Miguel Kiguel recomendó una "actitud más agresiva" al Banco Central

ECONOMÍA 17 de junio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
kiguel-1200jpg

El revuelo que se vivió en las últimas dos semanas en el mercado de deuda en pesos dejó a los analistas sin conclusiones unánimes. La licitación de esta semana, que prometía empezar a ordenar el panorama en base a las señales de tasa de interés que convalidara el Tesoro, tampoco brindó demasiadas pistas de lo que viene hacia adelante. Más bien pareció ratificar el mismo rumbo “gradualista” en el manejo de los rendimientos reconocidos al mercado. En ese contexto, distintos analistas de la city esperan la suba de la tasa de interés que decidirá hoy el directorio del Banco Central, aunque no hay coincidencia en las lecturas de qué impacto pueden tener en la compleja situación financiera que atraviesa el Gobierno.

Las miradas estarán puestas en la decisión del Banco Central. La disputa entre distintos sectores del gobierno por el esquema de tasas de interés viene desde hace tiempo. Mientras desde el Ministerio de Economía son más propensos a retacear subas, algunos miembros del BCRA insisten en la necesidad de dar señales algo más agresivas. Hasta ahora, se impuso el ministro Martín Guzmán. Las discusiones del mercado sobre el eventual ajuste que haga el Banco Central le ponen un piso de 200 puntos básicos a la corrección.

Santiago López Alfaro, presidente y socio de Patente Valores, estimó en diálogo con Ámbito que, si el BCRA retoca 200 puntos y deja la TNA de las Leliq en 51%, eso es consistente con una tasa efectiva de 65%. De avanzar en ese sentido, el Banco Central no cambiaría la estrategia más conservadora de modificación de tasas implementada a lo largo del año. Otros analistas consideraban que la tasa break even entre la Leliq y la Lede larga se ubica en torno de los 350 puntos básicos.

¿Qué importancia tiene la tasa? Miguel Kiguel, director de Econviews, le dijo a Ámbito que la señal de la tasa “es muy importante” por dos razones: “Primero, porque es el único instrumento efectivo que tiene el Banco Central para pelear con la inflación. Y segundo porque ayuda a controlar un poco el tipo de cambio, haciendo los pesos más tentadores”.

“De todas formas, es un momento difícil por la falta de confianza, pero seguramente sería un buen comienzo que el Banco Central tenga una actitud más agresiva que la que tuvo hasta ahora, donde las subas fueron entre 200 y 250 puntos básicos”, agregó.

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar