El campo le pone nuevamente un freno al autoritarismo kirchnerista

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
T3UWTF4PGJD5TNWOPFVYKCDALA

Desde las rutas nacionales 8 y 9, principalmente, llegarán a la Capital Federal las columnas del denominado “tractorazo”. Con destino final la Plaza de Mayo (se estima para las 15), productores rurales autoconvocados marcharán en oposición al Gobierno nacional. “Estamos hartos” es una de las consignas de Ciudad Más Campo, unos de fogoneros de la marcha proveniente de la zona centro del país. Las organizaciones de la Mesa de Enlace no convocan al “tractorazo”, aunque es un hecho que varios de sus dirigentes estarán presentes.

En Casa Rosada encuadran al 23A como una manifestación política y no como una protesta sectorial. “Se trata de una marcha política y tiene que ver con otros intereses y no con defender los derechos legítimos del campo, que es un sector fundamental para el crecimiento de la Argentina. No hubo suba de retenciones. Están marchando por las dudas contra un proyecto que no conocen”, dijo el viernes la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en referencia al eventual cobro de “la renta inesperada”, en estudio por el Gobierno.

Los convocantes apelaron a las redes sociales para difundir detalles de la marcha. Junto a Campo Más Ciudad, otros actores potentes son Chacareros Unidos y la Asociación de Productores Autoconvocados, bautizada por algunos “la quinta pata gremial del campo”.

Las otras cuatro patas gremiales, se sabe, son Coninagro, la Federación Agraria, CRA y la Sociedad Rural Argentina. Desde la Mesa de Enlace se avisó que la entidad no participa de la convocatoria. Sin embargo, organizaciones de base se sumaron a la movilización. “Por el respeto a la Republica y el futuro de todos los ciudadanos, demandamos terminar con las presiones impositivas confiscatorias, recortar el desmesurado gasto público y consolidar el derecho a la propiedad privada”, dijo la Sociedad Rural de Rosario. Lo mismo la Sociedad Rural de Río Cuarto: “La SRRC dice basta”, proclamó.

La agrupación Ciudad Más Campo, que nació poco antes de que asumiera el Gobierno del Frente de Todos, emitió un comunicado que empieza exigiendo bajar el gasto público. También se afirma “vivimos mal y merecemos vivir bien” y termina con una advertencia en tono grave: “Queremos nuestro país de vuelta. Nos lo van a devolver, por las buenas o por las malas”. La agrupación informó que distribuirá diez mil ejemplares de la Constitución Nacional.

Fuentes de una de las entidades de la Mesa de Enlace confirmaron que no convocan a la marcha, más allá de compartir algunos reclamos. “Nuestros equipos técnicos están trabajando con los del ministerio de Julián Domínguez en la búsqueda de soluciones”, agregaron.

TRACTORES Y CAMIONETAS
La llegada de tractores y camionetas colapsarán por unas horas los ingresos y algunas avenidas de Buenos Aires. El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, informó el viernes: “El campo contactó a la Ciudad de Buenos Aires para avisar sobre la manifestación. Marchan un sábado para no afectar la circulación un día de semana”.

Días atrás, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, había dicho que “ni lo sueñen” cuando se le preguntó sobre los tractores llegando a la Plaza de Mayo. Pero el viernes reconoció que el Gobierno nacional “no tiene jurisdicción” sobre las calles porteñas, por lo que si Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno lo autoriza, “la Nación no tiene nada que hacer”.

 
Aníbal Fernández también expresó la opinión de la Casa Rosada sobre el tractorazo: “el campo no está pasando un mal momento, como no está pasando un mal momento buena parte de la generación de riqueza en la Argentina”, dijo. También negó que se esté ante una “nueva 125″, como sostuvo Luis Miguel Etchevehere, exministro de Cambiemos y extitular de la Sociedad Rural Argentina. Etchevehere dijo que participará del tractorazo.

“Si es contra la suba de retenciones, que no existe, no está muy claro para qué están marchando”, insistió Cerruti, en sintonía con Aníbal Fernández.

Otro vocero de la Casar Rosada fue el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien no dudó en politizar la protesta. “Ya sabemos que hay un sector del campo que es un brazo político de Juntos por el Cambio. Van a estar en contra de todo lo que hagamos, de cualquier idea”, dijo el ministro. También sostuvo que a los productores rurales “les está yendo bien, los veo todo el tiempo comprando maquinaria y bienvenido sea, me pone muy contento”. Kulfas, relacionado con la dirigencia rural en el marco del Consejo Agroindustrial Argentino, destacó que el “2021 fue el mejor año del siglo XXI en venta de producción de tractores cosechadoras y trilladoras”.

La dirigencia de Juntos por el Cambio convocó al tractorazo. Desde su cuenta de Twitter, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, escribió: “Miles de argentinos vamos a marchar este sábado en defensa de las instituciones y por un país con futuro productivo. Estamos en contra del aumento de impuestos al campo y a favor de toda la industria argentina. ¡Estamos juntos por la República!”.

Igual Ricardo López Murphy: “el 23A los argentinos apoyamos y acompañamos al campo en el tractorazo. Basta de limosnas, ¡la gente de trabajo sale a calle”, dijo, diferenciando la protesta rural del acampe de Unidad Piquetera sobre la 9 de Julio, ocurrido a principios de mes.

Los manifestantes marcharán con lo que estiman es una buena noticia: El juez federal de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, admitió el viernes tratar una la acción colectiva presentada por la Sociedad Rural de Jesús María, para que se declare la inconstitucionalidad las retenciones.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar