Patricia Bullrich con la mirada en 2023: “Hay que llamar a los que no les tiemble la mano, hay mucho cagón”

POLÍTICA 08 de junio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
IZYUOULMLBDXTDTWAGNY3XP3ZE

En medio de la interna de Juntos por el Cambio, la disputa entre el PRO y la Unión Cívica Radical, las diferentes miradas sobre hacia donde ampliar la coalición opositora, Patricia Bullrich dijo que deben convocar “a los que no les tiemble la mano” ya que “hay mucho cagón”. Además señaló que tras la salida de Matías Kulfas, “la próxima víctima” de Cristina Kirchner será el ministro de Economía, Martín Guzmán.

“Son discusiones estériles”, opinó sobre el nuevo enfrentamiento entre Mauricio Macri y Gerardo Morales que se gestó a partir de las declaraciones en las que el ex presidente afirmó que Hipólito Yrigoyen fue uno de los primeros impulsores del populismo en América Latina.

Para la titular del PRO, en lugar de estar discutiendo estas cuestiones, Juntos por el Cambio debería capitalizar la interna del Frente de Todos: “Hay que aprovechar la situación de un gobierno que se cae, que está roto, no tiene presidente, y demuestra a flor de piel sus contradicciones”. “Tenemos que unir esfuerzos e interpelar a la sociedad para que el ‘cambio’ tenga más espacio”, agregó.

Si bien Bullrich dijo que Morales “puede hablar por teléfono” con Macri en vez de hacer público su enojo, la ex ministra de Seguridad también criticó al ex mandatario: “Le dije que el problema empezó con el primer golpe militar, avalado por la Corte Suprema de Justicia de ese momento, después del gobierno de Yrigoyen; tenemos que ser más precisos porque somos aliados del radicalismo”. Más allá de que insistió con dejar atrás este tema, destacó que “Yrigoyen no fue un populista; murió humilde, pobre y sin un peso... reivindiquemos esas cosas”.

Potencial candidata el año que viene, la referente del PRO manifestó que de llegar al Poder Ejecutivo, el nuevo gobierno tendrá que “sacar a todas las personas que están en el Estado que entraron por amiguismo”. “A todas, no se puede quedar una”, enfatizó y puntualizó en echar a “los de La Cámpora” que “no tienen capacidades para estar” en el ámbito público.

Bullrich dijo que el Gobierno de Alberto Fernández puede dejarle “una bomba nuclear” a la próxima administración. De ser así, “tenemos que tener expertos que saquen los cablesitos para que la bomba no explote”. Además de “llamar a los mejores”, insistió con que se deberá convocar a dirigentes “valientes”: “Hay que llamar a los que no les tiemble la mano, hay mucho cagón”. “Pasan cuatro años y nadie se dio cuenta que estuvieron en un cargo”, señaló la intrascendencia de algunos funcionarios. “Muchos tienen miedo que les metan una demanda”, agregó.

En declaraciones a A24, vaticinó un futuro complicado, pero “esperanza sin esfuerzo, no existe”, por lo tanto “todos vamos a tener que hacer esfuerzos”.

En ese sentido, volvió a manifestarse en contra de los planes sociales y señaló que “cuando diga que no hay más planes va a ser un momento traumático”. Al respecto opinó que hay que “hablarle desde el amor, el respeto y la ciudadanía” a los que reciben asistencia del Estado y que no asisten a las manifestaciones de las agrupaciones piqueteras, para que “entiendan” la situación.

Patricia Bullrich también se refirió a la interna del Frente de Todos. Tras la salida de Matías Kulfas, la presidenta del PRO señaló que “la próxima víctima de Cristina Kirchner es (Martín) Guzmán”. “Vamos a padecer este tiempo hasta que cambiemos de gobierno, todos los días se tiran con algo. Hay que preparar el futuro y dejar que esta destrucción política se consuma porque eso le va a hacer bien a la Argentina. Tiene que haber una destrucción política” del kirchnerismo, concluyó.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar