El coqueteo con Milei profundiza la grieta interna en Juntos por el Cambio

POLÍTICA Por El coqueteo con Milei profundiza la grieta interna
Juntos-por-el-Cambio-e1644781702937

La reaparición efusiva de Mauricio Macri provocó un sacudón interno en Juntos por el Cambio y activó de lleno las definiciones de cara al 2023. En ese intercambio de planteos ya se ven los roces por diferentes posturas y hay un eje en particular que abre una grieta: qué pasará con Javier Milei. El coqueteo con el economista liberal es cada vez más frecuente a pesar de que algunos se resisten a sumarlo. 

Desde el ala dura del PRO siguen de cerca la escalada de la imagen de Milei y lo consideran un actor clave para captar un voto que hace un puñado de años era de JxC, pero hoy se fugó. Incluso, el propio Mauricio Macri se encargó de no cerrarle la puerta a nadie sino, por el contrario, abrir el juego de la coalición a otras fuerzas.

No obstante, desde el ala más moderada plantaron desde el minuto cero resistencia a una posible incorporación. De acuerdo a lo que muestran puertas afueras, desde este sector admiten la fuga de votos a Milei pero no consideran necesaria su adhesión para imponerse en 2023. Ante el crecimiento de los liberales, optaron por acudir a otra estrategia: endurecer el discurso. Y el primero que lo hizo fue Horacio Rodríguez Larreta.

Incluso, en las últimas horas Milei mantuvo un fuerte cruce con hombres de Larreta. El economista liberal adujo ser espiado por el sistema de reconocimiento facial porteño y desde CABA salieron al cruce. “Otra vez se sube a una operación berreta orquestada por el kirchnerismo”, expresó el vicejefe de Gobierno porteño, Emmanuel Ferrario.

Los gestos de Milei

Mientras tanto, el economista liberal ya mostró sus primeras cartas respecto a la simpatía con algún sector del PRO. En declaraciones a Radio 10 dijo no tener puntos en común con “las palomitas tibias, socialdemócratas tipo Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal”.  Del mismo modo se alejó de los radicales y la Coalición Cívica.

En cambio, no le cerró la puerta al ala dura amarilla pero cambió la jugada. “Si los halcones de Juntos por el Cambio quisieran venir, yo los recibiría”, expresó en un intento por girar la invitación hacia el partido liberal. 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar