Nuevo ataque del kirchnerismo al área económica del Gobierno: “Lo de Guzmán es malo”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
NU2TQWQLGNFGRP4FK6A5VZWB7M

El ex vicepresidente Amado Boudou volvió hoy a criticar de manera directa al ministro de Economía, Martín Guzmán, en línea con los cuestionamientos que el kirchnerismo -y la propia Cristina Kirchner- realiza de manera sistemática en las últimas semanas. En esta línea, aseguró que “es malo” el desempeño del funcionario y sostuvo que “sin cambios estructurales es difícil que se avance”.

Para argumentar su crítica, Boudou hizo foco en la segmentación de las tarifas de los servicios públicas que pretende implementar el área económica del Gobierno. “¿Te parece que en la Argentina no han crecido demasiado los precios de las tarifas en tiempo de (Mauricio) Macri para que hoy estennos discutiendo si las tenemos que aumentar o no? La segmentación es un Caballo de Troya”, afirmó el ex funcionario a radio 10.

En otro pasaje de la entrevista, criticó la presencia de Guzmán en la reunión con dirigentes políticos convocada por los empresarios más importantes del país en el hotel Llao Llao de Bariloche. “Tenés 10 puntos de crecimiento y sacase a solo el 4% de la pobreza, esto pasa porque en la base del modelo hay un problema distributivo”, agregó.

Durante la semana, Boudou ya había criticado muy fuerte al Gobierno. Fue en Rosario , durante la presentación de su agrupación política, “Soberanxs”, junto a Alicia Castro y Gabriel Mariotto. “No me da ninguna alegría que al ministro de Economía le tomen examen los dueños del sistema”, fue una de las definiciones más destacadas del ex compañero de fórmula de Cristina Kirchner en aquel momento.

Con un público afín y militante, Boudou repasó distintos temas de la agenda nacional y puntualizó en la política económica a cargo de Guzmán, sobre la que manifestó que “no puede ser un objetivo que el superávit fiscal o el desendeudamiento, son herramientas”. “El objetivo es la grandeza de la patria y la felicidad del pueblo”, remarcó durante la actividad, en la que pidió “cambios en cómo pensamos las política”, sobre la que se ha puesto a “las vidas, las necesidades y deseos alrededor de la economía”.

“Queremos proponer algo más viejo que la escarapela, que es organizar la sociedad alrededor de los seres humanos y alrededor del planeta. No son solo palabras, es algo que podemos hacer y hemos hecho en otros momentos”, desafió.

A lo largo de su intervención, el ex vicepresidente también había criticado la presencia de Guzmán en el encuentro con empresarios en el hotel Llao Llao.

“En el Llao Llao estaban los dueños del sistema económico tomándole examen a la política y dándole instrucciones. No me da ninguna alegría que el ministro de Economía de nuestro gobierno haya ido ahí a que le tomen examen, y que tenga que dar explicaciones si su Presidente no hubiera surgido de las mayorías del voto popular”, afirmó Boudou. Y destacó: “Ese no era un acto institucional, no era diálogo. Era un grupo de poder tomándole examen a la política, es pensar el sistema económico y social argentino por fuera de la democracia”.

Además, lamentó que en “nuestro país los trabajadores formales no les alcanza para llegar a fin de mes” y que se alcancen “niveles de pobreza y violencia que parecían imposibles”. “Este sistema los hizo posibles, no fue el peronismo o el populismo, fueron las políticas de exclusión social y que pusieron a la economía en el centro y la humanidad alrededor”, dijo. “Se ha triplicado la productividad del trabajo y cada vez trabajan menos personas remuneradamente. Y los salarios están estancados, alguien se esta llevando esa diferencia”, sostuvo.

En su intervención, volvió a manifestarse en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre el que advirtió que “es inflacionario”. “Además de ser un mal acuerdo, tenemos un acuerdo que se monta sobre una dinámica inflacionaria que Macri puso en funcionamiento, al que se sumó altas tasas de interés, una inflación atada al dólar y que aumenten las tarifas de los servicios públicos. Ese acuerdo es la semilla de más inflación”, remarcó.

Y concluyó: “Hay que hablar de un rumbo económico y social, porque van de la mano. La idea de Soberanos tiene que ver con eso, es la disputa del centro y la periferia. Si vamos a ser un país exportador de materias primas y comprador de productos terminados, con muy poquitos puestos de trabajos, o si, como propuso el peronismo desde su inicio, un proceso de industrialización que nos permita tener independencia económica”.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar