Preocupación en la industria por el uso de los dólares del Banco Central para gastos con tarjeta

ECONOMÍA 09 de septiembre de 2022 Por David FRENKEL
ZCG2UHZ6LNGPTAX2ASQPPFJTCE

Empresarios industriales que afrontan restricciones para la importación de insumos y maquinaria plantearon al Gobierno que tome alguna medida para frenar la salida de reservas del Banco Central por la vía del turismo en el exterior y otros gastos en dólares con tarjetas de crédito. De ese modo, se busca priorizar las escasas divisas para el abastecimiento industrial.

El reclamo fue llevado a funcionarios nacionales por parte de dirigentes industriales, un sector que demanda divisas para importar piezas, repuestos o insumos y que sostiene intercambios con el Poder Ejecutivo en este sentido. Por lo pronto, el Banco Central decidió este jueves extender las restricciones al pago al contado de importaciones hasta fin de año, lo que forzará a muchas empresas a buscar financiamiento para realizar esas operaciones.

La cuestión del uso de reservas para abastecer la demanda del turismo en el exterior y para la compra con tarjetas no es menor. De acuerdo a datos del Banco Central, en julio el rubro de Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta demandó a las arcas internacionales unos USD 757 millones. Fue el número mensual más alto del año. En lo que va de 2022, en ese sentido, las reservas cayeron casi USD 3.900 millones por viajes al exterior o consumos con tarjeta.

Parte de ese síntoma es explicado porque para algunos sectores el dólar turista tiene aún un tipo de cambio “barato” que incentiva esas operaciones. Esa cotización se construye sumándole al dólar oficial, un 30% de impuesto PAIS y un anticipo de 45% adicional, que la AFIP meses más adelante devuelve al contribuyente. De esa forma, en términos prácticos el dólar tarjeta termina siendo más barato que los $259,25 que cotizaba este jueves.

El alerta del sector fabril se da, además, en los meses previos a un evento que implicará un marcado movimiento turístico emisivo desde la Argentina: el Mundial de Fútbol en Qatar. El torneo comenzará a mediados de noviembre y promete ser una fuente de demanda de divisas del Banco Central importante, ya que el país es uno de los que mayor cantidad de entradas compró para partidos de esa competición, lo que preanuncia la llegada de de miles de argentinos a tierras qataríes, con su consecuente gasto en dólares.

En ese contexto, el BCRA decidió extender las restricciones para importar establecidas en la comunicación A 7532, sancionada el 26 de junio pasado. La medida había endurecido las condiciones necesarias para acceder al mercado de cambios con el fin de pagar importaciones, achicando cupos mensuales y poniendo el foco sobre las compras de empresas.

Esas medidas, según la mencionada comunicación, habían sido sancionadas únicamente por un trimestre y en principio iban a regir hasta el 30 de septiembre. El fundamento de la extensión residía en que esos meses serían los más complejos en términos cambiarios ya que el BCRA debía afrontar fuertes pagos por la importación de energía. Pese a que ese gasto ya comenzó a reducirse, el Central extendió las restricciones por lo que resta del año.

Fuente: Infobae

Te puede interesar