Una condena en Vialidad no impediría una candidatura de Cristina Kirchner, pero...

POLÍTICA 15 de agosto de 2022 Por Hernán Cappiello*
XRAZ7RLDJ5EKBOAM32SU3FIG4A

En caso de que Cristina Kirchner sea condenada en la causa de Vialidad Nacional antes de fin de año, no tendría inconvenientes legales para ser candidata en las próximas elecciones, pues esa sentencia no quedaría firme. De todos modos, una condena agravaría su horizonte judicial, porque esta sentencia impactaría en otra causa, la de Hotesur y Los Sauces, pendiente de revisión judicial.

El juicio de Vialidad está en su etapa final, el alegato del fiscal Diego Luciani concluirá el lunes 22 de agosto y lo más probable es que finalice con un pedido de dura condena. Luego alegarán las defensas y a fin de año se conocerá si la vicepresidenta es encontrada culpable o inocente.

En caso de una condena, la escala penal en la que se puede mover el fiscal para pedir pena va entre cinco y 16 años, en base a los delitos de fraude y asociación ilícita por los que se acusa. Para que esa pena se haga efectiva el fallo debe quedar firme, por lo que primero será revisado por los jueces de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal y luego por la Corte Suprema de Justicia.

La Sala IV de Casación, integrada por los jueces Javier Carbajo, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, es conocida por su agilidad para dar trámite a los expedientes, con lo que puede que efectivamente en 2023 tenga una decisión acerca de si confirma o no ese veredicto inicial.

Luego, el asunto puede llegar a la Corte mediante un recurso extraordinario o de queja y la Corte no tiene plazos para resolver. Un experimentado funcionario que lleva décadas en el máximo tribunal arriesgó que no iba a haber una sentencia de la Corte que impida la postulación de Cristina Kirchner en las elecciones de 2023. Otra fuente, en cambio, dijo que los tiempos en tribunales son parte del caso, y que no descartaba nada, pero que nada hace pensar en una decisión de firmeza antes de la fecha de las elecciones de 2023.

 
Un cargo electivo le asegura a la vicepresidenta fueros e inmunidad de arresto. De todos modos, ya cumplirá los 70 años (en febrero del año próximo), edad en la que las normas prevén que pueda pedir el beneficio del arresto domiciliario en caso de que quede firme una eventual condena más allá de 2023.

Las derivaciones de una condena
Más allá de que no entorpecería una candidatura de Cristina Kirchner, un eventual fallo condenatorio sí tendría otras consecuencias judiciales, frente al resto de las causas de corrupción que enfrenta la vicepresidenta.

Cristina Kirchner ya fue sobreseída en el caso del dólar futuro, que fue recurrido ante la Corte, pero nada hace pensar que se reabra. También fue sobreseída en el caso de la firma del memorándum con Irán, que está bajo estudio de la Sala I de la Cámara de Casación Penal, integrada por los jueces Daniel Petrone, Ana María Figueroa y Diego Barroetaveña.

Los jueces fijaron fecha para el 29 de septiembre, a las 10.30, para escuchar a la vicepresidenta, al resto de los acusados, y a la querella de la DAIA y familiares de las víctimas del atentado, con sus argumentos a favor y en contra de cerrar la causa -iniciada por la denuncia del fiscal Alberto Nisman- sin juicio oral. Hay muchas chances de que así sea.

Pero una condena en Vialidad sí podría afectar el otro caso ligado a Cristina Kirchner que tienen los mismos jueces de la Casación: Hotesur y Los Sauces. En esta causa el tribunal oral integrado por los jueces Daniel Obligado, Adrián Grünberg, con la disidencia de la jueza Adriana Palliotti, sobreseyó a Cristina Kirchner y a sus hijos -sin hacer el juicio- en las acusaciones por lavado de dinero que recibieron de Lázaro Báez y Cristóbal López.

En esta causa, la vicepresidenta y sus hijos están acusados de recibir fondos de Báez y de López, en compensación por los negocios con el Estado que les facilitaron. En el caso de Báez, la acusación se refiere a las licitaciones de obras públicas que recibió el empresario y por las que es juzgado en la causa de Vialidad.

El caso de López, el lavado de dinero se refiere a los beneficios impositivos que obtuvo el empresario con Oil Combustibles, causa por la que fue absuelto (está apelada en Casación ante los mismos jueces de Hotesur). En ese expediente fue condenado Ricardo Echegaray, en un fallo en el que los jueces no negaron los beneficios fiscales, sino que dijeron que no pueden achacarles el delito a los empresarios de Oil.

Por eso es que una eventual condena en la causa Vialidad contra Cristina Kirchner y Báez puede tener un impacto en la causa de Hotesur y Los Sauces. Y al revés: un fallo de Casación que revoque el sobreseimiento y mande a juzgar a Cristina Kirchner en Hotesur y Los Sauces sería darle continuidad a la investigación de la maniobra que se analiza en Vialidad.

No se sabe qué fallo llegará primero, pero como vienen los tiempos de la Sala I, que tiene ambas causas hace meses, es probable que primero haya una condena en Vialidad y luego un fallo en Hotesur y Los Sauces. Si se permite que se haga el juicio, empezará una sucesión de trámites previos antes de tener fecha de audiencia. Cualquiera sea el escenario, ambas causas está ligadas y una tiene consecuencias sobre la otra.

En caso de una condena en Vialidad por los delitos de asociación ilícita y fraude las consecuencias sobre Hotesur y los Sauces son:

Se fija la existencia de una primera asociación ilícita. La defensa de Cristina Kirchner viene cuestionando que no puede haber más de una. En Hotesur hizo ese planteo y la mayoría del tribunal le dio la razón. Pero en la apelación, el fiscal Mario Villar dijo que puede haber más de una, con diversos integrantes y propósitos diferentes: en el caso Vialidad para cometer fraude y en el caso Hotesur y Los Sauces, para lavar el dinero de ese fraude. Los integrantes son diferentes, solo coinciden Cristina Kirchner y Báez.
Si hay condena en Vialidad, el delito precedente del lavado de dinero que se investiga en Hotesur y Los Sauces quedaría certificado. Si bien la ley de lavado exige la existencia de una sospecha firme sobre el delito precedente y no una condena, aquí en caso de una sentencia condenatoria quedaría fuera de discusión que el dinero que recibió la familia presidencial en las sociedades Hotesur y Los Sauces de parte de Báez -en concepto de alquileres y contratos hoteleros- era el retorno de los fondos que recibió por haber sido favorecido con los contratos de obra pública santacruceña.
Empresa criminal
Hay una idea que nació en la Cámara Federal, de la mano del juez Martín Irurzun y que retomó el camarista Mariano Llorens acerca de que es tiempo de mirar todas juntas las pruebas de las causas contra el kirchnerismo. No se trata de inventar una megacausa, sino de analizar cómo se relacionan las evidencias de los diferentes expedientes. Así, por ejemplo, en el caso de Vialidad el fiscal usó como pruebas los chats de WhatsApp del teléfono de José López, condenado por los bolsos con nueve millones de dólares. O en la causa de la ruta del dinero K, Báez fue condenado por lavar dinero de las obras públicas con sobreprecios que se juzgan en el caso Vialidad. En la Corte siguen este juicio con interés y miran el calendario de modo que pueda concluir en 2022, antes del inicio del año electoral.

Esta idea que anidó en la Cámara Federal es compartida en algunos despachos de la Corte, donde creen que al comienzo de estas investigaciones era necesario que tramitaran por separado para evitar un expediente monstruoso, que no iba a ir a ningún lado. Pero ahora es necesario volver a reunir las piezas y analizarlas como parte del mismo rompecabezas.

En este entendimiento, los casos contra el kirchnerismo están en esta fase de reagruparse, no en una megacausa, sino en varias causas pero interrelacionadas, en las que las obras de Vialidad se relacionan con los fondos que pasaron por las empresas Hotesur y Los Sauces y en las que los empresarios -contratistas del Estado- que confesaron haber pagado sobornos en la causa de los cuadernos de las coimas declararon cómo era el mecanismo de “aportes” obligatorios que debían hacer al Estado para poder cobrar sus facturas. Todo tiene que ver con todo.

*Para La Nación

Te puede interesar