De película: el plan de Perotti para combatir el narcocrimen con Macron y el FBI

POLÍTICA 25 de mayo de 2022 Por Facundo BORREGO*
1653413126271

El gobernador Omar Perotti prueba con una nueva pieza para luchar contra el narcotráfico, una problemática cada vez más resbalosa para su gestión. Días atrás, firmó el decreto de creación de un grupo policial de élite destinado a investigar el crimen organizado que articulará causas con las justicias provincial y la federal. Es una suerte de líbero judicial en momentos en que hay una fuerte discusión por las atribuciones en el combate del delito. El plus a la llamada Unidad Especial de Investigación del Crimen Organizado se lo dará el cinematográfico Federal Bureau of Investigations (FBI) de Estados Unidos, que, si llega a un acuerdo con la provincia, aportará capacitación y métodos de selección de personal. 

 

Acorralado por la violencia que desatan las organizaciones criminales en Rosario y por la necesidad de logros en un tema que tomó como central desde su campaña, el gobernador hace una apuesta creando, a través del decreto N° 669 del 29 de abril, esta unidad desde el corazón del Ministerio de Seguridad. Es un intento de sumar, desde el Ejecutivo, una herramienta a la justicia y no reducirse al poder de choque o despliegue operativo de la policía. Sin embargo, evitó empuñarla como la solución al espiral de violencia. En parte, hay algo de reparo de no escupir para arriba en un tema tan complejo y con una oposición que, si bien acompaña con responsabilidad en los últimos meses, está al acecho del talón de Aquiles del gobernador.

 

La propuesta surgió del subsecretario de Investigación Criminal de la cartera provincial de Seguridad, Andrés Rolandelli, quien cifra el éxito de la iniciativa en la especialización del personal. De allí surge la idea de que el FBI apuntale los lineamientos de la unidad especial. 

 

Meses atrás hubo una cumbre en Uruguay para el Mercosur vinculada a la investigación criminal con la participación de organismos internacionales, algunos de Estados Unidos y también la Interpol. Rolandelli estuvo presente, se trajo algunas ideas y aprovechó los esquemas de colaboraciones que Santa Fe tenía con la embajada de Estados Unidos para darles forma.

 

En febrero, hubo una reunión pública de Perotti, integrantes del gabinete y el consejero político adjunto de la Embajada de EE.UU. en Argentina, James O'Mealia, y el asesor especialista en criminalidad organizada de la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL), Jérémie Swinnen. Acordaron la capacitación para policías y para operadores del sistema judicial, una fuerte apuesta en un ámbito corporativo.

 

“La idea concreta a refrendar en un convenio es que el FBI sea la institución rectora que ayude a la formación y al reclutamiento de integrantes de la unidad”, sostuvo  Rolandelli, de quien dependerá la estructura de unos 30 agentes, todos con rango policial, además de un jefe de unidad que será el subcomisario Maximiliano Bortolotti, quien estuvo al mando de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y detuvo personalmente al acusado de narcotraficante Esteban Alvarado en un operativo secreto. 

Aprovechando una escala de su reciente viaje a Medio Oriente, Perotti estuvo en Francia, donde fue recibido por autoridades de la Gendarmería local que le brindaron detalles sobre la reforma de seguridad implementada por el gobierno de ese país en prevención de delitos complejos. La fuerza podría sumarse a las tareas de capacitación de la nueva unidad. 

Aprovechando una escala de su reciente viaje a Medio Oriente, Perotti estuvo en Francia, donde fue recibido por autoridades de la Gendarmería local que le brindaron detalles sobre la reforma de seguridad implementada por el gobierno de ese país en prevención de delitos complejos. La fuerza podría sumarse a las tareas de capacitación de la nueva unidad. 

 *Para Letra P

Te puede interesar