Pullaro ya candidato tiene como único objetivo "desnudar" a Omar Perotti

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
1652186146475

El diputado radical del NEO Maximiliano Pullaro fue uno de los primeros en anotarse en la disputa por la gobernación y quiere ser el candidato detrás de quien se encolumne todo el arco no peronista. Sin embargo, ya olfatea que el camino no será llano y cree que antes deberá superar una triple interna que tendrá al intendente de Rosario, Pablo Javkin, desde el partido CREO, y a la senadora Carolina Losada, de la tribu radical MAR, como competidores.

El primero ya adelantó públicamente sus ganas de competir y  -como Pullaro –inició una seguidilla de actos con sustancia electoral, mientras que Losada desconcertó en los últimos meses con una agenda que la posicionaba más en la Nación que en la provincia. Pero el fin de semana pasado marcó la cancha nuevamente con un video que distribuyó por redes sociales, en el que muestra que sigue con ganas de llegar a la Casa Gris para conducir y no en un rol de vice.

Por eso, el exministro de Seguridad está muy atento a cómo se mueven los números de las encuestas. La progresión propia le marca que hoy su intención de votos está en 14 puntos, dos arriba respecto de las elecciones intermedias del año pasado, en las que quedó segundo detrás de Losada, y espera elevar la cifra a 18 puntos para septiembre. En esa línea, en el entorno de Pullaro sostienen que el diálogo es abierto con todos los espacios y que las conversaciones se mueven en todas las direcciones en busca de acuerdos.

Con el PRO, por ejemplo, la sintonía es muy buena y Gabriel Chumpitaz – con quién se alió para las PASO de 2021 – se perfila a ser su candidato en la ciudad de Rosario. Con el socialismo, el escenario es más complejo y sostiene un equilibrio tras una época de enfriamiento el año pasado, cuando abandonó orgánicamente en la Cámara de Diputados al Frente Progresista para dar el salto a Juntos por el Cambio.

Algunas de las señales positivas más recientes fueron el acuerdo con el PS para que Pablo Farías continúe en la presidencia de la Cámara baja y la presencia de la plana mayor socialista en la asunción de Felipe Michlig en la presidencia de la UCR provincial. El pasado lunes, Pullaro estuvo ausente en el homenaje al exgobernador Miguel Lifschitz, al cumplirse un año de su fallecimiento pero fue un faltazo con aviso. El diputado anticipó que estaba invitado a una cena de la Fundación Libertad en Buenos Aires, de la que también participó Losada. En las últimas semanas, el radical intentó apurar definiciones del PS para construir un frente opositor amplio, pero el socialismo puso un freno. Y es que el partido de la rosa todavía no tiene saldada esa discusión internamente. El plazo máximo para esas definiciones, creen desde el pullarismo, será noviembre.

La otra pata del armado del diputado radical es hacia adentro de la UCR, donde apuesta a cerrar rápido un acuerdo con el sector Universidad comandado por el exintendente santafesino José Corral y la concejala Adriana Chuchi Molina. La sintonía entre ambos sectores se afinó con una alianza para las elecciones internas de la UCR La Capital y el dialogo quedó aceitado. Sin embargo, la sociedad podría llegar a generar muchas fricciones con el PS porque el corralismo es la oposición y la competencia más directa de Emilio Jatón, el intendente santafesino que tributa para el PS. En la capital provincial, Pullaro tiene, además, otro sector radical en competencia que es el del exintendente Mario Barletta, quien hasta ahora se movió más cerca del rosarino Javkin.

 En el escenario de interna de tercios, Pullaro siente que tuvo algunas últimas semanas en las que sumó ventajas. La estrategia para la escalada es posicionarse como el principal opositor al gobierno de Omar Perotti, mostrar músculo militante en los barrios de los grandes conglomerados de Santa Fe y Rosario, respaldo de la dirigencia nacional y expansión territorial del sector NEO, que garanticen capacidad ejecutiva. Pero también tiene que negociar la mayor cantidad de apoyos posibles que le permitan achicar las distancias porcentuales que lo dejaron segundo en las PASO. La competencia es mucha y el recorrido al cierre de alianzas todavía está lejos de ser allanado.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Gabriela Albanessi

Te puede interesar