Terror en un templo evangélico de Rosario: un hombre irrumpió con un arma de juguete

POLICIALES Por Ramiro FORTIS
DDKVJA6QJZDI7FVR6XLTXK3RIA

Un momento dramático tuvo lugar el pasado sábado por la noche en la Iglesia Evangélica Misionera Argentina (IEMA) de Rosario, cuando un hombre irrumpió en el escenario con un arma mientras la pastora Mabel Silvestri ofrecía su sermón. Luego de unos minutos, los fieles redujeron al hombre y le quitaron el arma, que resultó ser una réplica.

La escena quedó filmada por el canal evangélico Luz, que transmitía el sermón por Youtube, donde se ve al hombre apuntándole a uno de los fieles que intentó frenarlo. Luego, el fiel se acercó al micrófono, pidió calma y que todos permanezcan sentados. Según la estimación hecha por la Policía de Santa Fe, había unas tres mil personas en el interior del templo en ese momento.

 
Un dato no menor es que la situación tuvo lugar a escasos metros de Boulevard Oroño y 27 de Febrero, donde se desarrollan los Juegos Suramericanos de la Juventud, para el cual se montó un gran operativo con fuerzas de seguridad y de control municipal. A mediados de la semana pasada, a pocas cuadras de esa esquina, un hombre fue baleado en la cabeza por dos delincuentes que robaron su auto, que luego fue incendiado en un descampado. El sospechoso fue aprehendido por la Brigada Motorizada. Se llama Leonel Marcos P., de 32 años. Quedó a disposición de la unidad fiscal de Flagrancia en turno.

“Fue un momento difícil, no es alguien que conocemos ni que tenga que ver con nuestra congregación. Lo que fue muy impresionante es cómo actuaron algunos, yo traté de alcanzarlo, pero rápidamente hubo gente que se le puso delante. Aparentemente es alguien con un delirio, repetía cosas que tenían que ver con el 2024, decía que tenía un mapa y quería hacer conocer un mensaje”, dijo este lunes en Radio 2 el pastor Pablo Silvestri, uno de los directores de la Iglesia Evangélica Misionera.

El pastor Silvestri agregó: “Espero que esto no nos haga modificar nuestra forma de trabajar. Nosotros tenemos cuatro servicios por fin de semana de entre dos mil y 2500 personas cada uno. Hay gente que ingresa permanentemente y a nosotros nos interesa que ingrese gente que no conocemos. Es parte de nuestro trabajo”.

“No queremos transformarnos en gente que está sospechando. No es la idea. Nosotros recibimos gente que viene herida, que está lastimada, que es resistida en muchos lugares, gente con problemas con el delito. Nosotros no pedimos un prontuario para recibirlos. A esta persona se le preservó su integridad, ojalá se pueda poner bien”, sostuvo.

Según fuentes cercanas al expediente, el sospechoso fue alojado no en una celda: se encuentra internado en un hospital rosarino, en una aparente crisis de salud mental.

Fuente: Infobae

Te puede interesar