Nicolás Batlle reemplazará a Luis Puenzo al frente del Incaa

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
nicolas-batllejpg

El actual vicepresidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Nicolás Batlle, quedará al frente del organismo "en ejercicio de la presidencia" ante el cese de funciones de Luis Puenzo dispuesto por Alberto Fernández, informó este miércoles el Ministerio de Cultura a través de un comunicado.

"Con el objetivo de dar atención inmediata a la resolución de los temas urgentes del Instituto, el mismo estará bajo la conducción del Sr. Nicolás Batlle como vicepresidente en ejercicio de la presidencia, de acuerdo a lo que indica la Ley de Cine vigente", destaca el texto emitido por Cultura.

El presidente Alberto Fernández firmó el Decreto 183/2002 -publicado en la edición de ayer del Boletín Oficial- a través del cual se dispuso el cese del realizador cinematográfico Luis Puenzo al frente del Incaa.

Puenzo fue renunciado luego de que creciera la tensión en relación con su desempeño al frente del Instituto de Cine a partir de una marcha realizada el lunes en la puerta del Incaa y ante la marcada disconformidad de la industria del cine con su gestión.

El ministro de Cultura, Tristán Bauer, mantuvo ayer por la tarde una extensa reunión con Puenzo en el Centro Cultural Kirchner y por la noche se dispuso su cese en la función.

Las principales críticas a la gestión de Puenzo, expresadas por distintos sectores de la industria del cine se resumen en dos puntos: la parálisis en la ejecución del presupuesto destinado al fomento del cine nacional y la prolongación del plan de susbsidios elaborados durante el gobierno de Mauricio Macri y la inactividad ante la posible caída de la Ley de Cine, que garantiza su autonomía financiera, el próximo 1 de enero.

El cineasta Luis Puenzo, ganador de un premio Oscar por "La historia oficial" había sido nombrado el 20 de diciembre de 2019 como presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

Antecedentes polémicos de Battle

Respecto a Battle cabe recordar que fue denunciado en la Justicia en 2020 por el polémico estreno de Crímenes de familia, una película de su productora subsidiada por el Estado que terminó en Netflix.

El film, protagonizado por Cecilia Roth y gran elenco, fue realizado por la productora Magoya, que hasta diciembre de 2019 estuvo dirigida por Batlle. La película, dirigida por Sebastián Schindel, recibió 17 millones de pesos de anticipo por parte del Incaa, que se siguieron pagando en 2020 cuando Batlle ya era vicepresidente del organismo.

Por ley, el Incaa requiere que para otorgar el subsidio la película sea estrenada en los cines argentinos con una ventana de tiempo de tres meses antes de ser comercializada en otra plataforma, en el procedimiento que en la industria se conoce como "adquisición".

La pandemia impedía la apertura de las salas, por lo que como emergencia se acordó que las películas fueran estrenadas en Cine.ar, la plataforma de streaming del Incaa. Para ir cumpliendo con cada productora, el Incaa dispuso que cada jueves estrenaría una película nacional. En ese sentido, Crímenes de familia, que iba a ser originalmente estrenada en cines en mayo de 2020, obtuvo su turno en Cine.ar para octubre de ese año.

Mientras esperaba que llegara ese día tan ansiado, la productora asociada al vice del Incaa le vendió la película a Netflix, que no dudó en promocionar el producto como original de Netflix pese a que fue financiado por el organismo estatal. El resto de las películas que subsidia el Incaa y llegan a Netflix, sin embargo, se presentan con el logo del Incaa y nunca como productos originales de la plataforma norteamericana.

Por esta maniobra tanto Puenzo como Batlle fueron denunciados por la productora Cristina Agüero ante el Juzgado Criminal y Correccional Federal 5. La sede del Incaa incluso fue allanada por disposición del juez federal Sebastián Casanello.

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar