Guzmán confirmó por qué todavía no hay acuerdo con el FMI: rechazo a un ajuste y a un aumento de tarifas

ECONOMÍA 06 de enero de 2022 Por Daniel Blanco Gómez*
TZQTD6B3DZEN7FHDAJHNEBI5HM

Frente a los gobernadores convocados en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno para hablar de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que el punto en el que no hay acuerdo hasta el momento con el organismo de crédito internacional es el del “sendero fiscal”.

Tanto el ministro como el presidente Alberto Fernández, destacaron que no habrá programa de ajuste y que se buscará una suerte de gradualismo para sostener la recuperación. Guzmán habló del crédito fallido del FMI a Cambiemos y Fernández remarcó que “no vamos a firmar ningún acuerdo con el FMI que suponga tarifazos”.

El titular del Palacio de Hacienda destacó que “la diferencia medular” que separa al país de un acuerdo con el FMI es el sendero fiscal que propone la Argentina para reducir el déficit de forma gradual, de manera virtuosa sobre un mayor crecimiento de la actividad económica. Además, destacó que el acuerdo que busca alcanzar el Gobierno con el FMI no va a resolver todos los problemas de endeudamiento externo que tiene Argentina. “Va a llevar años poder resolver el problema”, advirtió.

Al explicar el contexto internacional, Guzmán aseguró que no existe un buen acuerdo. “Lo que existe es un acuerdo bueno en términos relativos, que nos permita dar un paso adelante para seguir en la senda de la recuperación”, dijo.

”La diferencia entre lo que plantea el Fondo y el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa que con alta probabilidad sostendría la recuperación económica que la Argentina está viviendo. Es esencialmente un programa de ajuste de gasto real versus un programa que le dé continuidad a esta recuperación fuerte a la economía”, afirmó en su presentación ante los gobernadores en Casa de Gobierno.

El propio Guzmán fue quien brindó detalles a los mandatarios provinciales sobre las variables más importantes en torno a las cuales gira un posible acuerdo con el organismo de crédito internacional. Estas son: la emisión monetaria; el sendero fiscal y las reservas disponibles del Banco Central. Se trata de los puntos más relevantes que Argentina deberá privilegiar para avanzar con una restructuración del crédito stand by tomado en 2018 durante la gestión de Cambiemos para avanzar con uno de facilidades extendidas a 10 años de plazo.

“El punto donde no hay acuerdo hoy es el sendero fiscal”, remarco el funcionario. Y agregó: “Argentina propone un escenario para reducir el déficit al mismo tiempo que el Estado puede jugar un rol contracíclico que apuntale la recuperación. Ha habido una reducción grande del déficit pero de una forma virtuosa que es la recuperación de la economía.”.

En es sentido, destacó que el déficit primario va a haber bajado más del doble de lo que fue el 2020. Mientras que hacia adelante se propone ordenar esta situación de forma gradual. “Que el Estado pueda llevar a cabo un programa de políticas públicas que le dé más dinamismo productivo y más riqueza”, detalló.

El titular del Palacio de Hacienda convocó a los mandatarios provinciales para informarles sobre la propuesta que Argentina le hizo al staff del organismo de crédito internacional para renegociar la deuda de USD 44.000 millones que contrajo el gobierno de Mauricio Macri.

El ministro aseguró que la negociación para resolver el problema de la deuda “no es una cuestión de visiones sino de intereses en juego”. ”Los intereses de los acreedores son cobrar y si la economía argentina hace un programa recesivo, crecerá menos; la prioridad del Gobierno es que siga Argentina en la senda de la recuperación. Por eso es importante que actuemos con la firmeza necesaria”, afirmó.

Dijo que se tomó una deuda a pagar en un plazo que solo podía darse en medio de un shock de confianza de los mercados y que iba a traer a la Argentina financiamiento para hacer frente a esos pagos. “Pero nada de eso ocurrió. Por el contrario, la situación económica de argentina empeoró y no se restauró en modo alguno el acceso al mercado de deuda”, destacó.

En otro orden, Guzmán afirmó este miércoles que las negociaciones con el FMI también comprenden a las políticas de precios e ingresos y que en ese marco el Gobierno encara con el sector privado cerrar un acuerdo para “anclar expectativas”. ”Las expectativas son muy volátiles en una economía como la nuestra. Si no se hace nada lo que puede suceder es que la inflación sea de magnitud”, aseguró al resaltar la importancia de las negociaciones que lleva adelante la Secretaría de Comercio Interior para alcanzar un acuerdo de precios que permita “anclar expectativas”.

El acuerdo vigente obliga a Argentina a afrontar compromisos por casi USD 40.000 millones entre 2022 y 2023 y por cerca de USD 5.000 millones en 2024, en un contexto de debilidad de las reservas del Banco Central.

Mientras tanto el Gobierno viene llevando a cabo políticas para avanzar en dirección con los lineamientos que evaluará el FMI. En tanto, los detalles finales de acuerdo deberán ser aprobados por el board del Fondo y la directora gerente Kristalina Georgieva. No obstante, el equipo técnico del organismo, el staff, es el que comanda la letra chica del programa y negocia con los funcionarios locales.

Cabe destacar que si bien el Gobierno había dicho que incluiría los lineamientos del nuevo acuerdo con el FMI en un plan plurianual que el presidente Alberto Fernández prometió enviar al Congreso en diciembre, será el propio acuerdo de Facilidades Extendidas el que oficie en ese sentido.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar