tenga una últimas semana muy compleja como la anterior donde el dólar paralelo llego a los 204 pesos y no hay que descartar un verano complicado donde el mercado oficial del dólar, la brecha cambaría, reservas internacionales del BCRA y la emisión monetaria se moverán al ritmo de cómo evolucione renegociación del acuerdo con el FMI.

Una negociación que se moverá al ritmo de la política, la macro y la caja de resonancia cambiaria. Las complicaciones y la imprevisibilidad del gobierno a la hora de tomar decisiones se podrían complicar aún más luego de lo ocurrido el viernes. En particular la renegociación de un nuevo acuerdo con el FMI y la aprobación de un nuevo presupuesto a partir de marzo del 2022.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar