Los mercados ya hablan de un sorpresivo “veranito financiero”

ECONOMÍA 26 de agosto de 2022 Por Pablo WENDE
DSAYXPCJVCJBCUX735TNNPA5AY

Los mercados quedaron por ahora al margen del tembladeral político que se desató alrededor de Cristina Kirchner y la pena de 12 años de prisión que formuló el fiscal Diego Luciani en el juicio por la causa conocida como Vialidad Nacional. Al contrario, continúan firmes las subas tanto en acciones como en bonos, que ya están dejando atrás las fuertes caídas que sufrieron durante la crisis de junio y julio.

Desde que arrancó el “rally” del mercado local se viene hablando del “efecto Massa”, es decir el mejor clima generado por la designación del ex titular de la Cámara de Diputados como ministro de Economía. Claro que el “timing” de esa elección coincidió con la fuerte mejora que también tuvo Wall Street casi en forma simultánea, potenciando la recuperación de los activos en mercados emergentes y en particular en Latinoamérica. Al mismo tiempo, los distintos dólares financieros se comportaron con mayor estabilidad, aunque se mantienen en niveles altos apenas por debajo de los $ 300.

Javier Casabal, jefe de estrategia de Adcap Grupo Financiero, asegura que las medidas adoptadas por Massa fueron bien recibidas, pero también que “los precios de bonos y acciones estaban castigados exageradamente, adelantando un escenario incluso mucho peor que el actual”.

Este analista había proyectado hace menos de un mes que la deuda argentina tenía un margen de recuperación cercano al 50%, estimando que los bonos podrían volver a niveles de USD 30. El proceso se encuentra a mitad de camino: los bonos más cortos como el Argentina 2030 pasó de USD 18 a USD 24 desde aquel momento. “Para que siga la tendencia alcista ahora los inversores van a querer ver resultados concretos, en particular en materia de acumulación de reservas”, explicó.

Además de la suba de los bonos, las acciones también acumulan subas que en promedio ya superan el 45% en dólares en poco más de un mes, como ocurre con los bancos argentinos que cotizan en Wall Street. Pero hay casos extremos como el de YPF, que duplicó su cotización a partir de los buenos resultados del balance y un mejor clima financiero internacional. Claro que el precio del papel había tocado un mínimo histórico inferior a USD 3, o sea un 90% más bajo que al momento de la estatización en 2012.

A esto se suma que el Banco Central logró comprar reservas por once días consecutivos, lo que significó acumular reservas por cerca de USD 300 millones. No es una cifra significativa, pero al menos se dio vuelta la tendencia de los últimos meses.

El informe diario que el Grupo SBS distribuye entre sus clientes arranca con una sola palabra: “Veranito”. De esta manera, describe el mejor clima que se respira en el mercado local, aunque también en línea con lo que sucede a nivel internacional. Allí destaca la suba de los bonos soberanos en dólares, pero también el resto de la deuda argentina: los títulos que ajustan por CER, el dólar linked y el dual, que atrajo fuerte demanda desde que se emitió en el canje de deuda en pesos que llevó adelante Massa en el arranque del mes.

Al menos por ahora el mercado local quedó desacoplado de lo que está sucediendo a nivel político, particularmente en relación a la suerte judicial de Cristina Kirchner. Sin embargo, los analistas también advierten que una escalada de enfrentamientos en caso de un fallo desfavorable para la vicepresidenta podría tener un impacto negativo en las cotizaciones.

“El mercado empieza a vislumbrar que el futuro político de la Argentina vendrá por el lado de la moderación. La designación de Massa también fue leída de esa forma. Pero si vamos a un escenario más complicado a partir de lo que le pasa a Cristina será difícil que no impacte en las cotizaciones más adelante”, agregan desde Adcap.

Augusto Posleman, director de PPI (Portfolio Personal Inversiones), retoma el argumento de los precios para justificar la mejora de las últimas semanas y lo que está por venir: “Bonos a 25 dólares tienen implícito no sólo el escenario de una reestructuración, sino además una quita de capital del 50%. Creemos que es muy exagerado y que además no sería viable, porque semejante pérdida no sería aceptada por los inversores. Por lo tanto, vemos valor en los títulos a estos precios”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar