A Perotti cualquier colectivo le queda bien

POLÍTICA 01 de agosto de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1659271503450

Sin duda alguna que la capacidad de "aggiornamento" de Omar Perotti es asombrosa. Estamos hablando de una persona que a lo largo de su vida política estuvo con todos, pero cuando se dice con todos es así, con todos. Basta con buscar en intenet y se lo va a encontrar a Perotti fundido en largos abrazos con Menem, Duhalde, Kirchner, Cristina y hasta con Macri. Un pragmático de la política dicen algunos, un acomodaticio dicen otros.

Nada lo aleja más al gobernador Omar Perotti que el escenario de interna permanente que cobijó (¿y cobijará?) al gobierno nacional. A más disputa feroz, más provincialismo, en la cabeza del jefe de la Casa Gris. A más conflicto, más críticas al eje AMBA. Pero en el inicio de la Era Sergio Massa, el mandatario vio una hendija. Sino no hubiera movido de la manera que movió. Ahora, ambos tiene todo un futuro para construir juntos. Con un pasado de frío a gélido, el santafesino, si ve cubiertas sus demandas, tiene en el todavía presidente de Diputados a un socio para hablar un mismo idioma.

Perotti y Massa no son ni eran aliados, para nada. En la comandancia del Frente de Todos (FdT), el gobernador priorizó un buen entendimiento con Cristina Fernández, luego (con dulce de leche y látigo, por igual) con el presidente Alberto Fernández y finalmente, tercero cómodo, con el flamante superministro.

 

Pero con el tuit que publicó este jueves por la mañana sacudió el status quo. Perotti, persona de la Región Centro, del peronismo de centro, el anti AMBA, pidió públicamente por el ingreso de Massa al gobierno. Perotti, el hiper medido y preciso en declaraciones políticas, arrancó el operativo clamor de las provincias a favor del ganador de la pulseada.

 

Una jugada de ese nivel tomó a casi toda la Casa Gris por sorpresa. Ni sus funcionarios más cercanos conocían de ante mano la jugada. En los pasillos de la casa de gobierno santafesina veían, tras bambalinas, las manos de un consultor político porteño consultado permanentemente por el gobernador.

 

Pero, a priori, Perotti se subió rápido al barco Massa porque vislumbra el nacimiento de una agenda compartida. Producción, trabajo, industria, ese triunvirato conceptual que erige la mirada política del gobernador. Al presidente, Perotti ya le había sacado todo lo que quería. Ahora tiene, con el tigrense, la chance de abrir nuevas puertas.

 

Perotti y Massa no acumulan una relación fluida. Van un par de ejemplos: no hay massistas en el primer y segundo anillo de gobierno en Santa Fe. Hay más renovadores y renovadoras santafesinas en la Casa Rosada que en la Gris. En el 2021, además, terminaron enfrentados: en cuestión de horas, tras reunirse en el Congreso y entibiar el vínculo, parte del massismo jugó con Agustín Rossi para rivalizar con la lista que integró Perotti.

 

No obstante, y como las blancas también juegan, el 9 de julio de 2021, en el cierre de elecciones locales en la provincia, acordaron el candidato a concejal en Rosario, el periodista Lisandro Cavatorta, quien fue acercado al gobernador por el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, delfín renovador en la Bota. A la par, en mayo de 2022 se vieron las caras para viabilizar un pedio urgente del rafaelino: el avance de una ley de justicia federal en el Congreso, con el objetivo de enfrentar al narcotráfico.

 

A pastillas, bien espaciadas en el tiempo. Con mimos y palos. Así se vincularon Perotti y Massa desde la creación del FdT. Pero cuando la soga apretó, el gobernador reconoció la capacidad del presidente de la Cámara de Diputados, como lee un massista santafesino ante la consulta de Letra P. Ante lo apremiado del asunto, el rafaelino sacó boleto en el tren Massa.

 

Casualidades del destino, en Rosario, al menos hasta hace unos días, estaba previsto para el 5 de agosto el desembarco del presidente y el propio Massa para lanzar, junto a Perotti, la vuelta del tren Rosario – Cañada de Gómez. Se verá si se confirma, pero podría ser la primera postal de una nueva sociedad.

 Fuente: Letra P, sobre una nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar