Aborto, armas o cambio climático: el Tribunal Supremo de EE UU gira a la derecha

INTERNACIONALES 03 de julio de 2022 Por Miguel JIMÉNEZ
PKWKSSOAITYMT7J4ESQ7SPZMH4

El año judicial recién cerrado por el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha visto aumentar la división y polarización de las sentencias. Solo el 29% de los casos se han decidido por unanimidad, según las cifras de la publicación especializada SCOTUSblog, cuyo director, James Romoser, señala que es la tasa más baja de consenso en las dos décadas que han estado calculando dicha estadística.

En cambio, han aumentado las sentencias que se deciden por seis votos a tres. Han sido 19, cerca de un tercio del total, y de ellas, 14 han reunido de un lado a los seis jueces conservadores y del otro, en un voto particular u opinión disidente, a los tres jueces progresistas.

Estas son las sentencias más destacadas de esas 14 marcadas por la polarización ideológica.

1. Aborto
Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization. 24 de junio de 2022. Seis votos a favor y tres en contra

La sentencia más polémica del curso judicial ha sido sin duda la que deroga el precedente de Roe contra Wade, que garantizaba el derecho al aborto en todo el país. El caso que ha entrado en la historia judicial y social de Estados Unidos lleva el nombre Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization. Enfrentaba a las autoridades de Misisipi con una clínica de salud reproductiva de su capital a cuenta de una ley estatal de 2018, que prohíbe la mayor parte de interrupciones después de las primeras 15 semanas de embarazo.

La decisión ha sido aplaudida por el expresidente Donald Trump, el que fue su vicepresidente, Mike Pence, y la gran mayoría de los republicanos y criticada por demócratas y feministas. La sentencia deja al albur de las legislaciones estatales la regulación sobre el aborto. Numerosos Estados se han lanzado ya a prohibirlo o restringirlo, mientras que otros se han ofrecido para que las mujeres que quieran abortar lo hagan en ellos. Es una sentencia que acentúa la división y polarización del país.

El Gobierno de Joe Biden ha propuesto regular el derecho al aborto como ley federal y está dispuesto a aplicar una excepción a las reglas del Senado para ello. Los demócratas han pedido el voto para su partido en las elecciones del 8 de noviembre para aprobar esa ley. Algunos republicanos, por contra, lo que quieren es aprobar una ley en el Congreso que prohíba el aborto en todo el país.

La reciente sentencia declara que el precedente de Roe contra Wade subraya que “la Constitución no hace ninguna referencia al aborto” y concluye que “es momento de acatar la Constitución y devolver el asunto del aborto a los representantes del pueblo”. El voto particular de los magistrados progresistas replica: “Una mujer tendrá que dar a luz al hijo de su violador o a una niña de su padre, sin importar que hacerlo destruya su vida”. Y el voto particular concurrente del magistrado conservador Clarence Thomas pide cancelar también precedentes como el del matrimonio homosexual (Obergefell contra Hodges, 2015), las relaciones entre personas del mismo sexo (Lawrence contra Texas, 2003) y la contracepción.

2. Lucha contra el cambio climático
Virginia Occidental contra la EPA. 30 de junio de 2022. Seis votos a favor y tres en contra

El Tribunal Supremo ha recortado el poder de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) para imponer límites a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. Socava así la lucha contra el cambio climático de Estados Unidos y la agenda del presidente Biden en esta materia.

La sentencia no anula ninguna restricción concreta de emisiones en vigor, sino que quita a la EPA la autoridad para imponerlas para todo el país. Eleva ese poder al Congreso, donde los demócratas no cuentan con mayoría suficiente para desatascar sus propuestas legislativas. Los jueces esgrimen la doctrina de las cuestiones importantes y concluyen que para que una agencia como la EPA pueda tomar decisiones de peso tiene que tener una delegación clara y expresa del Congreso. En opinión de la mayoría del Tribunal Supremo, lo que tiene es una delegación genérica que no basta para dictar la política medioambiental.

Los jueces progresistas ven “aterrador” que sea el Supremo el que quiera decidir sobre qué regulación excede o no las competencias de la EPA y señalan que la decisión quita al organismo “el poder para responder al reto medioambiental más acuciante de nuestro tiempo”.

3. Armas de fuego en lugares públicos
New York State Rifle & Pistol Association contra Bruen. 23 de junio. Seis votos a favor y tres en contra

Casi al tiempo que demócratas y republicanos llegaban a un acuerdo en el Congreso para imponer tímidas restricciones al uso de armas de fuego, los jueces del Supremo dictaron una sentencia que interpreta extensivamente el alcance de la Segunda Enmienda de la Constitución, que proclama “el derecho del pueblo a poseer y portar armas”. Los jueces anularon las restricciones del Estado de Nueva York a llevar armas en público pocas semanas después de las matanzas de Búfalo y Uvalde.

La ley vigente anulada, la llamada Ley Sullivan, de 1913, exigía que quienes tienen licencia de armas demuestren una causa justificada para poder portar una. La sentencia se aprobó también por seis votos a tres. El Estado de Nueva York quiere promover una ley que impida llevar armas en lugares particularmente sensibles como el transporte público o zonas de aglomeraciones, pero previsiblemente será impugnada, como lo ha sido ya la norma que impide en Washington llevar armas de fuego en el metro y los autobuses.

4. Fondos públicos para colegios religiosos
Carson contra Makin. 23 de junio de 2022. Seis votos a favor y tres en contra

El aluvión migratorio de las primeras colonias, con personas que profesaban religiones diferentes, llevó a los llamados padres fundadores de Estados Unidos a reconocer la libertad religiosa y, al tiempo, dejarla al margen de los asuntos de Gobierno. Hacer pagar impuestos a quienes profesaban una religión para usar fondos públicos en favor de otra parecía contra natura. Como señaló Jefferson, debía haber “un muro de separación” entre Iglesia y Estado.

A juicio de los jueces progresistas, el Tribunal Supremo está derribando ese muro. La mayoría sentenció que los fondos públicos empleados por el Estado de Maine para ayudar a estudiantes en un programa de becas pueden ser utilizados en colegios religiosos. Según los jueces de la mayoría, la separación entre Iglesia y Estado que exige la Constitución no se ve afectada por ello y, en cambio, dejar a los estudiantes de esos colegios al margen de las becas viola su libertad religiosa.

5. Rezar en los colegios
Kennedy contra el Distrito Escolar de Bremerton. 27 de junio de 2022. Seis votos a favor y tres en contra

Desde otra perspectiva, el Tribunal Supremo también hizo un boquete en esa separación al dar la razón al entrenador de un equipo de fútbol americano de un instituto público, que fue despedido por arrodillarse y rezar en la mitad del campo al acabar los partidos. Joseph Kennedy, que entre 2008 y 2015 ejerció como técnico auxiliar del equipo de la escuela secundaria pública de Bremerton (Washington), tenía el derecho constitucional a rezar así, acompañado de los jugadores del equipo, según el Supremo.

Los jueces progresistas interpretan que esa actitud forzaba de alguna manera a los jugadores a sumarse. Tratándose de un centro público, lo interpretaban como favorecer a una religión desde los poderes públicos. Los jueces conservadores, en cambio, consideraron que primaba la libertad de expresión y de culto y que el entrenador no podía ser despedido por ejercerla.

6. Vacunas y test en el trabajo
National Federation of Independent Business contra el Departamento de Trabajo. 13 de enero de 2022. Seis votos a favor y tres en contra

Biden contra Misuri. 13 de enero de 2022. Cinco votos a favor y cuatro en contra

El Supremo de Estados Unidos anuló en enero el plan de la Administración de Joe Biden para exigir que todos los empleados de grandes empresas se vacunasen contra la covid o se sometiesen a pruebas del virus de forma habitual para poder acudir a sus puestos de trabajo. Los seis jueces conservadores del Tribunal consideraron que el Gobierno federal no tenía competencias para establecer una medida así para todo el país. Como en el reciente caso de la EPA, los jueces consideraron que habría hecho falta una delegación de poder clara y expresa del Congreso para que la Administración pudiera hacer esa exigencia.

En cambio, en un caso diferente, pero que fue publicado en la misma fecha, Biden contra Misuri, el alto tribunal sí que aceptó la imposición de la vacuna obligatoria para el caso de los empleados de centros sanitarios que reciben fondos públicos. En esta decisión no se mantuvo la partición ideológica. El presidente del Supremo, John Roberts, y el juez Brett Kavanaugh, conservadores, se unieron a los tres jueces progresistas para salvar esta parte del plan por cinco votos a cuatro.

Otras sentencias
Además de esas seis sentencias, ha habido otras ocho en las que la opinión de los jueces se ha polarizado en función de sus líneas ideológicas. Los seis jueces nombrados por presidentes republicanos han votado a favor y los tres nombrados por demócratas, en contra. Se trata de casos de menor relevancia política y social. Entre ellos está la condena a pena de muerte para el terrorista del maratón de Boston de 2013 o la sentencia que permitía al senador Ted Cruz reembolsarse préstamos a su campaña electoral con fondos logrados después del día de la votación.

Fuente: El País

Te puede interesar