Más de 200 intelectuales reclaman unos Estados Unidos de Europa ante el ataque ruso a Ucrania

INTERNACIONALES Por Simón DERONDA
JGCOF23XBNGVTCSQ36OLU6QEP4

“Los ciudadanos europeos estamos asustados por el regreso de la guerra al corazón de Europa. La invasión rusa de Ucrania pone al descubierto las debilidades y dependencias de la Unión Europea y sus Estados miembros, y su incapacidad para proyectar paz y estabilidad”. Así comienza el manifiesto firmado por más de 200 intelectuales y personalidades de distintas orientaciones políticas procedentes de 20 países europeos para reclamar unos Estados Unidos de Europa después del ataque ruso a Ucrania, iniciado el pasado 24 de febrero. Este documento ha sido redactado por Roberto Castaldi, Yves Bertoncini, Anna Diamantopoulou, Ulrike Guerot y Daniel Innerarity, que han querido hacer una llamada a la acción en lo que consideran “una hora decisiva para la UE”.

Las políticas energéticas y el gasto en defensa, asuntos que después del inicio de la agresión rusa a Ucrania están centrando el debate público, son dos de los temas sobre los que reflexionan los autores del manifiesto. Subrayan que “los Estados miembros de la UE gastan en defensa más del doble que Rusia, sin ninguna capacidad de disuasión significativa. Aumentar el gasto en defensa nacional al 2% solo aumentará el despilfarro, a menos que se pretenda crear una verdadera unión de defensa”. Para materializar esa unión de defensa plantean como primer paso “la puesta en marcha de una Fuerza de Despliegue Rápido de 60.000 efectivos, decidida en el Consejo Europeo de Helsinki en 1999″. Una vez activada esta fuerza, opinan que sería importante dotar al Comité Militar de la UE de una estructura integrada de mando y control, “esencial para crear y gestionar esa Fuerza de Despliegue Rápido” y que se cree “un Centro Europeo de Formación de cuadros militares para desarrollar una cultura estratégica común europea”. Subrayan que es importante mostrar cohesión a la hora de actuar: “Una defensa de la UE debe estar al servicio de una política exterior y de seguridad de la UE, por lo que requiere una unión política con una representación única de la UE en las instituciones y el ámbito internacional”.

Respecto a las políticas energéticas, que en los últimos días han marcado la esfera internacional tras producirse el corte de suministro de gas de Rusia a los Estados miembros de la UE Polonia y Bulgaria, los firmantes del manifiesto consideran que una “solución estructural” a la crisis energética “pasa por una unión energética y la aceleración de la transición verde mediante el aumento de las inversiones en fuentes renovables y eficiencia energética”. Para lograrlo, creen que se podrían tomar medidas como “una red única de energía y gas de la UE”, lo que haría que los precios de la energía se redujeran a la mitad, o “la compra conjunta de energía a terceros países, como en el caso de las vacunas”, además de instaurar una “reserva estratégica de la UE, como la de Estados Unidos”.

La unión fiscal y una política exterior única, apuntan las personalidades que suscriben el manifiesto, son imprescindibles para sostener estas políticas de energía y defensa. “Esto implica una verdadera unión política con la Comisión, como responsable del Ejecutivo federal frente al Parlamento Europeo, encargada de gestionar las nuevas políticas energética, fiscal, exterior y de defensa, acompañada de la codecisión entre el Parlamento y el Consejo y de la supresión total de la unanimidad en todo el sistema de toma de decisiones de la UE”, señalan. En mayo de 2021 la UE puso en marcha la Conferencia sobre el futuro de Europa, un foro digital y multilingüe para reflexionar y deliberar sobre la estructura comunitaria. El manifiesto destaca que “los paneles ciudadanos y las propuestas de la plataforma digital convergen en la exigencia de una Europa más unida, eficiente, social y democrática, basada en una verdadera Constitución”. Por ello, realizan un llamamiento a la Conferencia sobre el Futuro de Europa para reclamar la puesta en marcha de tres medidas: la primera, “exigir una nueva Constitución Europea que establezca una República Europea federal”; la segunda, que el Parlamento Europeo redacte y proponga una reforma integral del Tratado de la UE tras la nueva situación internacional creada por la invasión rusa de Ucrania, y en tercer lugar piden que “el Consejo Europeo decida el inicio de una nueva Convención que tome como base el proyecto del Parlamento Europeo”.

Fuente: El País

Te puede interesar