La renuncia de Massa a Diputados: la oposición criticó al Gobierno y el kirchnerismo se alineó detrás del nuevo ministro de Economía

POLÍTICA 03 de agosto de 2022 Por David Cayón*
TBOEGXRP4BAO5EJUQBLJRZLQYA

Sergio Massa se despidió de la presidencia de la Cámara de Diputados. Emocionado y acompañado de su familia —además de los militantes del Frente Renovador—, el próximo ministro de Economía derramó lágrimas en la reunión de bloque, en la de Labor Parlamentaria y se contuvo en el recinto.

Esa emoción duró hasta que comenzaron los discursos y el principal bloque opositor tomó la palabra. Desde Juntos por el Cambio, que ya habían adelantado que iban a abstenerse, resolvieron utilizar los momentos de uso de la palabra en su gran mayoría para hacer referencia al gobierno y la situación económica.

La designación de quienes fueron los oradores por parte de Juntos por el Cambio marcó el tono, En el caso del PRO no fue el presidente del bloque, Cristian Ritondo, sino que la exposición quedó en manos del diputado Waldo Wolff quien mostró enfasis en sus palabras porque es señalado como uno de los “halcones”.

“No entiendo el clima de algarabía y de relanzamiento de Gobierno”, arrancó el legislador del PRO y cosechó los primeros silbidos desde los balcones. El diputado hizo referencia a leyes que se votaron en el Congreso como por ejemplo el Memorandum con Irán e hizo referencia a los datos económicos de la gestión del Frente de Todos. “Esto es tierra arrasada, no sé por qué tanta algarabía si ustedes son parte de esta gestión. No tenemos nada que festejar, esperamos que el partido gobernante se deje de romper las instituciones”, enfatizó Wolff en sus dichos.

Extendiéndose en el tiempo establecido —5 minutos—, lo que generó las quejas del bloque del Frente de Todos y los silbidos de los invitados, Wolff miró a la diputada Cecilia Moreau y apuntó: “Le recordamos que usted hizo poner la palabra negligencia para no traer las vacunas Pfizer y que deberíamos entregar los glaciares”. Minutos más tarde, la diputada Graciela Camaño le recordó que su bloque votó a favor por el uso de la palabra negligencia.

Luego, Wolff miró a Massa, quien ya estaba ubicado en el palco de los invitados junto a Wado de Pedro, y le dijo: “Nos quieren hacer creer que son algo diferente pero ustedes son parte de este Gobierno”. Mientras tanto, Massa lo miró fijo y asintió en relación a su pertenencia.

Por el bloque de la UCR habló su presidente, el diputado Mario Negri, quien tiene una vieja relación con la diputada Moreau a quien conoce de muy joven. Luego de sumar su bloque a la abstención, el legislador repitió que faltan cuatro meses para terminar el mandato de esta presidencia en la cámara —se renueva cada año— y señaló: “Nos van a tener en estos cuatro meses bajo la nueva presidencia, trabajando. Queremos hablar de lo que le pasa a la gente y actuar con racionalidad”.

Luego, Negri tomó la línea discursiva de Juntos por el Cambio y dijo: “El bloque opositor tiene derecho a pedirles que para reordenar y buscar certidumbre no se empujen entre ustedes. Se puede caer en la tentación de creer en los salvatajes individuales o providencias de personas que llegan. Pero la historia argentina está llena de providencias y se han multiplicado por dos los fracasos. No se puede errar en el diagnóstico. Hay que tomar el toro por las astas (en alusión a la figura de Massa como ministro)”.

Por su parte, Juan Manuel López (Coalición Cívica) pidió “ser muy sobrio con las palabras y recordar que estas sesiones son momentos de enorme relevancia institucional”. Sin embargo, minutos más tarde López arremetió contra el Ejecutivo y dijo: “Tenemos un Presidente con muy poca entidad política y bajísima entidad institucional. Tenemos una Vicepresidenta encausada en varios expedientes por haber incurrido en graves delitos dolosos contra el Estado que conllevaron enriquecimiento. Es decir que atentaron contra el orden democrático”.

Luego hizo referencia a que “en estos días se habló de Ley de acefalía, de adelantamiento de elecciones”. Esto último generó un fuerte rechazo del bloque del Frente de Todos que le respondió a los gritos.

Pero el discurso más disruptivo fue el del presidente del bloque de Evolución Radical, Rodrigo de Loredo. Otro de los denominados “halcones” que articuló su discurso como suele hacerlo cada vez que toma la palabra: parece que va a apoyar pero luego abre paso a una fuerte crítica al oficialismo.

Fue así que luego de elogiar en un primer momento el rol de Massa como presidente de la Cámara de Diputados, le apuntó a su nuevo rol y le dijo que la duda que le quedaba es que no sabía si era “un hombre de Estado o un hombre que iba a apropiarse el Estado”. Esas palabras generaron las primeras recriminaciones de parte del bloque del Frente de Todos en su discurso.

Pero lo más llamativo no fue eso, sino que De Loredo aprovechó sus minutos para pedirle a Massa un “gesto y prueba” de que no llegó al cargo de ministro para ser un “administrador de la decadencia argentina”, y a partir de eso le demandó que hiciera “una renuncia explícita a cualquier aspiración para ser candidato a presidente en 2023″.

“El país necesita un plan de estabilización y de confianza y el riesgo de tener decisiones cortoplacistas, es grande. Por eso le formulo una pregunta, que me parece que sería una propuesta muy concreta: una gestualidad qué la sociedad la tomaría para bien en esta necesidad de confianza. Sería muy importante, ex presidente, que esté dispuesto a renunciar a una pretensión de candidatura para el 2023″, manifestó el legislador durante su intervención.

En ese momento de la tarde, el recinto estalló. Mientras los invitados silbaban desde los balcones, desde el bloque del oficialismo se reían y gritaban. Tanto fue así que el propio Massa mostró una sonrisa junto a De Pedro (ministro del Interior) y a Máximo Kirchner (diputado FdT) mientras intercambiaban comentarios y chistes respecto de los dichos de De Loredo.

Emoción y apoyo

En la previa a la sesión los bloques hicieron sus reuniones en las que se definieron las posturas que se llevarían luego al recinto y también los oradores. En el caso del oficialismo, además de plantear la designación de Cecilia Moreau fue el momento de la despedida Massa del bloque. “Hubo lágrimas de emoción por parte de Sergio (Massa) y de Cecilia (Moreau). También palabras de agradecimiento al bloque y desde el bloque al presidente saliente”, señalaron varios de los diputados oficialistas.

Ese apoyo que los legisladores le mostraron a Massa también se vio en el recinto y sobre todo por parte de varios de los máximos referentes del kirchnerismo.

Luego de la foto de Cristina Kirchner con el próximo ministro de Economía, algo que no sucedió ni con Martín Guzmán ni con Silvina Batakis, el kirchnerismo volvió a mostrar abiertamente el acuerdo con el líder del Frente Renovador.

Aunque llegó comenzada la sesión, Máximo Kirchner ocupó su banca y siguió con atención el discurso de despedida de Massa. Después de que terminó su discurso de despedida y se sentó en el palco de invitados, Máximo Kirchner se paró de su banca y fue directo a saludarlo.

Poco adepto a las exposiciones públicas con referentes de otros sectores del Frente de Todos, Máximo Kirchner fue el segundo que felicitó y le deseó suerte a Massa. Lo hizo a la vista de todos, dejándose fotografiar y hasta intercambió chistes cuando De Loredo le pidió a Massa que renunciara a una posible candidatura en el 2023.

En el mundo de la política, donde los gestos son todo, Máximo fue el único diputado del bloque de 118 legisladores que se paró y fue saludar al nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura.

La presencia de varios de sus máximos referentes demostró que el kirchnerismo se encolumnó. Máximo Kirchner fue el segundo en saludarlo mientras que el primero fue el ministro de Interior y hombre de Cristina Kirchner en la Casa Rosada, Eduardo Wado de Pedro. El gesto fue recíproco porque Massa bajó de la presidencia y se ubicó al lado del Ministro.

Otra imagen que también mostró que el kirchnerismo y el massimo hoy están en un buen momento fue la presencia en las gradas de varios referentes del sector que responde a la Vicepresidenta. Esto se pudo ver en los balcones del recinto: mezclados entre referentes, militantes e invitados del Frente Renovador, se destacó la presencia de la presidenta del bloque de Unidad Ciudad del Senado, Juliana Di Tullio; la vicepresidenta del interbloque del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti; y el senador Mariano Recalde. También se dejaron ver durante la tarde la titular del PAMI, Luana Volnovich; el intendente de la Matanza, Fernando Espinoza; la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y uno de los del líderes de la CGT, el sindicalista Carlos Acuña.

Sergio Massa se va de la Cámara de Diputados. Se va con el apoyo del bloque y con buena relación con una parte de Juntos por el Cambio, algo necesario para la etapa que viene. Pero, principalmente, desembarca en el Ejecutivo con el apoyo del kirchnerismo, algo que quedó plasmado en su despedida del Legislativo.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar