Alberto Fernández respaldó la renta inesperada y avanza el nuevo impuesto

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Gobierno-1024x683

El presidente Alberto Fernández respaldó este sábado la creación del aporte contributivo de la renta inesperada , un nuevo impuesto que afectará -principalmente- a los sectores productivos. Mientras tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantendrá reuniones con privados para avanzar en definiciones antes de elevar la iniciativa al Congreso. 

El Jefe de Estado cerró este sábado un precongreso provincial del Movimiento Evita que se realizó en la Universidad Nacional de San Martín. Según NA, momento de agarrar el micrófono y frente a importantes referentes sociales, Fernández se pronunció a favor de que «los que más ganan sean los que más aporten» y «quienes menos tienen reciban lo que merecen».

«Cuando llegamos al Gobierno a la economía popular le faltaban herramientas para desarrollarse» y «ahora estamos dándole esas herramientas para que pueda demostrar todo su potencial», afirmó el mandatario nacional. Además, señaló que el Gobierno nacional está enfocado en que «los que más ganan sean los que más aporten y quienes menos tienen reciban lo que merecen».

Reuniones y al Congreso
El ministro Guzmán y sus equipos técnicos se reunirán con el sector privado para definir los detalles de los lineamientos sobre los que se trabajan. Por ejemplo, dos de las definiciones claves serán ponerle números al margen de ganancias que tiene que registrarse para afrontar el gravamen. Hasta el momento, el texto dice que tiene que ser «significativo» y «anormalmente elevado».

Asimismo, desde la Casa Rosada confirmaron que el nuevo gravamen será ley por lo que deberá pasar por el Congreso de la Nación.  Hoy, esta iniciativa es sólo una «agenda de trabajo». De antemano, la oposición señaló que no apoyarán la iniciativa y se prevé que el mismo camino sigan los liberales. No obstante, el Gobierno se muestra optimista en aprobarla los próximos meses.

A quiénes alcanzaría la renta inesperada
De acuerdo a la explicación de la Casa Rosada, el aporte contributivo alcanzará a las empresas que tienen ganancias imponibles superiores a los 1.000 millones de pesos anuales. «Es una porción muy pequeña de todo el entramado de empresas. En el año 2021, tan sólo el 3,2 % de las empresas tuvo ganancias que superaron ese monto», subrayaron.

Del mismo modo, el Ejecutivo aplicará otros criterios para definir a quiénes afectará el gravamen. En las presentación, Guzmán explicó que el «aporte contributivo» alcanzará a las compañías que aumentaron sus ganancias «de manera significativa» en el año 2022 respecto del ejercicio anterior.

Además, explicaron que el margen de ganancias resultado de la venta durante el periodo de guerra en el este europeo debe ser «particularmente elevado en 2022 respecto de 2021«. En tanto, Guzmán remarcó que «si la renta inesperada se canaliza hacia la reinversión productiva, el monto de la contribución será menor«. 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar