El Gobierno busca bajar faltantes de productos de Precios Cuidados en los supermercados y prometió a las alimenticias que podrán exportar más

ECONOMÍA 03 de junio de 2022 Por Mariano Boettner*
L6BMIO3VQNBABCZTGNODPJ7FOY

El secretario de Comercio Interior Guillermo Hang tuvo este miércoles su primera reunión con empresas alimenticias en las que se discutió sobre el formato de la próxima etapa de Precios Cuidados, de la oportunidad que se les presenta a las compañías del sector para aumentar sus exportaciones en medio de la guerra en Ucrania y sobre el reclamo ejecutivo sobre el flujo de dólares para importar insumos.

Tras los primeros encuentros del nuevo funcionario con empresarios molineros y aceiteros para delinear los pasos a seguir de los dos fideicomisos vigentes, Hang tuvo un primer cara a cara con ejecutivos de consumo masivo, entre los que estuvieron el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) Daniel Funes de Rioja y otros directivos de esa entidad.

Uno de los temas en análisis fue la próxima etapa del programa Precios Cuidados, que debería renovarse el próximo 7 de julio y que podría tener algunos cambios en relación con el diseño actual, que incluye 1.400 productos con aumentos muy por debajo de la inflación acumulada. En el Ministerio de Economía creen que la brecha entre el precio de los bienes incluidos en esa canasta y los que permanecen afuera le quita efectividad a Precios Cuidados como referencia y que puede afectar el nivel de abastecimiento en las góndolas.

Según explicaron fuentes oficiales a Infobae, de todas formas, en los dos lados de la mesa “coincidieron en la importancia de la continuidad del programa”. “Durante el encuentro, se discutieron alternativas para potenciar y garantizar el abastecimiento en el marco del programa”, afirmaron. Los empresarios concedieron que ese programa “funciona bien” y que “es necesario mantenerlo”. Otros esquemas de control de precios fueron más cuestionados por los empresarios, como el congelamiento al comienzo de la pandemia y al inicio de la gestión de Roberto Feletti.

Los faltantes en las góndolas es una de las cuestiones que se tornaron más urgentes respecto a Precios Cuidados. En los despachos oficiales reconocen que mientras el porcentaje histórico de abastecimiento de los productos incluidos en la canasta era de 75% en las grandes superficies comerciales, en los últimos meses los inspectores detectaron que esa cifra había bajado a 65% en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

El peso de Precios Cuidados en los supermercados es considerable, pero en el Gobierno saben que la mayor parte del consumo masivo no se da en ese ámbito. De acuerdo a estimaciones privadas cerca del 65% de las transacciones se hacen en comercios de cercanía, mientras que el 35% restante corresponde a grandes superficies comerciales como super e hipermercados.

Hay algunas opciones sobre la mesa para la próxima etapa de Precios Cuidados, según dejaron trascender desde el sector privado. Una de ellas es acelerar la actualización de precios de esa canasta para achicar esa brecha con el resto de la oferta en la góndola. Habrá en adelante más reuniones con empresas de manera individual para empezar a perfilar cómo quedará configurado Precios Cuidados.

Un reclamo empresario que se coló en la reunión y que forma parte de la lista principal de preocupaciones del sector industrial es la disponibilidad de divisas para importar insumos y bienes de capital para mantener o incrementar la capacidad productora de las plantas. Según datos oficiales, la industria alimenticia tiene un nivel de capacidad instalada en utilización del 64,4%, por debajo del promedio fabril nacional.

“Durante el encuentro, también se dialogó sobre el trabajo que viene realizando la Secretaría de Comercio junto al Banco Central y la secretaría de política tributaria del Ministerio de Economía para administrar el comercio exterior y la importancia del fomento a las Economías regionales”, aseguraron fuentes oficiales.

En ese aspecto, el secretario Hang les planteó a los industriales alimenticios que el sector tiene, en un contexto global como el actual en que las cadenas de provisión de energía y de alimentos experimentarán fuertes cambios como consecuencia de la guerra en el este europeo, una oportunidad para que la Argentina pueda avanzar en un rol abastecedor de alimentos.

“El Gobierno nacional se comprometió a continuar implementando medidas para fomentar el desarrollo del sector, que empiecen a exportar aquellas que aún no lo hacen y tienen la capacidad e incrementar las exportaciones de las que ya venden afuera”, mencionaron desde el Poder Ejecutivo.

Las líneas generales de la gestión de Hang tendrán algunas continuidades respecto a la que llevaba adelante Feletti. El primer asunto que abordó el ex director del Banco Central en sus primeras horas como secretario fue la marcha de dos fideicomisos que el Gobierno busca que actúen como amortiguador de incrementos de precios internacionales, que tienen un impacto en los valores locales de los alimentos.

En ese sentido, las primeras reuniones de Hang fueron con el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Diego Cifarelli, y con el titular de Ciara (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales), Gustavo Idígoras. Con ellos revisó el funcionamiento de los fideicomisos de trigo y de aceite, según aseguraron fuentes de la industria. Los dos tienen como meta “desacoplar” los precios internacionales de las commodities a los valores que paga el consumidor.

Hang deberá, mientras termina de completar su desembarco desde el Banco Central, armar su propio gabinete. Según explicaron fuentes oficiales, muchos de los funcionarios que trabajaron bajo el ala de Feletti ya ocupaban esos lugares durante la gestión de Paula Español, la primera secretaria de Comercio Interior, por lo que especulaban que podrían continuar con Hang y Guzmán ahora al mando.

La cuestión de los precios de los alimentos volvió a formar parte de la agenda más urgente del Gobierno por el salto que tuvieron ese tipo de productos en los últimos meses. Un área de Gobierno con incidencia en política económica pero no directamente con jurisdicción sobre los programas de precios preparaba en los últimos días una propuesta para acercar a Comercio Interior en que volverá a poner sobre la mesa la posibilidad de diseñar una canasta más limitada que Precios Cuidados.

No sería la primera vez que el Poder Ejecutivo buscara alguna canasta de este tipo, como lo fue Súper Cerca, que no terminó de arrancar, aunque en este caso prevén que incluya también una convocatoria a todos los eslabones de producción de los alimentos y otros productos de consumo masivo, para poder acordar no solo el precio final en góndola sino los distintos valores que componen la cadena.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar