Ahora hay "Dolar Tecno": el Gobierno suma otro piso a la casa de naipes cambiaria

ECONOMÍA 25 de agosto de 2022 Por Martín KANENGUISER
UVRRC7D4SJCGNINRUDKAIQI72Y

El Gobierno avanza en la instrumentación de un “dólar tecno” que le permita a quienes exportan servicios liquidarlos al tipo de cambio que cotiza en la bolsa de comercio y no al oficial.

Así lo expresó el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, quien afirmó que se “trabaja fuerte” para que la medida se concrete a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), a tono con otras medidas que impulsa el ministro de Economía, Sergio Massa.

“La intención es que sea lo más simple posible”, afirmó el funcionario, frente a otros esquemas complejos que no funcionaron, sobre todo en un sector tan dinámico. En este caso, habría un beneficio para los que liquiden en el circuito formal si acceden a los dólares más altos y para el Estado porque lograría blanquear operaciones que en la actualidad se hacen en negro.

En este sentido, Sujarchuk admitió que el sistema creado por el Banco Central para que los exportadores de servicios ingresen hasta USD 12.000 anuales no tuvo una buena recepción, por lo que el monto al menos se duplicará.

“La tendencia de crecimiento del sector se potenciará con las políticas que vamos a profundizar por pedido del ministro Sergio Massa. La formación de 70.000 programadores en menos de un año con el Argentina Programa, la liberación de los bonos de cupo fiscal en beneficio de unas 450 empresas, el proyecto de DNU para crear un dólar diferenciado que reduzca brechas y brindar mayores facilidades de facturación en dólares a los profesionales que exportan servicios al exterior, son algunas de las medidas con las que aceleraremos el desarrollo del sector, fundamental en la generación de divisas y empleo genuino”, expresó el funcionario.

A la vez, se trabaja en un anteproyecto de ley de “monotributo tech” para que los jóvenes profesionales que trabajan en el rubro tecnológico tengan acceso a un régimen simplificado y consideren también la posibilidad de, a un costo bajo, blanquear en el país sus operaciones.

Sujarchuk reconoció que el mejor incentivo para que funcionen estas herramientas es la reducción de la brecha cambiaria sobre la que trabaja, con bastante dificultad, el equipo económico que lidera Massa, aunque la normalidad de una economía exigiría en el futuro menos tipos de cambio, en lugar de más.

En el mismo sentido, la formación de los 70.000 programadores busca atender parte del problema que tienen las empresas con sede en la Argentina para captar recursos humanos frente a la desigual competencia con las compañías extranjeras que les pagan en “dólar billete” o criptomonedas en cuentas en el exterior.

Economía destacó esta semana que el empleo en el sector de los servicios de informática rompió el techo de los 140.000 puestos, al crecer en mayo de 2022 un 10,8% respecto al año pasado, y sumó 13.800 nuevos puestos, según los datos relevados por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI). En total, alcanzó 141.115 asalariados y asalariadas formales, y anotó 22 meses consecutivos de creación de trabajo. De esta manera, se mantiene una tendencia al alza desde septiembre de 2013, interrumpida solamente en ocho meses, tres de ellos durante el inicio de la pandemia. En comparación con niveles de pre pandemia, mayo de 2019, se registró un aumento de 26,4% (+29.505 empleos).

Además, la Secretaría de Economía del Conocimiento estimó que las exportaciones de los servicios basados en el conocimiento (SBC) alcanzarán este año una cifra récord de más de USD $7.000 millones, cifra que consolida al sector en el tercer lugar entre los rubros que más divisas le aportan al país.

¿Tasa para las plataformas?

Por otra parte, Sujachuk cree que hay que dar un debate sobre la equidad tributaria en torno a las plataformas digitales que no pagan impuestos en la Argentina, frente a otros prestadores de servicios que sí lo hacen. Aunque ni siquiera hay un borrador para pensar en la viabilidad de una “tasa Netflix” –y tampoco espacio político para debatirlo en el Congreso- en ese despacho creen que habría que crear un régimen de retención por parte de las tarjetas de crédito, como ocurre con otros rubros, sin que implique un aumento en el costo para los consumidores.

La intención, se afirma, es que aquellas empresas que sacan sus dólares al exterior, cobran tarifas globales y no pagan ningún tributo se coloquen en pie de igualdad con las radicadas fiscalmente en la Argentina. De todos modos, admiten que no es un tema ni urgente ni fácil de concretar, entre otros motivos, por la alta sensibilidad que genera en la opinión pública cualquier mención a un nuevo gravamen impositivo.

Países como Suiza, Francia e Italia han implementado tasas para las plataformas tecnológicas y la Argentina no quiere quedar afuera de ese complejo debate.

Fuente: Infobae

Te puede interesar