Ataque de China a la prensa libre en Hong Kong

INTERNACIONALES 29 de diciembre de 2021 Por Inma BONET BAILÉN
ETJ7FEKFMNCF5FAMH2NJ2NXYFI

Hong Kong se ha despertado con la noticia de la redada contra la junta directiva del medio digital Stand News, uno de los pocos prodemocráticos que aún quedan en la excolonia británica, por parte de las autoridades encargadas de salvaguardar la draconiana Ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín el año pasado. Seis ejecutivos que forman o han formado parte de la junta y una periodista han sido detenidos. El último golpe contra la libertad de expresión en la región semiautónoma, se produce tan solo medio año después del cierre de la revista Apple Daily, cuyo dueño, Jimmy Lai, continúa entre rejas. En un comunicado publicado en su página oficial de Facebook, Stand News ha anunciado su cierre inmediato.

Según ha informado la policía en un comunicado, 200 agentes uniformados y de paisano han participado en la detención en torno a las seis de la mañana (once de la noche del martes en la España peninsular) de siete sospechosos de “imprimir o distribuir material sedicioso” y en una redada simultánea en la oficina de Stand News, ubicada en el distrito hongkonés de Kwun Tong. La policía abandonó la central del medio digital seis horas más tarde con 33 cajas con pruebas, entre las que se incluyen ordenadores y material periodístico. Las viviendas de los detenidos se registraron durante más de cuatro horas, de acuerdo con la información que recoge el diario local South China Morning Post.

 
Entre los arrestados figuran el redactor jefe en funciones, Lam Shiu-tung, quien anunció su dimisión inmediatamente después de su detención, su antecesor hasta el mes pasado, Chung Pui-kuen, y el exdirector del periódico Chow Tat-chi. Lam fue escoltado esposado a la oficina de Stand News poco después de las ocho de la mañana.

También han sido detenidas tres mujeres que habían pertenecido a la junta directiva aunque habían dimitido en noviembre. Se trata de la abogada Margaret Ng (condenada en abril a 12 meses de cárcel por su papel en las protestas de 2019, aunque con una suspensión de la sentencia de dos años), la cantante y activista Denise Ho Wan (una de las caras más conocidas de la oposición, quien había llegado incluso a denunciar ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU “la erosión de la autonomía de Hong Kong por parte de China”) y Christine Fang Meng-sang, exdirectora del Consejo de Servicios Sociales de Hong Kong.

La séptima detenida es Chan Pui-man, antigua editora asociada de Apple Daily y mujer de Chung. Chan, en prisión preventiva tras ser acusada de connivencia con fuerzas extranjeras en julio, ha sido arrestada en el Centro Tai Lam para Mujeres por los artículos que presuntamente escribió en Stand News.

Ronson Chan Ron-sing, subdirector de Stand News y presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA, por sus siglas en inglés), fue liberado en torno a las 11.30, después de haber sido interrogado durante varias horas por la policía. Chan aseguró a South China Morning Post que los agentes se han incautado de sus dispositivos electrónicos, su acreditación y sus tarjetas bancarias, y que en ningún momento le revelaron los delitos por los que se le está investigando.

Se trata de la primera operación de los policías de seguridad nacional contra un medio de comunicación por “publicaciones sediciosas”, delito contemplado bajo el Decreto de Crímenes, de la era colonial, y que puede llegar a penarse con hasta dos años de prisión y una multa de 5.000 dólares de Hong Kong (unos 567 euros). La redada se produce, además, menos de 24 horas después de que se sumara a Jimmy Lai y a seis exmiembros del equipo de Apple Daily este cargo de conspiración. Lai y los otros directivos están acusados de “confabular con fuerzas extranjeras”, crimen que junto a la secesión, subversión o terrorismo están penados con cadena perpetua bajo la Ley de Seguridad Nacional.

La asociación de periodistas ha emitido un comunicado en la mañana de este miércoles en el que “urge al Gobierno a proteger la libertad de prensa de acuerdo con la Ley Fundamental” y en el que se muestra “profundamente preocupada” por las numerosas detenciones de miembros de los medios de comunicación que se han producido en el último año, así como por los registros policiales en las oficinas, en las que se guarda una gran cantidad de material periodístico.

El partido de centro Third Side, que cuenta con un escaño en el Consejo Legislativo (Legco, el Parlamento autónomo) tras las recientes elecciones “solo para patriotas”, ha instado al Departamento de Seguridad Nacional a revelar los motivos de las detenciones, para evitar que se desate la preocupación ante la evidente disminución de la libertad de expresión en la ciudad.

Tras la represión policial contra el desaparecido Apple Daily, Stand News se convirtió en junio en el primer medio de comunicación de Hong Kong en poner en marcha medidas preventivas ante la posibilidad de una redada en sus oficinas: se dejaron de aceptar donaciones y se eliminó la opción de comentarios de su plataforma con el fin de proteger a los seguidores, autores y editores, alegando que los “crímenes de expresión” habían llegado a Hong Kong.

Creada en 2014 como una publicación sin ánimo de lucro, Stand News cubre temas de política, sociedad y cultura. A principios de este año publicó una investigación sobre el incidente de Yuen Long de julio de 2019, cuando unos hombres enmascarados atacaron a un grupo de manifestantes a favor de la democracia. Es el único medio hongkonés que formó parte de la mayor colaboración periodística de la historia, los llamados Papeles de Pandora, que vio la luz el pasado octubre y en la que también participó EL PAÍS.

Fuente: El País

Te puede interesar