Recorte del gasto, créditos bilaterales, energía y litio: los detalles de la agenda de Sergio Massa en Estados Unidos

ECONOMÍA 28 de agosto de 2022 Por Mariano Boettner*
YOYQCCPNHVBRFGOPFALAQVI4PM

El ministro de Economía, Sergio Massa, afrontará en la primera semana de septiembre su primera gira internacional en los Estados Unidos, en la que tendrá encuentros de alto perfil, como con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva. Habrá, antes de la llegada del funcionario a tierra norteamericana, una comitiva técnica que preparará el terreno de la discusión áspera que se aguarda con el organismo, con la revisión de las metas trimestrales y la hoja de ruta hasta fin de año en el tope de la agenda.

Un mes después de su desembarco en el Palacio de Hacienda, Massa viajará hacia los Estados Unidos, en una gira que incluirá escalas por Washington y por Houston, reuniones con el FMI, con el BID y el Banco Mundial y un listado extenso de empresas y ejecutivos con los que tomará contacto en los días que dure su misión.

“El eje central del viaje será la atracción de inversiones en sectores de la economía real, con el propósito de generar puestos de trabajo e ingresos fiscales”, mencionaron cerca del ministro de Economía. Entre las empresas inversoras con las que mantendrá reuniones de trabajo se destacan petroleras, la automotriz Volkswagen, las mineras de litio Rio Tinto y Livent y el grupo Amazon, entre otras.

El contacto con el sector privado continuará con conversaciones con una veintena de empresas estadounidenses con inversiones en la Argentina, que será coordinado por US Chamber of Commerce y la Embajada Argentina.

En Houston tendrá lugar la agenda con empresas del sector de hidrocarburos. El viernes 9 Massa se trasladará a la ciudad de Houston junto a la Secretaria de Energía, Flavia Royón, y los presidentes de YPF, Pablo González, y de Enarsa, Agustín Gerez con quienes mantendrá reuniones con ejecutivos de Chevron, Exxon, Shell y Total.

“La misión apunta a consolidar apoyos en EEUU para la estabilización de la economía argentina y fortalecer las reservas a través de más mercados para las exportaciones nacionales, más inversiones productivas en sectores estratégicos como energía, gas, agroindustria, proteínas, servicios basados en el conocimiento, minoría y más ingreso de divisas por turismo receptivo”, afirmaron fuentes oficiales.

Reuniones políticas y FMI: qué se discutirá

El listado de nombres con los que Massa sostendrá reuniones en Estados Unidos incluye algunos de peso. La última parte de su gira incluirá un encuentro de trabajo entre el ministro de Economía y la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva. La misión oficial ante el Fondo estará conformada por el equipo técnico del ministerio de Economía que integran Leonardo Madcur, Lisandro Cleri y el director del Indec Marco Lavagna. Silvina Batakis, ahora presidenta del Banco Nación y que hace poco más de un mes ya estuvo en Washington para una misión similar, podría también estar en esa comitiva.

Por otra parte, el ministro se reunirá con el coordinador del presidente Joe Biden para Infraestructura, Inversión y Energía, Amos Hochstein. En el aspecto político, se reunirá con Juan González, asesor del Poder Ejecutivo para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional, con el presidente del Congreso Judío Mundial, Jack Rosen, y con la directora del Comité Judío Americano, Dina Siegel Vann.

Luego, mantendrá reuniones de trabajo con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, el director del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg, y con altas autoridades del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Un tema central en esa última escala: el acuerdo de intercambio de información tributaria AFIP-IRS que el equipo económico busca acelerar.

Con los organismos de crédito internacionales el tema de conversación principal será destrabar los desembolsos de prestamos destinados a infraestructura y proyectos productivos, “divisas que fortalecerán el equilibrio fiscal y las reservas”, consideraron desde el Palacio de Hacienda.

Otro funcionario del gabinete nacional que estará en los Estados Unidos será el ministro de Turismo Matías Lammens con quien Massa anunciará un programa de promoción del turismo receptivo que quedará en manos del Improtur y que apunta a la generación de divisas, afirmaron.

FMI: plan para recortar el déficit y revisión de metas

La agenda con el FMI incluirá en este caso la revisión del cumplimiento de metas del segundo trimestre respecto a los objetivos de acumulación de reservas en el Banco Central y de reducción del déficit primario. En caso de pasar ese examen, que deberá primero tener el visto bueno del directorio, el Gobierno recibirá otros USD 4.000 millones para las arcas del Banco Central.

Según estiman en despachos oficiales, ni la meta de reservas y ni la de déficit fiscal corren riesgo en esta revisión con el FMI, ya que ambas fueron cumplidas, aunque mencionan por lo bajo que en el caso del objetivo de gasto público contó con “contabilidad creativa”, que atribuyen a Martín Guzmán en sus últimas semanas como ministro. Algunas consultoras son menos taxativas para asegurar que el BCRA haya podido acumular los USD 4.100 millones prometido.

El Gobierno mostrará ante el organismo internacional cuál será su plan hasta fin de año para cumplir con la meta fiscal, que incluye la reducción del déficit fiscal primario hasta el equivalente a 2,5% del PBI, para lo que necesitará, estiman en despachos oficiales, operar un recorte del gasto de unos $500.000 millones en los próximos meses.

La poda presupuestaria que hizo el Ministerio de Economía representó un 0,2% del PBI, frente a un “desvío” fiscal de 0,7 puntos del PBI (unos $500.000 millones) que el equipo económico había detectado, lo que ponía en peligro el cumplimiento de la meta con el FMI en caso de sostener ese ritmo de gasto.

Habrá otra fuente adicional para compensar ese 0,7% del PBI que pende como amenaza sobre la meta fiscal: el anticipo adicional de impuesto a las Ganancias que la AFIP determinó para unas 1.900 empresas, mientras otra parte provendrá del pago de retenciones que harán los exportadores en el marco del acuerdo que el Gobierno busca concretar con ese sector para que anticipen liquidaciones y sumen reservas al Banco Central.

La otra parte de ese pacto sería, además, un ingreso extra por derechos de exportación, que según algunas fuentes oficiales en los últimos meses había amainado en el paisaje de recaudación impositiva que reporte AFIP de manera mensual. Entre estos últimos dos elementos un funcionario cercano a Sergio Massa estimó un aporte de hasta 0,3% del PBI.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar