Hugo Moyano: “La marcha de la CGT es en apoyo al Gobierno”

POLÍTICA 20 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
MQXZ6KLRYNGYNMSNVMYGNIXG3A

Hugo Moyano rompió el silencio luego de varias semanas de silencio y lanzó su apoyo al gobierno nacional. Además, sorpresivamente, afirmó que la marcha que prepara la CGT para el 17 de agosto no será en contra de la administración de Alberto Fernández, sino a favor.

“La marcha va a ser en apoyo y no en contra del Gobierno Nacional. Este Gobierno mantuvo las paritarias, por eso los trabajadores lo apoyan. La actividad se está recuperando. No hubo despidos ni suspensiones y se nota que hay una reactivación, tanto en la actividad nuestra, como en otros sectores productivos”, sentenció en diálogo con Radio 10.

Y agregó: “La situación del país no es la mejor, pero tampoco es la que pintan los opositores que buscan debilitar al Gobierno; no nos olvidemos que hay una crisis que venía de arrastre. Hablamos de la guerra, de coronavirus y debemos acordarnos de la pandemia macrista, que dejó el endeudamiento más grande de la historia Argentina”.

Vale recordar que el jueves de la semana pasada, la mesa chica de la Confederación General del Trabajo (CGT) le había puesto fecha a su primera protesta en el gobierno de Alberto Fernández: será una marcha que tendrá lugar el 17 de agosto y partirá desde el Obelisco y finalizará en la Plaza de los Dos Congresos.

La organización correrá por cuenta de la central obrera, lo que significa que no quieren sumar a los movimientos sociales ni a la izquierda.

La movilización evitará la Plaza de Mayo y el Congreso para no mostrar hostilidad hacia el Presidente, la Vicepresidenta y los legisladores en medio de la disputa del Frente de Todos. Hasta donde se supo, saldrá desde el Obelisco y llegará a la Plaza de los Dos Congresos, sin pasar por la Casa Rosada ni el Parlamento.

Sin acto ni oradores, en una protesta anunciada “contra la inflación” (como si no tuviera responsables) y en favor de “un acuerdo nacional para superar la crisis socioeconómica” (como si tampoco tuviera responsables).

Curiosamente, los sectores de la CGT que hasta ahora estaban en favor de movilizarse, el moyanismo y el kirchnerismo agrupado en la Corriente Federal, faltaron a la reunión del jueves pasado en el que la mesa chica cegetista avanzó con la primera protesta de la gestión albertista. Y marcaron sus diferencias: el moyanista Omar Plaini (canillitas) dijo que “marchar contra nadie no es una buena definición” y planteó una “confrontación con el sector que define los precios”. 

Pablo Moyano, cotitular de la CGT, fue el primero que recibió a la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, con un misil en la frente: dijo que sus anuncios fueron “para los mercados y los bancos, y no para la gente”.

Esta fisura puede ser el preanuncio de nuevas tempestades en el gremialismo, pero lo que surge claramente de los últimos movimientos de la CGT es que acaba de soltarle la mano a Alberto Fernández. Nadie disimula demasiado que, en el fondo, la mayoría de la cúpula cegetista le dará un mes a Batakis para que se acomode en el puesto, pero que se está alejando del primer mandatario.

Los sindicalistas confirmaron que la marcha será debatida por el Consejo Directivo de la CGT el 21 de este mes para formalizar la decisión de ir a la protesta, y el 26 realizará un acto ante la sede de Azopardo 802 para conmemorar el 70° aniversario de la muerte de Eva Perón.

La discusión en UPCN, una semana atrás, se puso áspera cuando varios se quejaron por el esfuerzo del Gobierno en mantener los planes sociales y en evaluar el Salario Básico Universal, e incluso se cuestionó que en la Casa Rosada analicen otorgar un aumento de suma fija a todos los trabajadores, medida polémica porque se haría mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y “achataría todas las escalas salariales”. “Queremos que se mantenga el sistema de paritarias libres”, fue otra coincidencia de la dirigencia de la CGT.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar