Tras el discurso de Cristina Kirchner, Eduardo “Wado” de Pedro y Jorge Capitanich se mostraron juntos en un acto

POLÍTICA Por Brenda Struminger*
CC7AR3UFAVC5FFFM64ZNCVEYXU

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el gobernador de Chaco, Jorge “Coqui” Capitanich, los principales dirigentes del kirchnerismo con aspiraciones electorales para 2023, se mostraron juntos este martes, entre muestras de complicidad, risas, y apretones de manos, mientras crecen las especulaciones sobre sus posibles candidaturas a presidente y/o gobernador de la provincia de Buenos Aires. Especialmente después del discurso de Cristina Kirchner en Resistencia, que generó una serie de lecturas, al interior del espacio, enfocadas en las proyecciones del armado de listas.

Los reunió un cónclave en el CCK para hacer un balance de los programas conocidos como Provincias 1 y Provincias 2, que maneja De Pedro, con decenas de funcionarios de las carteras económicas, financieras y de modernización de las provincias. Se realizó cuatro días después del discurso que brindó Cristina Kirchner, justamente en Chaco, y que fue interpretado puertas adentro del kirchnerismo como una señal favorable a Capitanich, que ya expresó sus aspiraciones ir por el sillón de Rivadavia el año que viene. En su mensaje, la Vicepresidenta tambien aludió a De Pedro -que no estaba presente- con una sonrisa y un sugestivo comentario que algunos, en La Cámpora, leyeron como una forma de “frenarle el carro” mientras levanta el perfil -por ejemplo, con sus giras internacionales, que en dos meses lo llevaron a España, a Italia y a Israel. Es una mirada que en sus oficinas, con despreocupación, desechan, y que consideran como una “sobreinterpretación”.

“Voy a cometer una infidencia. Me acuerdo que el Presidente quería llevar de Jefe de Gabinete a Wado de Pedro, actual ministro del Interior. Wado es un excelente funcionario mío, fue Secretario General, el coautor del Bicentenario junto conmigo, pero (le dije), ‘creo que le falta, tal vez en el Ministerio del Interior puede ayudar más. Y a la luz de los acontecimientos, no me equivoqué”, había dicho la Vicepresidenta desde la Universidad Austral, en Resistencia, con Capitanich sentado en la primera fila. En Interior dijeron que fue “la descripción de una circunstancia, donde ella quería dejar en claro que le había dado total libertad a Alberto para armar su gobierno”.

En el auditorio el sexto piso del edificio donde solía funcionar el Correo se encontraba el senador provincial y dirigente histórico del peronismo del interior, Francisco “Paco” Durañona, que pocos días atrás había deslizado que “una buena fórmula sería Capitanich como Presidente y Wado de Pedro como gobernador”.

En los entornos del ministro político y el gobernador negaron que el acto -donde se sentaron en el centro del escenario, uno pegado al otro- haya sido una forma de mostrar unidad en la -aún incipiente- interna del kirchnerismo; o de reflejar una eventual “fórmula” para la Nación y la Provincia. Remarcaron que el encuentro había sido organizado con anterioridad al discurso de Cristina Kirchner; y señalaron que estuvieron representadas todas las regiones del país -participaron también los mandatarios provinciales de Santa Fe, Omar Perotti; de Río Negro, Arabela Carreras; y de Neuquén, Omar Gutiérrez-. Si bien ambos se perfilan como precandidatos, suelen remarcar que tienen una “excelente relación” histórica, que prosperó en los últimos dos años gracias a sus respectivos roles.

Capitanich, ex jefe de Gabinete durante el segundo mandato cristinista, viaja a Buenos Aires prácticamente una vez por semana y visita a menudo la Casa Rosada para encontrarse con De Pedro o Alberto Fernández. Alfil de la Vicepresidenta, recientemente implementó la institucionalización del Frente de Todos en su provincia, uno de los reclamos del kirchnerismo al Presidente. La iniciativa política hizo ruido en el ala moderada del Gobierno, al ser considerada como un modo de presión, cuando el jefe de Estado ya dejó en claro que no tiene planeado crear la “mesa de discusión” que le exigen. Sobre todo desde que empezó a agravarse el conflicto oficialista a partir de que La Cámpora empezara a proferir on the record el malestar con la gestión nacional que venía manifestando por lo bajo desde hace largos meses.

Cerca de De Pedro dijeron que el ministro del Interior se enfoca exclusivamente en administrar su cartera y que no hablará de candidaturas ni de los dirigentes con aspiraciones electorales dentro kirchnerismo ni de la creciente disputa con el albertismo. De hecho, hoy pareció intentar poner paños fríos a la ola de cruces de los últimos días, que tuvo sus últimas expresiones con las respuestas de los ministros de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Economía, Martín Guzmán, los popes del Gabinete Económico y principales focos de las críticas de la Vicepresidenta, el viernes pasado; y con la entrevista explosiva que brindó Alberto Fernández a El País de España el primer día de su gira por Europa.

Ayer, en el CCK, “Wado”, que cultiva un perfil moderado -en contraste con la presentación de su renuncia, después de las PASO-, mencionó dos veces a Alberto Fernández y, a diferencia de Cristina Kirchner, lo reivindicó, al recordar que “cuando el Presidente asumió, lo hizo con un fuerte compromiso de que el gobierno iba a ser federal” y asegurar que en interior pensaron “cuáles eran las necesidades y qué podíamos aportar a ese plan”. También elogió repetidamente a Capitanich.

Hoy, De Pedro estará en La Rioja, donde lo recibirá el gobernador Ricardo Quintela, de buena relación con Alberto Fernández, y luego irá al “Silicon Valley de Misiones”, como se llama al polo de desarrollos informáticos que se impulsa en tierras del peronista Oscar Herrera Ahuad. Capitanich, por su parte, partirá rumbo a Chile para reunirse con los ministros de Justicia y Derechos Humanos y de Obras Públicas del recién asumido Gabriel Boric. Es su segunda actividad internacional de las últimas semanas, luego de su visita a Washington para encontrarse con empresarios y buscar financiamiento para proyectos regionales, hace dos semanas. Tanto “Coqui” como De Pedro cultivan el posicionamiento internacional. Pero a la hora de hablar de candidaturas, por el momento prefieren mantener en vilo a quien les consulte.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar