Casi en soledad, el Frente de Todos logró aprobar la declaración de repudio al ataque de CFK con críticas a la oposición y a la Justicia

POLÍTICA 09 de septiembre de 2022 Por David Cayón*
JGG3M2N5TRFKVMAHJ7HBKXZPHE

Con estrictas normas de seguridad en todo el edificio del Senado de la Nación, el oficialismo avanzó en una sesión especial en donde se trataron cuatro proyectos, tres de la oposición y uno del Frente de Todos, que en todos los casos se establecía el repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

A una semana del ataque a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ocurrido hace una semana atrás, el pasado 1 de septiembre, momento en el cual una persona le apuntó con una pistola en el rostro al llegar a su vivienda en Recoleta, el oficialismo obtuvo el quórum y sesionó con el apoyo de los aliados Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina, La Rioja).

El rionegrino y la riojana fueron los primeros en tomar la palabra y, mientras Weretilneck hizo hincapié en la necesidad de esclarecer rápidamente el hecho, Vega abrió el debate respecto de los discursos de odio y le apuntó a los medios de comunicación y a la oposición. “Los medios y a la oposición tienen que hacer un mea culpa respecto de lo que generan en cada uno de los hogares”, señaló la senadora.

Pero el discurso más encendido fue el de la senadora Anabel Fernández Sagasti. La mendocina comenzó señalando que “la Argentina no es ni debe ser la misma” después del hecho sucedido el jueves pasado. Y arrancó con la primera crítica a la oposición al señalar que “los repudios tienen que ser sin reservas, sinceras, y las instituciones son las que tienen que dar respuestas”.

“Hace una semana, debatíamos sobre la violencia política y la persecución judicial que sufre la vicepresidenta, los canales muestran a pantalla partida su casa, mostraban la gente que iba a su domicilio a amenazarla de muerte, y fueron los militantes políticos los que fueron a defender esta situación ante el estado de indefensión” de Fernández de Kirchner.

Sagasti también le apuntó a la Justicia y al fiscal Diego Luciani aunque sin nombrarlo. “Esto -la persecución judicial y la violencia política- viene desde hace años pero se profundizó a partir de esas nueve jornadas donde un fiscal de la Nación leyendo un telepronter, donde vimos el lawfare y mientras hablaba el fiscal los canales de televisión ponían en pantalla partida el domicilio de la vicepresidenta. Hoy están los alegatos de la defensa y ningún canal de televisión los pasa”.

Luego de señalar que ellos, el Frente de Todos, “nunca fuimos a la puerta de ningún presidente, gobernador, de ningún dirigente de la hoy oposición”, la senadora dijo que “se ha naturalizado” la violencia política haciendo referencia en que “vimos bolsas mortuorias y guillotinas en marchas de la oposición. El odio no es solo violencia política, es violencia. Todos somos parte de este sistema al que hemos llegado, pero la víctima del intento de magnicidio fue Cristina Fernández de Kirchner, y nos han votado para venir a trabajar”.

En esa idea de venir a trabajar y del debate de las ideas que esgrimió Sagasti apuntaba al bloque de Juntos por el Cambio y su ausencia ya que dijo que la buena voluntad que habían presentado el mismo día del atentado para sacar una resolución conjunta “se terminó 48 horas después y empezaron las reservas”

Por último hizo referencia a que estos discursos de odio apuntan a la “destrucción de la representatividad del peronismo, algo que se viene repitiendo a través del tiempo por diferentes métodos”.

El cierre estuvo a cargo del senador y presidente del interbloque, José Mayans, quien fiel a su estilo, fue pasando por diferentes temas. “Lamento la ausencia de la oposición, ellos dicen que queremos hacer política, pero es acá, en el Senado, donde tenemos que discutir esto porque es un tema institucional, porque es la Presidenta de este Senado”, comenzó el legislador formoseño.

Y buena parte de su línea discursiva estuvo centrada en la oposición, en su rol cuando fueron gobierno, en la generación de deuda y la ausencia en el recinto para después ir a los programas de televisión. “No sé a quién le temen, ¿a la expresión de quién? es un acto de censura”, acusó. “Acá no vienen pero van a todos los canales de televisión y siguen hablando contra la vicepresidenta, contra el peronismo, pero acá no vienen”, dijo enojado.

Por último, se refirió a la Justicia y su rol en las causas en donde está implicada la vicepresidenta y dijo que en las manifestaciones de la semana pasada el pueblo “pidió que queremos una Argentina democrática, con división de poderes, una Justicia independiente del poder económico y mediático”.

“La tienen que condenar para después decir que está condenada y estigmatizarla. Quieren que demuestre su inocencia pero la Constitución dice que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Cristina no tiene que demostrar que es inocente, no den vueltas las cosas”, finalizó.

Al término de los cuatro oradores los legisladores presentes definieron votar un texto único muy similar al que se aprobó el sábado pasado en Diputados que el Senado de la Nación manifiesta: “Su más enérgico repudio al intento de magnicidio contra la Vicepresidenta y dos veces Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, ocurrido el jueves 1 de septiembre del corriente año, en las puertas de su domicilio. Asimismo, manifiesta su absoluta solidaridad con la señora Vicepresidenta y su familia”.

“Este Cuerpo también exige el pronto y completo esclarecimiento y la condena de los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia. Por último, exhorta a toda la dirigencia y a la población a buscar los caminos que conduzcan a la paz social”, finaliza el texto.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar