El Gobierno busca terminar con la foto de las góndolas vacías: podría multar a supermercados

ECONOMÍA 12 de julio de 2022 Por Andrés Sanguinetti*
539125

Tras haberle reclamado a las productoras alimenticias un freno a los aumentos de precios y advertirles sobre las multas que se aplicarán por la falta de abastecimiento, el Gobierno ahora bajará la misma línea a los supermercados. Es decir, la de apelar a la responsabilidad, que se traduce en dos objetivos como son lograr el normal abastecimiento (evitando góndolas vacías) y la tranquilidad en los precios.

El portavoz del mensaje será Daniel Scioli, quien en su carácter de ministro de Desarrollo Productivo, mantendrá un encuentro con las principales cadenas del sector para explicar las medidas con las cuales el Gobierno pretende combatir la inflación en los precios de los productos que integran la canasta de alimentos.

La idea también es la de encarar un proceso de planificación conjunta, escuchando las demandas de los grupos supermercadistas a partir de cada caso particular para poder normalizar el escenario que hoy se presenta con góndolas casi vacías y constantes aumentos de precios.

La reunión está pactada para este martes 12 de julio en horas del mediodía en la sede de Desarrollo Productivo, y también estarán presentes el secretario de Industria, Ariel Schale, y el secretario de Comercio Interior, Martín Pollera.

Se trata de los mismos funcionarios que el lunes acompañaron al ex embajador en Brasil a una reunión con directivos de las principales empresas de consumo masivo, a quienes pidió que garanticen la estabilidad de los precios y un adecuado abastecimiento en góndola.

Con una agenda similar, Scioli recibirá en su despacho a representantes de cadenas como Carrefour; Walmart; Disco; Jumbo; Día; La Anónima; Coto y de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que agrupa a los grandes jugadores de ese negocio.

En este caso, la convocatoria se da unos días después de haber circulado en los medios fotografías de góndolas vacías, incluso de productos que componen Precios Cuidados que fue extendida por otros tres meses a principios de mes pero con una canasta más acotada, de 900 artículos y no de 1.350 como venía ofreciendo hasta ahora.

Abastecimiento en problemas

Según pudo saber iProfesional, las empresas supermercadistas también llevarán una agenda de temas para debatir con Scioli, más que nada vinculados a explicar las razones de los faltantes de productos que se han observado en las últimas semanas para deslindar responsabilidades sobre esa situación.

Desde hace meses, el sector viene planteando que los proveedores retacean stock y condicionan las entregas al punto que eliminan promociones y hasta los obligan a comprar otros productos a cambio de abastecer la canasta de Precios Cuidados.

Sostienen además que los faltantes en las góndolas, incluso de ítems de Precios Cuidados, se deben a que las productoras de alimentos no abastecen a las cadenas de manera adecuada para poder vender más a los almacenes y comercios de proximidad, lejos del radar de los controles de precios y en donde no está presente el programa de Precios Cuidados.

Es más, un relevamiento sobre el programa que en abril pasado llevó a cabo el gobierno de la provincia de Buenos Aires constató que "la falta de entrega alcanza un 60% en promedio de lo pedido por las cadenas" y advirtió que "por cada 10 productos que los supermercados quieren comprar, los grandes proveedores solo les entregan cuatro".

El informe elaborado por la gestión que lidera el gobernador Axel Kiciloff también detalló los principales faltantes e identificó a las empresas que no cumplían con de manera adecuada con el abastecimiento.

"Entre los principales proveedores que limitaron el abastecimiento se encuentra Arcor, con toda su línea de mermeladas, enlatados y puré de tomate; Bagley, con sus líneas de galletitas y tostadas; Molinos Río de la Plata, con sus líneas de pastas secas y aceites; Cervecería y Maltería Quilmes, con sus líneas de aguas saborizadas y cervezas; Coca-Cola, con sus gaseosas; y Mastellone, con sus diversas variedades de leche fluida y en polvo", enfatizaba el trabajo.

Diferencias de precios

Un razonamiento que es rechazado por las empresas de consumo masivo que replican que los volúmenes son los habituales, pero que se agotan más rápido por las diferencias de precios entre canales que, en algunos casos puede llegar a superar el 40%.

También aseguran que varios de esos problemas de abastecimiento se explican por la imposibilidad de importar insumos necesarios para la fabricación de algunos artículos, escasez de envases y también la mayor fabricación de productos alternativos en nuevas marcas.

En el caso de productos afectados por las restricciones para importar se destacan aceites, café molido, bebidas, principalmente las que tienen alcohol, papel higiénico, rollos de cocina, todos relacionados con las trabas al ingreso de mercadería del exterior y a la suba del dólar.

En este contexto, desde el Gobierno recuerdan que en abril pasado las cadenas de supermercados se habían comprometido ante la Secretaría de Comercio Interior que en ese momento dirigía Roberto Feletti a rechazar listas de precios con aumentos por encima del 5% mensual, salvo excepciones muy puntuales y justificadas.

El problema ahora, dicen en el sector, es que los productores entregan listas con aumentos de hasta 10% de promedio para alimentos y de 15% para higiene personal, afectados por el efecto "incertidumbre" sobre el futuro del plan económico del Gobierno y la disparada el dólar blue, además de la complejidad que suman las medidas del Banco Central que redujeron todavía más el ya exiguo cupo para las importaciones.

Mensaje claro

De todos modos, en la reunión de este mediodía Scioli mantendrá firme el discurso oficial sobre la necesidad de limitar las subas de precios tanto en la línea de producción como en los comercios por entender que en los últimos días se detectaron incrementos en los valores de los bienes básicos fuera de lo razonable si se tiene en cuenta que las empresas deben utilizar el dólar oficial como referencia y no el paralelo que es el que viene aumentando cada vez más, mientras que el usado por las autoridades se mantiene estable.

Para el ministro de Desarrollo Productivo no hay lugar a subas "por las dudas o por especulación", mensaje que también recibirán las cadenas de supermercados durante el encuentro de este mediodía.

El razonamiento oficial también busca terminar con sectores que, según entiende Scioli, "se acostumbraron a sacar ganancias de maniobras especulativas" y conformaron así "una economía especulativa financiera".

El Ministro planteó este escenario en la reunión de este lunes ante representantes de firmas como Molinos Río de la Plata, Arcor, Mastellone, y Procter & Gamble, entre otras, a quienes aseguró que se está "trabajando codo a codo con el Banco Central y el Ministerio de Economía" para planificar y hacer un relevamiento de insumos necesarios "para no detener la recuperación industrial".

Ese día también dijo que "es fundamental trabajar en los temas que más preocupan a este sector para poder darle estabilidad a los precios".

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar