Macri recorrió Entre Ríos junto a Miguel Ángel Pichetto y habló de su candidatura presidencial en 2023: “Yo no especulo”

POLÍTICA 21 de octubre de 2022 Por Juan A. Bracco*
YUH2LTMVHFBCRKG4FHCS5QYAHU

Mauricio Macri llegó este jueves, cerca del mediodía, al aeropuerto de Paraná y se dirigió al centro de la ciudad para realizar una caminata en la que tomó contacto directo con la gente de Entre Ríos. Junto a él caminaron su compañero de fórmula presidencial en 2019, Miguel Ángel Pichetto; el diputado nacional Rogelio Frigerio y un gran número de asistentes pertenecientes a la dirigencia local del PRO, el radicalismo y otras fuerzas opositoras.

Ante la consulta de Infobae sobre si existe algún hecho o si se dio un plazo para definir si buscará un segundo mandato como Presidente, Macri respondió: “Yo no estoy especulando. Estoy convencido de que mi tarea es reforzar el ‘para qué’ vamos a volver al poder, reforzar ideas y valores más allá de los roles personales. Hoy los argentinos están nuevamente por delante de la dirigencia: quieren más cambio, no menos; quieren más libertad, no menos”.

“Hay que estar a la altura de las circunstancias, seguir profundizando Juntos por el Cambio con un debate serio, honesto que demuestre que tenemos la convicción para enfrentar todos los privilegios y sistemas mafiosos que hacen que en la Argentina lo único que ha aumentado sistemáticamente es la pobreza”, redondeó el referente de JxC.

En ese sentido, Macri realzó la figura de Frigerio y sus expectativas de ser gobernador de la provincia en 2023 tras 20 años de gobierno justicialista. Aseguró que el actual diputado nacional representa “una forma superadora”. Y agregó: “Lo necesitamos. Entre Ríos tiene que ser protagonista de la Argentina que viene”. En este sentido, Pichetto también le dio un espaldarazo al actual legislador: “Entre Ríos tendrá un gran gobernador. Rogelio tiene experiencia política y económica, es una figura muy valiosa”.

Además, el ex mandatario consideró que el Gobierno no tiene la fortaleza para sumar mayorías en el Congreso que posibiliten suspender las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), instancia que Juntos espera para resolver sus disputas internas y las candidaturas nacionales, además de varias provinciales.

“No deberían intentarlo – advirtió Macri–. No está bueno cambiar las reglas a mitad del partido. Pero me da la sensación de que posiblemente no les dé la fuerza para poder hacerlo”.

En caso de que finalmente el Gobierno suspenda las PASO, aseguró: “Nosotros estamos comprometidos para una sana competencia, así que haremos una PASO entre nosotros y a nuestra manera. Porque la Argentina necesita transformarse en una sociedad donde se respire un ambiente de competencia honesta, transparente sin acomodos ni privilegios”.

Macri sostuvo que, pese a los cortocircuitos públicos entre los principales referentes de JxC que se ventilaron en los últimos días, la alianza opositora está mejor que en cuando terminó su primer mandato.

“Estamos mejor que hace cuatro años. Siempre habrá tensiones, sobre todo cuando se acercan épocas de competencia. Pero yo creo en la competencia. Una gran explicación del porqué del retroceso de nuestro país es porque hemos sido una sociedad que no ha querido competir. La competencia nos hace mejores. Quiero que compitamos con altura y a partir de las ideas, explicando por qué (a ciertas políticas) ‘A’ puede implementarlas mejor que ‘B’, no porque ‘B’ es malo”, puntualizó.

“Se los digo a todos: hablen de sus ideas, no hablen mal de otros integrantes de la coalición porque no sacarán un solo voto. Y utilicen el tiempo en los medios de comunicación para enriquecer el debate”, recomendó Macri.

Pese a las últimas tensiones en la interna, dijo estar “tranquilo”. “Los dirigentes han crecido mucho en los últimos años y ha habido mucho más debate del ‘para qué’. Muchos empiezan a internalizar para qué vamos a volver al poder”.

Luego, referenció que en 2015 “llegamos a ponernos de acuerdo con el compromiso de defender la República”, pero no a “debatir cuán profunda tenía que ser la reforma económica de la Argentina”.

Asimismo, el ex Presidente volvió a poner distancia sobre las acusaciones que lanzaron Lilita Carrió y el radical Facundo Manes sobre que en sus cuatro años al frente de la Casa Rosada hubo espionaje clandestino. “He sido muy claro con respecto a ese tema: en mi Gobierno no se espió a nadie, no mandé a espiar a nadie. Estoy absolutamente tranquilo”, dijo con cierto fastidio cuando se le preguntó sobre esta cuestión.

En la actividad pautada, Macri visitó junto a Pichetto y Frigerio dos empresas locales. Una se dedica a la fabricación de ascensores y la otra diseñó una app de venta online. Luego, compartió un almuerzo reservado en un hotel sobre la costanera. Con vista exclusiva al río Paraná, el ex mandatario y el resto de la dirigencia de Juntos degustó pollo con papas salteadas y crema. Agua mineral y gaseosas sin azúcar completaron el menú. Mientras hablaba con la prensa en la conferencia, miraba el celular constantemente y siguiendo el partido de fútbol en el que Boca derrotó 2-1 a Gimnasia y Esgrima La Plata.

Antes de volver a Buenos Aires, el ex presidente participó de un acto con Pichetto, que llegó a Entre Ríos a presentar su espacio: Encuentro Republicano Federal, el paraguas que cubre a los ex peronistas que lo acompañan desde que saltó del PJ en 2019. En tren de elogios, Macri  afirmó que su ex compañero de fórmula es “un patriota” y reclamó que más peronistas sigan su camino ya que el justicialismo “está secuestrado por el kirchnerismo”,

Otra de las definiciones que dejó a la prensa local es que en Argentina “no hay gobierno” y que el país “está a la deriva” porque “nadie gobierna”. El Frente de Todos fue “un rejunte para agarrar el poder. Se vanagloriaban de no tener plan, de no tener rumbo y hoy estamos como estamos. Son un ejército de demolición. No fracasan las personas, sino las ideas anacrónicas que no funcionan. El Estado invade la vida de la gente”, señaló.

Macri, por último, dijo que no estaba al tanto de los operativos que terminaron con la detención de Jonathan Morel en la ciudad que visitaba ni de los allanamientos a Caputto Hermanos. “No tengo idea. Estuve toda la mañana acá, desde temprano. Espero que la Justicia actúe y explique y estemos todos tranquilos”, concluyó.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar