Guillermo Moreno: "Un gobierno como este, que hambrea al pueblo, no puede ser peronista"

POLÍTICA 18 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
guillermo-moreno-1437225

El dirigente peronista, Guillermo Moreno, analizó los festejos por el 17 de octubre, y señaló la diferencia entre la política como división de cargos electivos y como discusión estratégica de un proyecto de país. "Ahora se habla de kirchnerismo y no sé por qué. Nosotros fuimos un gobierno peronista", afirmó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9). Además, manifestó que "un gobierno como este, que hambrea al pueblo, no puede ser peronista".

Nos gustaría que nos cuente su reflexión de este 17 de octubre y su visión del peronismo actual.

Lamentablemente, tenemos un gobierno que se autopercibe peronista, pero nosotros opinamos que por los frutos se conocerá el árbol. Naturalmente, un gobierno como este, que hambrea al pueblo, no puede ser peronista. Toman decisiones de política económica para aumentar el precio de los alimentos, como el dólar soja, y eso no es propio de un gobierno peronista.

Estamos en un problema porque los medios de comunicación y el propio oficialismo dicen que este es un gobierno de nuestra causa. Y una cosa es que el gobierno de Mauricio Macri le genere hambre al pueblo, porque no se puede esperar otra cosa de él. Pero distinto es que te genere eso tu familia, un gobierno peronista, que cuenta con la confianza del pueblo y de los desposeídos de la Patria. 

¿Podría explicarle a los no peronistas la heterogeneidad del peronismo? ¿Es un error categorial considerar peronista al gobierno de Alberto Fernández, al kirchnerismo o al menemismo?

Lo que ocurre es que la política tiene dos construcciones que, a veces van en forma paralela, y otras van antitéticas. Una tiene que ver con la política como la discusión por los puestos electivos, sean legislativos o ejecutivos. Eso también es política, porque no hay ninguna otra disciplina que se ocupe de cuáles son los mecanismos que se deben seguir para dirimir esos puestos.

Pero la política también es la construcción de un  proyecto de país en función de una reflexión previa. Pensar la Nación y en el pueblo también es política. Cuando el modelo de país está definido, se llame convertibilidad o década ganada, la política se resume a la disputa de los cargos electivos. Porque el modelo de país se transita, y simplemente lo que hay que elegir es quién lo va a conducir.

Ahora es otra situación, emerge nuevamente la profundidad de la política, que es la discusión del proyecto de país. Ahí es donde se vertebra el verdadero peronismo. El viernes o sábado pasado, Melconian instó a un debate público. Dijo: “no tengo problema en defender mi modelo ante todos aquellos que defienden la década ganada”. Yo levanté el guante, y espero que fijemos fecha para ese debate.

Ahí se alcanza la verdadera dimensión de la palabra política. Discutiré con Carlos Melconian desde la doctrina peronista, y él desde la doctrina neoliberal. No vamos a discutir quién va a ser diputado o concejal. Será un debate sobre por dónde tiene que ir la Nación.

Creo que esto contesta su pregunta. A veces, cuando la política es la división de los cargos, pasa esto que usted menciona. Néstor Kirchner, durante su gobierno, me decía: “cuando nos dicen kirchneristas, nos quieren bajar el precio”. Ahora se habla de kirchnerismo y no sé por qué. Nosotros fuimos un gobierno peronista.

La visión de los políticos y los empresarios sobre el futuro del país

El viernes se cerró el Coloquio de IDEA en Mar del Plata. El lema era “ceder para crecer”. ¿Cuál es su propia interpretación de eso?

Lo que más me preocupó del Coloquio fue el bajo nivel de reflexión, sobre todo, referido al contexto internacional. Hubo un panel específico para la inserción de la Argentina en el mundo. Si hoy, donde el mundo está generando las estructuras del nuevo orden internacional, las empresas no entienden lo que pasa en el mundo, estamos complicados.

Pero no tienen un cuerpo doctrinario que los ayude a pensar. Para eso está la doctrina y los buenos usos y costumbres de la práctica que construye una doctrina.

Por ejemplo, en Perfil, evidentemente, hay una doctrina de funcionamiento de la acción periodística. Hay una práctica de buenas costumbres. A mí, cada vez que me aborda un periodista de Perfil, me saludan y dicen su procedencia. Eso es una doctrina que ayuda al buen desempeño. Eso es aquello que ayuda a pensar. 

El dólar soja es un espanto porque Sergio Massa debe tener un buen discernimiento y diferenciar lo público y lo privado. Las decisiones de gobierno tienen que beneficiar siempre a la mayoría.

Estudiemos el mundo,  veamos lo que está pasando, para dónde van los negocios. La conclusión es el futuro de los negocios y, sobre todo, la manufactura en la Argentina. Y no tiene nada que ver con lo que hablaron en el Coloquio de IDEA en Mar del Plata. Esto es lo que tenemos que reflexionar.

* Para www.perfil.com

Te puede interesar