Los gobernadores peronistas pidieron que no les corten las obras y expresaron preocupación por las tarifas

POLÍTICA 20 de agosto de 2022 Por Facundo Cottet*
2UQEJ3V74NEBZG7FVFICNIGHKI

Once gobernadores y dos vicegobernadores peronistas se dieron cita en la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires, para llevar adelante una nueva reunión de la Liga de Gobernadores, un ámbito de discusión política desde el cual los mandatarios buscan fortalecerse como bloque político para hacer mella en la agenda del gobierno nacional. Esta vez hubo cinco temas para hacer llegar al gobierno nacional: Presupuesto 2023, continuidad de obras públicas, mercados populares, laboratorios públicos de medicamentos y transformación de planes sociales en empleo genuino adherido a la protección del ingreso familiar con “políticas tarifarias que contemplen principios esenciales de equidad y accesibilidad”.

Con la reunión de este viernes, la Liga lleva ya tres encuentros. La de ayer incluyó un almuerzo -asado- en el Salón Francés de la Residencia de la gobernación bonaerense, en pleno centro de la capital provincial. Los gobernadores entraron y salieron sin hacer declaraciones a los medios. El último en llegar fue el mandatario de Chaco, Jorge Capitanich, uno de los más entusiastas al trabajo del bloque de gobernadores. De hecho ya ofició de anfitrión en un encuentro anterior.

Los gobernadores plantearon un documento de cinco ítem con pedidos directos, sin explicitar, al gobierno nacional y a la gestión del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, además de a la oposición. Primeramente piden que este año finalmente sí se apruebe el Presupuesto 2023, situación que no se dio para el año en curso. Para ello, indicaron: “Hay propiciar un amplio consenso para obtener la sanción del presupuesto 2023 con criterio federal e inclusivo, a los efectos de evitar que la Ley Fundamental de la Nación no sea objeto, una vez más, de disputas sectoriales ni especulaciones electorales”.

Además, en el marco de un plan económico que empieza a transitar con la llegada de Sergio Massa al frente de la política económica del país, también exigieron “garantizar la continuidad de los programas de obras públicas y viviendas con el objeto de dinamizar la actividad económica y facilitar el acceso de los derechos sociales de nuestra comunidad”.

En la búsqueda o aporte para combatir la escalada de precios en los alimentos, los mandatarios pidieron “promover la producción de alimentos de buena calidad y precios accesibles, coordinando acciones entre los distintos niveles estatales a través de redes de proveedores locales y mercados populares”. Uno de los que más puja por esta decisión es el bonaerense. En abril de este año, Kicillof anunció el programa de Mercados Bonaerenses, una política de ferias itinerantes en distintos distritos. Además de la construcción de mercados locales. La última muestra fue el Mercado Lomas, un emprendimiento de características similares al Mercado Central, que funciona bajo la lógica de productor-consumidor sin demasiados intermediarios para abaratar el precio final de mostrador.

El Mercado Lomas, ubicado en la terminal de ómnibus de Lomas, en Villa Fiorito, fue inaugurado la semana pasada con un contundente acto del que participó el presidente Alberto Fernández. El próximo mercado de este tipo a inaugurarse en territorio bonaerense será el de Ensenada, un hangar de grandes dimensiones (una manzana entera) para ofrecer productos a bajo costo, según adelantó el intendente de ese distrito, Mario Secco.

“Creemos que los gobernadores y gobernadoras de las provincias argentinas estamos enfocados en generar todas las condiciones necesarias para reducir la inflación, promover el empleo, la industrialización con valor agregado en origen, la generación de una mejora sustancial en el ingreso de las familias y en esa inteligencia estamos trabajando”, expresó Capitanich tras el encuentro.

Además de los mercados regionales, en el marco de “la lucha contra la inflación”, los gobernadores plantearon “fortalecer la articulación entre nuestras provincias de una red federal de laboratorios públicos y proveedores locales para reducir el precio de insumos y medicamentos genéricos”.

Los medicamentos fueron uno de los rubros que más creció al ritmo inflacionario. Incluso, durante la fugaz gestión de Silvina Batakis en Economía, el entonces secretario de Comercio, Martín Pollera había firmado un acuerdo para que los precios de los medicamentos se ubiquen por debajo de la inflación por dos meses. Sin embargo, con la llegada de la nueva administración económica, el nuevo titular de Comercio, Matías Tombolini, aseguró que detectaron laboratorios que subieron los medicamentos por encima de la inflación; es decir 11% acumulado entre julio y agosto. Desde hace un tiempo, el kirchnerismo viene trabajando en la reforma integral del sistema sanitario. El tema de los medicamentos se anota en uno de los ítem.

Asimismo, en el encuentro en La Plata, los gobernadores volvieron a presionar para avanzar con el traspaso de planes “en empleo genuino”. Otro tema abordado fue el tema de las tarifas y los subsidios. Sin explicitar áreas, los mandatarios debatieron sobre “proteger el ingreso de las familias mediante políticas tarifarias que contemplen principios esenciales de equidad y accesibilidad, en el sentido de preservar la estructura de ingresos y consumos”, y “resolver las asimetrías en materia de subsidios de transporte público”. Además de “ratificar un sendero de tarifas energéticas compatibles con el mayor consumo en zonas específicas del país”

“No es fácil gobernar en este contexto internacional complejo, pero al mismo tiempo este desafío nos debe unir más que nunca con una única bandera: la bandera argentina. El futuro se presentará promisorio si somos capaces de transformar las restricciones del presente en oportunidades para todos y todas. Unidad Nacional, Federalismo real y Desarrollo Económico con justicia social son los principios que nos unen. Necesitamos que estos principios se traduzcan en acciones para construir nuevos tiempos que nos permitan unir sueños de generaciones en realidades tangibles”, cierra el documento final.

Además de Kicillof, de la reunión participaron Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Alberto Rodriguez Saá (San Luis) y los vicegobernadores de Catamarca, Rubén Dusso y de Santa Cruz, Eugenio Quiroga.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar