Fuerte crítica de un ministro de la Corte Suprema de Santa Fe al juicio a Cristina Kirchner

POLÍTICA 29 de agosto de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
154197-ro04fo0111web

El ministro de la Corte Suprema de Santa Fe y profesor de Derecho Penal Daniel Erbetta criticó el juicio por la causa "Vialidad" contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y dijo que ese debate "tiene el valor pedagógico" de enseñar "cómo no debe ser un debido proceso penal y cómo no deben actuar un fiscal y un juez".
Erbetta, profesor titular de Derecho Penal en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), dijo al programa "Acceso a los derechos" del canal de YouTube "Somos Rosario" que "quienes integramos el Poder Judicial y tenemos vocación docente no podemos callar, porque el silencio puede ser cómplice".

"Y aquí, independientemente de las constancias que pueden existir en una investigación y en un proceso judicial, que yo no las conozco completamente y, por lo tanto, no podría opinar sobre ellas, sí me parece que hay presupuestos sobre los cuales se debe dar una opinión", expresó.

En ese contexto, criticó la comparación que se hizo del juicio a la expresidenta -para quien la Fiscalía pidió 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos- con el juicio a la juntas militares de la última dictadura. "Cuanto menos constituye una falta de respeto, no solo a la sociedad toda que integramos, sino que constituye una afrenta al propio sistema democrático y al propio expresidente Alfonsín", afirmó.

Añadió que esa comparación "es vergonzante y no puede ser admitido ni aceptado por ningún integrante de ningún poder del Estado y mucho menos por ningún integrante de ningún partido político democrático, porque es una forma de minar la democracia".

Erbetta evaluó las "actitudes misóginas" de ciertos sectores de la justicia: "Vivimos en una sociedad donde la mujer siempre paga, y creo que este es otro matiz que no podemos dejar de señalar", sostuvo.

Sobre el juicio a Cristina Kirchner fue muy crítico: "Si tiene algún valor es el valor pedagógico, porque es un proceso que nos permitiría a nosotros enseñarle a los alumnos cómo no debe ser un debido proceso penal, cómo no debe actuar un fiscal y cómo no debe actuar un juez".

Para Erbetta existen cinco puntos que "descalifican la actuación del fiscal Diego Luciani y la permisividad del tribunal al dejar que sucedan: el principio de inocencia, la admisibilidad de la prueba, la imparcialidad del juzgador, la cuestión de la oralidad y los derechos del imputado", enumeró. Sobre este último punto, el ministro Erbetta, clamó: "¡Negarle al imputado la posibilidad de declarar!".

“Acá hay jurisprudencia internacional, hay jurisprudencia de la Corte Suprema Nacional, hay principios constitucionales. Todo ciudadano tiene derecho a ser juzgado por un juez independiente e imparcial. Y la doctrina ha desarrollado la teoría de la sospecha del temor de parcialidad. No sólo debo hacerlo, sino que debo aparentarlo”, sostuvo.

Y acto seguido afirmó: "Si yo someto a estas cinco preguntas que no implican comprometer mi opinión con el fondo del asunto, sino que implican un examen de Derecho Procesal Penal, le aseguro que ese alumno obviamente va a tener que estudiar mucho para volver a rendir la materia".

Tras marcar la serie de "desprolijidades, faltas e incumplimiento del Derecho", el jurista se esperanzó en que el Tribunal Oral Federal "corrija esto en la sentencia, porque pueden esforzarse tanto como para que el juicio sea fulminado de nulidad". Erbetta planteó la cuestión de la oralidad. “Los juicios son orales, no son juicios leídos”, subrayó, “Y hemos asistido a un proceso de juicio leído, no de juicio oral. Vaya a la provincia de Santa fe a ver si algún fiscal o algún defensor está leyendo un guión como se leyó en este juicio.”

En relación a la falta de imparcialidad manifiesta, Erbetta señala la existencia de “Jueces que integran un mismo equipo de fútbol, que juegan en una determinada cancha, personas vinculadas a la política claramente enfrentadas con los imputados y que, luego de ser cuestionados, aparecen por televisión con un mate, identificando con un escudo del equipo Liverpool, en una clara provocación que merecería la intervención de la justicia federal, o por lo menos la actuación del Tribunal de Ética. Porque cuanto menos constituye una absoluta falta de ética y una falta de respeto la provocación en la que incurrió ese integrante del Tribunal”.

"Este proceso no puede sostener ningún tipo de validez, por lo tanto, el valor pedagógico del juicio de Vialidad es muy grande, porque por vía negativa nos permitiría explicarles a los alumnos el problema del debido proceso", finalizó.

Fuente: Uno Santa Fe

Te puede interesar