Pulseada por el bono para trabajadores: Massa lo definirá al regreso de su gira por EE.UU.

ECONOMÍA 10 de septiembre de 2022 Por Claudio Zlotnik*
540646

Apenas regrese de la gira por los Estados Unidos, donde está pasando la gorra por los organismos internacionales y las compañías privadas, para obtener divisas que le permitan cambiar las expectativas y evitar una devaluación abrupta, Sergio Massa decidirá si, finalmente, habrá un bono para los trabajadores activos que le permitan recuperar el poder adquisitivo perdido por la aceleración inflacionaria.

El reclamo de un bono fue impulsado por el kirchnerismo "duro", en la voz de Máximo Kirchner, pero perdió fuerza política tras el atentado a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la puerta de su domicilio, hace ya una semana.

Sin embargo, el reclamo se mantiene en pie y obligará al ministro de Economía a tomar una decisión final cuando baje del avión que lo traiga desde los Estados Unidos.

Hay un dato que le pone presión al titular del Palacio de Hacienda: los salarios perdieron más de dos puntos de poder de compra en julio, de acuerdo a los registros oficiales. Los ingresos de los trabajadores crecieron 5,3% ese mes, contra el 7,4% de la inflación, de acuerdo a los datos del Ministerio de Trabajo.

En términos interanuales, la pérdida quedó diluida por la mejora que los salarios habían tenido en los primeros meses de este 2022: mientras la inflación fue de 71% interanual,   la variación del Ripte en los últimos doce meses fue de 68,5 por ciento.

La discusión por el bono

Después de otorgar un bono a los jubilados y una mejora a las asignaciones familiares, Sergio Massa debe decidir si avanza con la idea de habilitar un bono para todos los trabajadores activos, como una forma de compensar la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados.

Por ahora, esa idea fue rechazada por la propia CGT, ya que los sindicalistas son más proclives a que las mejoras salariales se materialicen únicamente mediante las paritarias. De hecho, varios sindicatos ya reabrieron las negociaciones. O directamente acordaron con los privados un adelantamiento de los aumentos que correspondía efectuar más adelante en el año, o incluso ya a comienzos de 2023.

Sin embargo, la aceleración inflacionaria -que proyecta un índice de precios superior al 90% para este 2022- podría cambiar los planes. Así había quedado planteado en las filas del oficialismo.

Hasta ahora, Massa -al igual que Alberto Fernández- se había mostrado partidario de complacer a la CGT. Pero el reclamo del ala kirchnerista de la coalición gobernante se potenció en las últimas horas.

En el equipo económico no descartan que el bono pueda habilitarse, mediante un decreto, y que las empresas puedan abonar el bono en varias cuotas, tal como se hizo en 2019, todavía durante el gobierno de Mauricio Macri. Como sucedió aquella vez, ahora también sería a cuenta de las próximas paritarias.

Uno de los puntos sobre los que decidirá Massa tiene que ver con lo que le tocaría al Estado nacional, a las provincias y a las intendencias en momentos en los que se puso en marcha un ajuste del gasto público. El ministro sabe que, más allá de los costos que le genera a la propia administración, una parte la podría compensar por una mayor recaudación fiscal. Pero no son las cuentas que sacan los intendentes, por ejemplo.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar