Los jueces electorales de todo el país se reunirán para comenzar a organizar las elecciones 2023

POLÍTICA 21 de julio de 2022 Por Martín Angulo*
UQLSSSI7BX2VRKLFO6DOCCJ3EA

Falta poco más de un año para las elecciones presidenciales del 2023. En agosto serán las primeras abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) y en octubre las generales. Pero ya hay un grupo de personas que empiezan a trabajar en su organización.

Son los jueces electorales de todo el país, los encargados de su organización y control. Convocados por la Cámara Nacional Electoral, los magistrados se reunirán el próximo 11 y 12 de agosto en un hotel céntrico de la ciudad de Buenos Aires para comenzar a trabajar en las elecciones del año que viene. A esos encuentros está previsto que sean invitados otros actores centrales de los comicios, como el Ministerio del Interior y el Correo Argentino.

Así lo confirmaron a Infobae fuentes de la Cámara Electoral, integrada por los jueces Daniel Bejas, Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera. “Tenemos un temario previsto para tratar, pero es a agenda libre para que cada juez plantee lo que considere de cara al año que viene”, le dijo a este medio una de las personas que trabaja en la reunión.

“El objetivo es empezar a pasar revista a los temas centrales de la organización de la elección para que no nos agarre nada de improvisto porque siempre son muchos. Desde las cuestiones administrativas, los delitos electorales que ahora los tenemos nosotros y cómo fue la elección en pandemia”, explicó una fuente.

Los jueces electorales son los encargados en cada provincia de llevar adelante las elecciones nacionales. Tiene entre sus facultades aprobar las listas de candidatos, las boletas, intervenir en las objeciones que puedan hacer los partidos. También hacen el escrutinio definitivo y la organización de la logística del comicio.

Las elecciones legislativas del año pasado fueron atípicas. Se hicieron durante la pandemia del coronavirus. Esa situación requirió una organización especial: se votó en más escuelas para que a cada una concurra menos gente; se dispusieron elementos de higiene en cada lugar y se creó la figura del facilitador sanitario que se encargó de controlar que se cumplan los protocolos. Se dispuso, entre otras medidas, que los votantes no cierren el sobre con saliva. También se postergaron cinco semanas (las PASO se hicieron en septiembre y las generales en noviembre) para que haya más personas vacunadas y así minimizar los riesgos de contagio.

La situación sanitaria cambió y se espera que el año que viene sea todavía mejor. “Si la situación se mantiene así, muchas de las cosas que se hicieron en las elecciones en pandemia no estarán”, explicó un juez electoral. Por ejemplo, ya no será necesaria la figura del facilitador sanitario ni tampoco el kit de higiene que había en cada mesa de votación. O la obligación del uso de barbijo, que en la mayoría de las provincias ya es optativo.

Pero otras medidas que se tomaron en las elecciones del año pasado se quieren mantener. Una de ellas es que haya más lugares de votación. En los comicios de 2021 se incrementaron en dos mil respecto de 2019. Eso permitió que en cada escuela haya menos mesas (un promedio de ocho en cada una) y así menos gente. “Eso agilizó todo y vimos que hubo una mejor organización”, analizó una fuente.

También se buscará mantener una medida vinculada a las autoridades de mesa. Presidente y vice son los encargados del control en cada mesa y suele ser difícil su conformación. Se trata de ciudadanos elegidos por sorteo para esa carga pública que muchas veces no responden el telegrama de citación o directamente no se presentan. En 2021 se daba la situación que podían presentarse a cumplir la función pero pocos días antes ser diagnosticados con covid-19 o ser contacto estrecho de un positivo, por lo que no iban a poder concurrir.

Frente a eso la justicia electoral estableció un banco de suplentes por cada autoridad titular. La idea es mantener ese medida para las presidenciales del 2023 porque la experiencia marcó que así se llegó con mayor participación de las autoridades de mesa.

Parte de esos temas ya fueron hablados entre distintos jueces con la Cámara Electoral. La idea de las reuniones del 11 y 12 de agosto es profundizarlos y comenzar a sacar conclusiones de la organización para 2023.

No solo estarán los jueces electorales en la reunión. La Cámara tiene previsto también invitar a los encuentros a funcionarios del Ministerio del Interior de la Nación, a cargo de Eduardo “Wado” de Pedro, del Comando Electoral (integrado por las Fuerzas Armadas), y del Correo Argentino. Son los organismos centrales que forman parte de la organización y la logística de las elecciones. También del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) para conocer la actualización del padrón -las altas y bajas- y de la entrega de los documentos nacional de identidad.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar