Cuándo podría haber "un cimbronazo con el precio del dólar", según conocido experto

ECONOMÍA 26 de mayo de 2022 Por Mariano Jaimovich*
536095

La economía se encuentra en una tensa calma brindada por el paraguas que otorga el acuerdo con el Fondo Monetario y la plena temporada alta de liquidación de los dólares del campo, pero los analistas miran más allá de junio sobre qué puede pasar con el precio del billete estadounidense.  

"A partir del tercer trimestre, no hay oferta genuina de dólares y, por lo tanto, puede producirse un cimbronazo cambiario", advierte Ariel Coremberg, economista y docente de universidades como UBA, UCEMA y UDESA, quien dialogó con iProfesional.

-En medio de una inflación tan alta, ¿qué opina que puede ocurrir con la economía?
-En este momento la Argentina está entrando en un régimen de alta inflación, de tal manera que la duración de todos los contratos de la economía se están reduciendo porque no hay una política económica con dirección cierta. Entonces, lo que se está tratando de hacer, tanto a nivel oficial como desde los distintos sectores productivos y sindicales, es adaptarse a ese régimen precios al alza.

-¿En qué consiste este régimen de alta inflación?
-El régimen de alta inflación consiste en una mayor imprevisibilidad del incremento de los precios, que complica tratar de acotar o reducir este movimiento, y el impacto que produce sobre el poder adquisitivo tanto del salario como de la facturación real de las empresas.

Es decir, las firmas y los asalariados, a través de los sindicatos, negocian salarios y ajustan precios cada vez con mayor rapidez. Esa es la característica principal: tratar de ajustar los contratos a una duración más corta y revisiones más frecuentes.

Por otra parte, las autoridades, desde el punto de vista fiscal, están tratando de adaptarse a ese régimen de alta inflación en lugar de morigerarlo, a la hora de ajustar más frecuentemente la base impositiva de ganancias. Esto, quizás en el muy cercano tiempo, tendrá impacto en el resto de los mercados de alquileres y algunos otros contratos. Por lo que estamos entrando en una inercia inflacionaria muy peligrosa, reitero, muy peligrosa.

-¿Cómo puede impactar esto en el precio del dólar?
-A los fines de evitar que los argentinos profundicen la huida del dinero del peso hacia el dólar, lo único que le quedaría en este momento al Gobierno, son ajustes muy moderados sobre las tarifas y sobre el tipo de cambio para que no impacten en la inflación.

Sin embargo, no habría ningún beneficio respecto de la adecuación del dinero emitido con relación a las reservas disponibles que tiene Argentina.

Todo esto se debe a que, aparentemente, el Gobierno no tiene incentivos para implementar un plan de estabilización consistente, por la diarquía y polaridad de la conducción económica entre el Ministro de Economía y el Presidente, por un lado, y por otra parte por los líderes partidarios del Instituto Patria.

-¿Qué opciones existen para que el argentino no piense en dólares?
-A partir de que termine la liquidación de la cosecha gruesa del campo, que es el verdadero financiamiento de la demanda de dólares de los argentinos, y que la misma continúe estando desatada, quedan dos opciones para el Gobierno para evitar la huida más profunda del peso argentino hacia el dólar.

La primera de ellas es ofrecer depósitos indexados a menos de 90 días, como sucedió en el régimen de alta inflación de los ´80, que en el extremo fueron depósitos indexados a 7 días y, lamentablemente, terminó en un Plan Bonex.

O bien, la segunda alternativa es acelerar, inevitablemente, el ajuste del tipo de cambio oficial, para sincerarlo a los tipos de cambios alternativos, dado que el país se quedó sin reservas.

-¿Cuál es el panorama para el precio del dólar después de junio cuando termina la liquidación de la cosecha gruesa?
-La cosecha de cereales y oleaginosas, dado que hubo buen clima y los rindes fueron importantes, permitió morigerar los efectos que hubiesen ocurrido por una mayor demanda de dólares de los argentinos por la huida del dinero, con una oferta renovada de divisas.

Estacionalmente, a partir del tercer trimestre, no hay oferta genuina de dólares y, por lo tanto, puede producirse un cimbronazo cambiario.

-¿Y cómo se frena este cimbronazo cambiario?
-Como la tasa de interés tampoco ajustó lo suficiente como para evitar que el argentino vaya al dólar, la única alternativa para impedir un cimbronazo tarifario y del tipo de cambio es, quizás para este tipo de gobierno, ofrecer los depósitos indexados a menor frecuencia que a los 90 días, como hoy se ofrecen con los UVA.

Pero se debe recordar que el resto de los contratos de la economía se están indexando cada vez de forma más frecuentemente, a menos de 6 meses, pasando ahora a ajustando de forma trimestral y, quizás en un futuro, a una frecuencia mensual. Y por qué no semanal.

La verdad que la economía está por sufrir una espiralización inflacionaria impactando de forma inevitable en los salarios, ya que sólo logran indexarse con importantes rezagos.

En síntesis, tenemos una economía que se adapta a un régimen de alta inflación, pero que no se orienta a solucionarlo.-

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar