El momento en el que el aeropuerto de Montevideo le niega el ingreso al avión Iraní

JUDICIALES 21 de junio de 2022 Por Simón DERONDA
7CY7JIWSJZESPE672VVWJKFU4Y

Antes de quedar retenido en Buenos Aires, el avión venezolano-iraní intentó sin éxito aterrizar en Montevideo. El Gobierno uruguayo recibió información de agencias de inteligencia y decidió rechazar el ingreso de la aeronave. Ahora se conoció la conversación que mantuvieron el piloto del vuelo de Emtrasur con el controlador aéreo del Aeropuerto Internacional de Carrasco General Cesáreo Berisso.

El Ministerio de Defensa de la administración de Luis Lacalle Pou dio a conocer el audio que compartió el portal de noticias El Observador en el que quedó registrada la charla que mantuvieron uno de los pilotos con las autoridades del aeropuerto. Dura 5 minutos, 41 segundos, por momentos se entrecorta y por otros se torna incomprensible.

“There’s a problem with your permit to enter to uruguayan airspace” (”Hay un problema con su permiso para ingresar al espacio aéreo uruguayo”), se escucha decir al controlador aéreo.

Luego desde el aeropuerto de Montevideo agregaron: “Recibí la información de que no pueden ingresar hace unos minutos solamente. Estoy coordinando y ya le confirmo, en principio manténgase en órbita...”. Pasaron los segundos y el controlador aéreo le informó al piloto de Emtrasur que se encontraban “aguardando que la autoridad nos comunique a ver qué pasa con el inconveniente del permiso. Ya estamos en comunicación nosotros intentando llamar; se ve que ellos están con sus llamadas correspondientes. Ya le aviso”.

Finalmente las autoridades del aeropuerto le trasladaron la información del Gobierno de Uruguay: “El Comando de Defensa Aérea uruguayo no le autoriza el ingreso al espacio aéreo uruguayo”. “Confírmeme si retorna a Ezeiza o cuáles son sus intenciones”, consultaron.

Desde el avión pidieron al controlador aéreo uruguayo que den aviso al Aeropuerto Internacional de Ezeiza para regresar a Buenos Aires. “Estamos en comunicación con ellos; por ahora ponga rumbo a La Plata”, contesta la autoridad quien culmina la conversación informándole las condiciones meteorológicas para emprender un viaje seguro.

La aeronave de Emtrasur había intentado viajar a Uruguay para abastecerse de combustible, luego de que en Argentina Shell le cancelara de forma repentina la carga. El Gobierno de Lacalle Pou explicó que había recibido información de agencias extranjeras y decidió impedir su ingreso. Tras el rechazo, ese miércoles 8 de junio el avión quedó varado en Buenos Aires.

A su regreso de Uruguay la tripulación habría intentado negociar con YPF y AXION, a través de Marcelo Di Sanzio, la persona contratada por Emtrasur para los servicios de handling. A esa altura, las petroleras ya habían intercambiado consultas con la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Desde YPF argumentaron que no le vendieron combustible porque el avión figuraba en la lista de bienes de la Oficina de Control de Activos Financieros (OFAC), un organismo de control financiero dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Las tres empresas petroleras que operan en el aeropuerto internacional de Ezeiza fueron citadas por la Justicia Federal para determinar por qué no le vendieron combustible al avión.

Este lunes, luego de que el FBI confirmara que el piloto del avión iraní retenido en Ezeiza, Gholamreza Ghasemi, tiene contactos con el terrorismo, el ministro de Inteligencia de Paraguay, Esteban Aquino, puso en duda la identidad del copiloto.

Aquino fue uno de los primeros funcionarios en elevar sospechas sobre el vuelo que llegó a la Argentina el lunes 6 de junio y sus ocupantes. Gracias a las investigaciones realizadas por su agencia, se pudo determinar que el capitán Ghasemi es CEO de Qeshm Fair Air, una aerolínea que tuvo participación directa en diversas actividades terroristas, y no un “homónimo” como se sospechaba el gobierno argentino.

“Sabemos que esta persona ha estado transportando armamento y tecnología a Siria, desde Siria al sur del Líbano, y ahí entra Hezbollah. Serían como vuelos del terror y debemos preocuparnos“, explicó Aquino este lunes en diálogo con radio Mitre.

“¿Quiénes son los demás miembros del Consejo Directivo de Qeshm Fair Air? Por ahí nos encontramos con sorpresas. ¿Quién es el copiloto del avión? ¿Es correcto el apellido del copiloto o no? Porque sabemos que a veces cambian el nombre y cuando tienen un pasaporte aquí o allá a veces le cambian la “H”, la “J”, la “L”... es un procedimiento común a veces”, cuestionó el funcionario.

La frase alude a Mahdi Museli, copiloto del Boeing 747 de la empresa Emtrasur que está en un hangar de Ezeiza. Museli al igual que el resto de la tripulación, integrada por 14 venezolanos y 5 iraníes, se aloja en un hotel de Canning. Aquino recomendó verificar las huellas dactilares de todos los integrantes del vuelo y chequear cuidadosamente si los tripulantes son quienes dicen ser.

El jefe de los espías de Paraguay rechazó además la versión del director de la Agencia Federal de Inteligencia de la Argentina (AFI), Agustín Rossi, quien había señalado que los iraníes del Boeing estaban enseñando a pilotear el avión a los venezolanos que estaban a bordo. “Ojalá que nadie se enoje, pero no eran instructores de vuelo ni se dedican a repartir juguetes“, sentenció.

Fuente: Infobae

Te puede interesar