Ampliación de la Corte: ¿cuál es el plan detrás del proyecto que impulsan Alberto, Cristina y los gobernadores?

POLÍTICA 03 de junio de 2022 Por Pablo Sieira*
AATmovP

El presidente Alberto Fernández se subió al proyecto que impulsan los gobernadores peronistas para ampliar la Corte Suprema de Justicia a 25 miembros, el cual lo acerca a la vicepresidenta Cristina Kirchner pero oficia más como un elemento de presión hacia el máximo tribunal y la oposición, que como una iniciativa con chances reales.

Fernández recibió a 18 gobernadores, la mayoría de ellos del PJ, en la Casa Rosada para mostrar el respaldo del Gobierno al proyecto que propone nombrar en el máximo tribunal a un juez por provincia, más el presidente.

Según confirmaron fuentes del oficialismo a iProfesional, varios de esos mandatarios "ya hablaron con los senadores para mover el proyecto una vez que se envíe" al Congreso. En este sentido, confirmaron que entrará por el Senado, donde nació originalmente la idea de modificar la integración del máximo tribunal a instancias del kirchnerismo.

En efecto, los gobernadores recogieron esa idea (que proponía llevar de 5 a 15 la cantidad de jueces) y la profundizaron. Lo dieron a conocer la semana pasada a través de un comunicado difundido por el bonaerense Axel Kicillof y acompañado por 15 de sus pares.

La motivación de los mandatarios provinciales fue la inminencia del fallo de la Corte sobre la disputa entre la Nación y la Ciudad de Buenos Aires por los fondos de coparticipación que Fernández le quitó en 2020 al distrito porteño por entender que, durante la gestión de Mauricio Macri, recibió más de lo que le correspondía por el traspaso de la Policía Federal.

La ampliación de la Corte: ¿cuál es el escenario en el Congreso?

"Claramente es un gesto político, principalmente de los gobernadores, más que una intención real de modificar la Corte", confió una fuente del oficialismo a iProfesional, al tiempo que reconoció que "es difícil que se apruebe en el Congreso".

En este sentido, indicó que la avanzada por parte de los gobernadores tiene "más que ver con la histórica pelea unitarios y federales", en referencia al conflicto por los fondos coparticipables que la Corte resolvería a favor de la Ciudad -según estiman los gobernadores- y afectaría por lo tanto a las arcas provinciales.

Al respecto, fuentes del bloque oficialista del Senado deslizaron ante una consulta de este medio que la posibilidad de que la Corte falle a favor de la Ciudad "tampoco les cae nada bien a los gobernadores radicales".

Según esta versión, los mandatarios peronistas negocian con Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) para garantizar apoyo en el Congreso. En Juntos por el Cambio, según supo este medio, descartan de plano esa posibilidad por el momento, dado que abriría un conflicto grave para la relación entre el PRO y la UCR dentro de la coalición.

Otra fuente del Ejecutivo sostuvo que la iniciativa tiene buenas chances de avanzar en el Senado, donde el Frente de Todos cuenta con 35 votos propios -muchos de ellos alineados con los gobernadores que impulsan el proyecto- y cuenta con aliados como la riojana Clara Vega y la misionera Magdalena Solari.

Sin embargo, el otro aliado fundamental del oficialismo en el recinto del Senado, el rionegrino Alberto Weretilneck, puso en duda en los últimos días su apoyo.

 Weretilneck calificó el proyecto como "inviable" porque aún si se aprobara, para designar a cada juez hace falta una mayoría de dos tercios del Senado. "No se va a lograr un acuerdo", afirmó.

¿Por qué Alberto Fernández se suma a la avanzada de los gobernadores?

Mientras que distintas fuentes parlamentarias consideran que es muy difícil que el proyecto se apruebe y que, en caso de que pase el filtro del Senado tiene una alta probabilidad de trabarse en la Cámara de Diputados, Alberto Fernández hace propia la iniciativa de los mandatarios.

Hay varias razones para ello. Una es acercarse a un conjunto de gobernadores que durante las últimas semanas retomaron las reuniones en el mítico Consejo Federal de Inversiones (CFI) y desde allí filtraron críticas al rumbo del Gobierno y principalmente a la gestión del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Fue en una de esas reuniones donde surgió la idea de avanzar con este proyecto. Los impulsores son Kicillof, Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Raúl Jalil (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Uñac, (San Juan), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Gustavo Sanz (Salta), Mariano Arcioni (Chubut) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones).

El elenco era demasiado grande y el clima estaba bastante agitado como para que Alberto Fernández optara por desentenderse de una iniciativa que, para colmo, contaría con el apoyo explícito del kirchnerismo.

Y además, la pelea con el Poder Judicial es una de las pocas cosas que Alberto Fernández comparte con Cristina Kirchner. La modificación de la Corte es un factor de unidad en medio de la interna que, a pesar de los gestos de los últimos días, continúa.

 El apoyo de la Casa Rosada al proyecto de los gobernadores cumple así con un doble fin y va más allá de la posibilidad real de que finalmente se convierta en ley.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar