Otra fuerte crítica de Larroque a Guzmán: “La coalición no puede ser rehén de alguien que no tiene representatividad”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
HOOVJTDRHFAWFFAOFSZW24KKMA

Los embates de dirigentes del kirchnerismo duro contra el gobierno nacional en general y Martín Guzmán en particular no cesan. Si bien últimamente todos los cuestionamientos salen de boca de Andrés “Cuervo” Larroque, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires habla en nombre de La Cámpora, Axel Kicillof, Máximo y Cristina Kirchner.

Aunque hay diferencias de fondo sobre el programa económico y social que está llevando adelante Alberto Fernández, Larroque y el cristinismo ponen el foco en la tarea de Guzmán: “Creo que cuando te digo el tiempo que se perdió, o el daño, creo que tuvimos una oportunidad excepcional. Veníamos del macrismo y de una pandemia iniciada a pocos meses del gobierno. Estaba claro que teníamos todas las condiciones para tener un shock de inversión. Sobre fines de 2020 hubo una caracterización que tiende a contraer la inversión basada en una idea de que había que frenar el dólar y la inflación. Cuando miras lo que ha ocurrido, tomamos medidas contractivas en materia de inversión social y tampoco hubo resultados en términos pragmáticos en materia económica, al menos de los que anunciaban o cuando justificaban porque se bajaba el IFE”, comenzó el funcionario bonaerense.

Y agregó: “El dato político es que perdimos las elecciones. Me parece que son bastantes cosas. Todos estamos preocupados y también en términos políticos tenemos que mirar el futuro y transitar el 2022 con buenas medidas de gestión. Esperamos una recomposición”.

Haciendo principal hincapié en la tardanza en tomar medidas, Larroque sentenció: “Ha pasado bastante tiempo. No es el día uno o los tres meses. Todos acompañamos un montón de situaciones. Pero la verdad es que lo que no puede pasar es que el jefe de la coalición sea el ministro de Economía. Es bastante extraño lo que ha ido ocurriendo y no era el espíritu original. No puede toda la coalición ser rehén que objetivamente no tiene representatividad”.

Consultado sobre el apoyo que Guzmán tiene del Presidente, Larroque espetó: “Puede ser que tenga el apoyo de Alberto Fernández, pero me parece que entonces hay una mirada muy sesgada respecto a cómo se conformó la coalición y a qué sectores hay que expresar. En todo caso es un error tener una mirada sesgada respecto a lo que tiene que representar el frente político. Si un sector que capaz tiene una mirada más moderada pretende adueñarse de todo el espacio político es un problema”.

“Hay medidas de distribución pero tienen un carácter esporádico, no se ve una transformación en términos estructurales. A veces parece que se hacen a desgano o que parecen arrancadas por los posicionamientos de los sectores internos. Esto tiene que ver con una filosofía económica que no era la que estaba en el espíritu del conjunto del frente, a sabiendas de que lo que viene soportando nuestro pueblo desde 2015 y luego con la pandemia”, completó en diálogo con radio AM 750.

Larroque también habló de las elecciones del año que viene, aunque evitó hablar de candidaturas y del rol de Cristina Kirchner: “No creo que en este momento haya que plantear escenarios electorales. Estoy concentrado en 2022, en resolver los problemas que tenemos. Sí me parece como regla que hacia futuro cualquier persona que aspire a un lugar de representación debe tener claro que no debe temerle al poder”.

Al respecto, celebró el comienzo de la institucionalización del Frente de Todos bonaerense: “Es un dato muy importante. Llevamos más de dos años de gobierno y hasta ayer no hubo señales de constituir o institucionalizar el espacio. Y es un problema. Si no se pudo avanzar a nivel nacional me parece positivo que en la provincia de Buenos Aires los diversos actores se den a esta convocatoria porque la política es encontrarse y discutir. ¿Qué estamos esperando?”.

“Lo importante es la cuestión programática. Si encontramos un funcionamiento, si el Frente puede sintetizar posiciones y transformarle la vida a la gente, no creo que haya que entrar en diseños electorales o nombres personales. Como regla general no podemos tener compañeros en lugares de decisión que le teman al poder. Mucho menos que sean agentes del poder”, añadió.

En lo que pareciera ser otro dardo para Alberto Fernández y Martín Guzmán, Larroque concluyó: “Los que estamos en lugares ejecutivos o legislativos nos postulamos o nos convocan para este tipo de responsabilidades tenemos que tener claro que no podemos caer en miradas justificatorias de lo que no se puede hacer. Estamos para hacer y resolver. Si nos la vamos a pasar la vida dando excusas capaz mejor dedicarnos a otra actividad”.

Axel Kicillof también esbozó críticas, aunque más solapadas, sobre la cuestión distributiva: “Hay crecimiento, pero sin distribución es efímero y no solo injusto. No podemos permitir que los precios internacionales que están desquiciados por la guerra fijen lo que se paga en La Matanza y el conurbano. Hay que aplicar medidas creativas y extraordinarias, muy decididas esta es la discusión que hay que dar”.

“A esto se responde no sentándose a mirar, sino tomando decisiones que tenga el respaldo de toda la fuerza política completa”, cerró en diálogo con El Destape.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar