Críticas y reproches en Juntos por el Cambio por cómo fue el tratamiento de la ley de Bienes Personales

POLÍTICA 01 de enero de 2022 Por David Cayón*
ZN3INLUMXJCVVASLTRJSASRNSI

Las últimas sesiones del año en el Congreso de la Nación mostraron una foto de lo que puede llegar a ser la película de los próximos dos años. Ganar o perder una votación dependerá no solo de haber ganado la última elección, sino que lo hará principalmente de la capacidad política de, principalmente, cada uno de los bloques mayoritarios.

Esto quedó reflejado en las últimas horas y causó bastante mal humor dentro de las filas de Juntos por el Cambio. Primero, y luego de festejar efusivamente, habían logrado arrancarle al oficialismo la obligación de sesionar Bienes Personales en la Cámara de Diputados. Sin embargo, cuando llegó el momento de discutirlo en el recinto, no lograron el quórum y el Frente de Todos terminó arrebatándole la jornada: consiguió el número y modificó el proyecto de ley.

La pregunta que se hacen muchos dentro del bloque de la oposición es cómo van a hacer para contener mejor. “En Diputados hay 10 bloques cuando, antes de ganar las elecciones, éramos solo tres. A eso le sumás a los que siempre van por la suya y que nunca se saben qué van a hacer, que les parece poco o mucho el posicionamiento y se corren o se ausentan. La discusión por el Presupuesto mostró eso, los que buscaban acordar y los que buscaban que se caiga. Fue muy difícil establecer una línea a seguir”, señaló un diputado del PRO con ascendencia en el bloque.

“Si no logramos una cohesión importante en donde nos pongamos de acuerdo internamente vamos a perder más de lo que vamos a ganar. Tenemos a los libertarios que, aunque en principio no representan un peligro para sacarnos diputados, sí a la hora de acompañar proyectos”, agregó la misma fuente.

En la Cámara alta la cohesión parecía más firme. Sin luchas internas rápidamente se definieron las autoridades del interbloque, de los bloques y de la Cámara. Sin embargo, la votación de Bienes Personales mostró, por lo menos, desavenencias a la hora de establecer la estrategia con los otros senadores opositores. “Los números son muy finos. No se nos puede escapara nada ni nadie”, resumieron.

Una semana después de perder en la Cámara baja pasó algo similar pero en la Cámara alta. El Frente de Todos no consiguió el número y estuvo hasta último momento a punto de caerse la sesión. Sin embargo, entró la senadora María Clara Vega, se acomodó en su banca en la parte más alta del hemiciclo y el panel de control pasó de rojo a verde: se había logrado el quórum y fue gracias a una legisladores que llegó a la Cámara por una lista de Cambiemos. Otra vez, un error de cálculo de Juntos por el Cambio.

“Nos faltó política. Vega no forma parte del interbloque pero en general juega con nosotros, no puede ser que se nos escape de esa manera”, se le escuchó decir a un senador de la oposición. “Ganar la elección no es suficiente. Patalear no es suficiente, también tenemos que ganar en el recinto; si no, es todo testimonial”, agregó.

Vega hoy tiene un monobloque denominado Hay Futuro Argentina pero hasta el 2020 fue miembro del interbloque de Cambiemos. Aunque suele decir que se fue porque quiere ser “una oposición responsable” y que votará a favor lo que “crea que es bueno, no importa de quien sea”, en general trabajaba en tándem con el salteño Juan Carlos Romero y la neuquina Lucila Crexell, y siempre acompañaban a Juntos por el Cambio. Por eso la sorpresa cuando le vieron entrar fue mayor.

“Vega es de extracción peronista y llegó a la Cámara en una lista de Juntos por el Cambio pero ayer les dio el quórum porque sus co provincianos no actuaron a tiempo y porque nos faltó conducción”. En ese aspecto todos miraron hacia el senador Julio Martínez, el también riojano que fue Ministro de Defensa de Mauricio Macri.

“Es él quien la tiene que contener. Se conocen hace muchos años porque ella ingresó a la Cámara de Diputados en reemplazo de Martínez que se iba para ser ministro. Pero pasó de largo,. Más allá de que siempre jugó sola es un problema político y de conducción que haya estado ahí sentada. Para colmo de males, no podemos hacer nada porque no es del interbloque”, explicó una fuente del bloque de Juntos por el Cambio.

Pero, aunque hubo en sector que miró a Martínez hubo otro sector de Juntos por el Cambio que prefirió mirar hacia afuera. En especial a la conducción del PRO ya que Vega profundizó su alejamiento luego de se rompiera la alianza de su sector con el PRO y la UCR en La Rioja.

“Pasó algo similar en Diputados. Necesitamos resolver la conducción ahí. Quedó claro como tuvimos 130 votos y unos días más tarde no llegamos a 129 para alcanzar el quórum. Necesitamos alguien que ocupe ese rol de coordinar y de ser el puente con los otros bloques en ambas cámaras porque hoy un legislador significa la diferencia entre ganar o perder”.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar