Cupos para la carne: los exportadores no llegan a completar los envíos habilitados

ECONOMÍA Por Daniel Aprile*
carne-exportacionjpg

El stock de ganado bovino en la Argentina al 31 de diciembre de 2021 se ubicó en 53.416.435 cabezas. La variación interanual sólo implicó una caída de 100.000 animales pero permitió frenar una disminución del rodeo que se había acelerado en los años anteriores. Estos datos se dieron a conocer durante una conferencia de prensa de la que participó Ámbito.

En diálogo con este medio, el subsecretario de Ganadería, José María Romero, aseguró: “La foto que tenemos nos muestra que el stock de ganado argentino está en una situación de equilibrio. Esto es importante porque en 2019 y 2020 perdimos 1,5 millones de cabezas, de las cuales casi 900.000 fueron vientres y eso atenta con la capacidad del recurso a futuro. Es importante que se sepa que la producción debe ser genuina y eso implica poder producir una cantidad de kilos que no afecten al recurso y este año por primera vez se produce un volumen de 3 millones de toneladas sin afectar el stock vacuno”.

Otra cifra que se destacó desde el Ministerio de Agricultura es el aumento de las pariciones de terneros, según la información que se obtiene a partir de la vacunación de animales relevada por el Servicio Nacional de Seguridad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). En este sentido, Romero informó que en 2021 se produjeron 150.000 partos más que en 2020, hasta llegar a los 14.457.000 de terneros. ”Esto quiere decir que crecimos el 1% e indica que el stock y el recurso ganadero se está mostrando saludable", consideró el funcionario nacional.

Cupos de exportación

Todos estos datos son observados por la industria frigorífica, que mes a mes propone ampliar los cupos habilitados para la exportación de carne. Al ser consultado por este tema, el jefe de Gabinete de la cartera agraria, Jorge Ruiz, explicó: “El ministro Domínguez se comprometió con medidas que se mantuvieron y que fueron fundamentales para la reposición de animales jóvenes en los rodeos. Estuvo libre la exportación de la vaca vieja (D y E), libre la de toros de descarte y todas las cuotas asignadas a países o mercados”.

“La realidad que nos muestra la Argentina es que hemos tenido dos golpes importantes, el primero fue la sequía que afectó buena parte del país, con alto impacto en el norte de Entre Rios, Chaco, Formosa y por supuesto Corrientes, lo que ocasionó pérdidas de kilos. Y lo segundo, que nadie puede desconocer, es lo que ocurrió con la guerra y el aumento que tuvo el maíz: pasó de $23 a $35 por kilo y eso desalentó en muchos casos la producción de carne”, se explayó.

Según Ruiz, conjuntamente con la industria se realiza un seguimiento semanal del mercado exportador y desde el Ministerio se observó que “los frigoríficos no están llegando a exportar la cantidad de tonelaje autorizado”. La cuota de exportación vigente es de 33.000 toneladas mensuales (exceptuando todos los cupos especiales) y el incumplimiento sería de menos del 10%.

A futuro, se abren varios interrogantes. Para determinar qué pasará con el desarrollo ganadero será imprescindible saber cuánto maíz se va a cosechar finalmente en Argentina y cómo se puede resolver uno de los problemas que plantearon los frigoríficos acerca del valor interno del novillo. La realidad indica que la disponibilidad de esos animales es compleja. Los números en los feedlots no cierran, hay mucha hacienda que fue a recría y eso explica los altos precios de algunas categorías en el mercado.

En cuanto a la venta al exterior de ganado bovino, Romero destacó que “las exportaciones se encuentran abiertas y se están atendiendo a todos los mercados”. Además, adelantó que el Domínguez se encuentra en un viaje oficial a Israel, donde se firmaría un acuerdo con la Argentina para que ese destino pase a formar parte de las cuotas especiales, lo que permitiría comercializar unas 30.000 toneladas por año con un arancel preferencial.

* Para www.ambito.com

Te puede interesar