Todos juntos para terminar con un peronismo que gobierna muy mal Santa Fe

POLÍTICA 24 de julio de 2022 Por TDSF
frente-de-frentes

Ni Frente progresista, ni Juntos por el Cambio. Radicales, Socialistas, casi todo el PRO, el PDP y algunos partidos más chicos, avanzan en un acuerdo de cara a las elecciones de gobernador en 2023. Con un Maximiliano Pullaro lanzado y en crecimiento, los otros sectores del radicalismo dudan en armar alternativas. El Socialismo espera la decisión del intendente de Rosario, Pablo Javkin, mientras Clara García empezó a recorrer la provincia. En el PRO admiten que, salvo una decisión muy improbable de Miguel del Sel, serán vagón de cola de las candidaturas radicales.

Ni Frente progresista, ni Juntos por el Cambio. Radicales, Socialistas, casi todo el PRO, el PDP y algunos partidos más chicos, avanzan en un acuerdo de cara a las elecciones de gobernador en 2023. Con un Maximiliano Pullaro lanzado y en crecimiento, los otros sectores del radicalismo dudan en armar alternativas. El Socialismo espera la decisión del intendente de Rosario, Pablo Javkin, mientras Clara García empezó a recorrer la provincia. En el PRO admiten que, salvo una decisión muy improbable de Miguel del Sel, serán vagón de cola de las candidaturas radicales.

El «espanto» por el acuerdo por el pago de la deuda que el Estado Nacional mantiene con la Provincia de Santa Fe, generó una foto que hace un par de meses parecía imposible conseguir. La decisión de «ceder» el 1,9% de la coparticipación al gobierno de Alberto Fernández fue la guinda del postre: Ya nadie niega que el acuerdo está cerca, y que los grandes bloques opositores de Santa Fe conformarán un Frente único para ganarle la próxima gobernación al peronismo.

La UCR picó en punta y esperan poner al primer radical en el Sillón del Brigadier, desde el retorno a la democracia en 1983. Sin duda alguna, el ex ministro de Seguridad de Miguel Lifschitz, Maximiliano Pullaro, avanzó varios casilleros y se posiciona como la gran apuesta del radicalismo y algunos sectores del PRO, con los que constituyeron alianza en las internas del JXC en las legislativas de 2021. Los otros sectores, especialmente el que conduce Julián Galdeano y tiene como figura central a Carolina Losada, esperan el movimiento de las fichas nacionales y empiezan a conversar con calma, las posibilidades de un radicalismo unido alrededor de la figura de Pullaro.

El socialismo anticipó los tiempos y ya no será «en diciembre» el anuncio. La inmensa mayoría de sus representantes ya reconocen en voz baja que «estarán adentro» del nuevo armado, y las dudas que mantienen, tienen que ver con las decisiones de ir a una mega interna con un (o una) candidato propio o aceptar por primera vez en muchos años, ser parte de un armado que los incluya sin tener a un socialista en la conducción.

En el PRO se caen las resistencias al armado que incluye a socialistas y algunas figuras. El diputado Gabriel Chumpitaz reacomodó algunas fichas y se posiciona como el referente de la voluntad de la mayoría dentro del partido, incluso contra la voluntad de Federico Angelini. El ejemplo más claro lo da la Diputada Nacional Gisela Scaglia, que, en sintonía con Chumpitaz, reclama públicamente la unidad de la oposición.

Los partidos «chicos» comenzaron a dar señales de acompañamiento: desde el PDP, pasando por las expresiones nacidas en el debate del aborto, y utilizan las visitas nacionales, como la de Miguel Pichetto, van expresando conformidad con la idea de consolidar un Frente opositor único

Desde la Coalición Cívica, buscan la manera de retroceder en las posiciones marcadas por Carrió en su último y ruidoso paso por la provincia.

Fuente: conicherep.com

Te puede interesar