Consejo de la Magistratura: la oposición exigió que el kirchnerismo cumpla el fallo de la Corte Suprema

POLÍTICA Por Robertino Sánchez Flecha*
IPXZ2DQKKJG4DOED76NMV635RY

La Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió, finalmente, asumir la presidencia del Consejo de la Magistratura, luego de que el máximo tribunal declarara en diciembre la inconstitucionalidad de la ley que en 2006 reguló la composición del organismo que designa y remueve jueces. En esa sentencia, los magistrados habían establecido 120 días para que el Congreso sancionara una nueva ley para regularizar la composición del organismo. En caso contrario, el Consejo volvería a su integración original de 1997, compuesto por 20 miembros y presidido por la propia Corte.

La decisión de la Corte generó repercusiones en todo el arco político. Diputados y senadores de Juntos por el Cambio brindarán hoy una conferencia de prensa para exigir que la titular del Senado, Cristina Kirchner, y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, firmen sendas resoluciones para designar a la diputada Roxana Reyes (UCR) y al senador Luis Juez (PRO). Estarán los jefes de bloques e interbloque de las dos cámaras, además de los legisladores propuestos por la segunda minoría de cada cuerpo legislativo, tal como establece la ley original de 1997, que fijó en 20 el número de consejeros, norma que está en plena vigencia tras el fallo que declaró inconstitucional la reforma impulsada por el kirchnerismo en 2006.

Más allá de esa convocatoria, la opinión generalizada fue en respaldo a la resolución de los magistrados. “La Corte tomó las riendas y no se dejó amedrentar”, sostuvo la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en declaraciones a Infobae. La exministra de Seguridad consideró que el máximo tribunal " actuó bien y rápido” y disparó contra el kirchnerismo: “Basta de la manipulación de la justicia”. Desde el oficialismo hablaron del fallo de la Corte como un “golpe institucional”. Para Bullrich, “el embate institucional fue en 2006 cuando hicieron del Consejo de la Magistratura una sucursal del Poder Ejecutivo”.

Desde la Cámara de Senadores, el radical Alfredo Cornejo entiende que se trata de una situación de “absoluta normalidad institucional, porque la Corte hizo lo Correcto”. El exgobernador de Mendoza le exigió Cristina Fernández de Kirchner y a Sergio Massa, presidentes de ambas cámaras del Congreso, que avancen con la resolución para impulsar a los dos legisladores que JxC propone para la nueva integración del Consejo de la Magistratura. Por la nueva composición que establece la sentencia, los bloques que son segunda minoría en el Congreso deben designar a un representante por cada cámara. En ese sentido, el principal interbloque de la oposición eligió a la diputada Roxana Reyes, de la UCR, y al senador Luis Juez por el PRO.

“Intentaron embarrar y paralizar el Consejo y con este fallo de la Corte se les terminó”, declaró a este medio el presidente del bloque de la UCR en Diputados, Mario Negri. El radical presentó un per saltum ante la Corte para “frenar el accionar del juez federal Daniel Alonso”. El juez de Paraná había fallado para impedir la designación de dos representantes del Congreso en el Consejo de la Magistratura. Esta tarde, la propia Corte anuló la sentencia del juez y consideró que “actuó con notoria ignorancia del derecho vigente”.

En ese eje, el diputado Juan Manuel López, presidente del bloque de la Coalición Cívica, anticipó que exigirán el juicio político al juez Alonso. Para el legislador cercano a Lilita Carrió “no existe ningún golpe institucional”. En la CC imperaron a que “de una buena vez por todas dejen los berrinches, dejen de tensar la Constitución y acepten que el poder no es todo de ellos”.

Tras la sentencia del máximo tribunal, en los próximos días se espera que el titular de la Corte, Horacio Rosatti, asuma la presidencia del Consejo. A su vez, los cortesanos exhortaron al resto de los poderes y entidades que integran el organismo que remueve y designan jueces para que eleven a los miembros que designaron en representación de cada institución. En ese sentido, la oposición en el Congreso exige que CFK y Massa hagan lugar a los representantes que impulsan. “Si incumplen la decisión de la Corte, incurren en gravedad institucional y en un delito”, lanzó Negri.

Desde el Interbloque Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez pidió “responsabilidad y prudencia” para resolver la composición del organismo que administra el Poder Judicial. El diputado bonaerense aseguró que el oficialismo “dejó vencer los plazos establecidos” y exigió que “ahora no pretendan arrastrarnos a la confrontación institucional”. Por su parte, Fernando Iglesias, diputado nacional del PRO, criticó la reacción del oficialismo: “A Cristina no la persigue la política, la persigue el Código Penal”, declaró.

Roxana Reyes, diputada radical impulsada por su bloque para llegar al Consejo, reconoció que es “un honor” que la hayan seleccionado para esa tarea. Además, la legisladora oriunda de Santa Cruz disparó contra el kirchnerismo por cuestionar el fallo de la Corte. “Cristina no está pudiendo hacer lo que quiere. Su único interés es garantizarse la impunidad”, azuzó Reyes. La diputada consideró que lo que sucede con el Consejo de la Magistratura es “una maqueta de lo que el kirchnerismo ya hizo en mi provincia con la justicia”.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar