Perotti pone plata de la deuda en el arreglo de rutas, la obra pública más corrupta

POLÍTICA 23 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
obras-rutasjpg

El gobierno de Omar Perotti resolvió apostar fuertemente a la construcción de rutas en su último año de gestión, para lo cual utilizará una buena parte de los recursos provenientes del cobro de la deuda de la Nación, concretado días atrás en acuerdo con el ministro de Economía, Sergio Massa. Así surge del proyecto de presupuesto provincial 2023, ya con media sanción en el Senado santafesino, que determina una inversión en Vialidad de $10.000 millones de los $38.000 millones de ese origen que allí se incluyen.

Es importante recordar que los fondos de la deuda de la Nación solamente pueden ser usados, según ley sancionada por la Legislatura, en los llamados Gastos de Capital: obras, maquinaria y equipamiento. Es decir que no pueden ejecutarse en los denominados Gastos Corrientes, que son fundamentalmente salarios.

 En el cálculo de gastos y recursos para el decisivo año próximo, la Dirección Provincial de Vialidad se queda con la mejor porción: $10.000 millones. Esa cifra, que representa más de un cuarto de lo previsto con los desembolsos nacionales por el juicio, evidencia la decisión de Perotti de reforzar su perfil productivista, en este caso construyendo rutas. Va en línea con el reciente anuncio del gobernador de un “nuevo corredor vial para la producción, servicios y turismo de Rosario hacia el sur”, entre otros ejemplos.

En la misma dirección, el Ministerio de Infraestructura que conduce Silvina Frana naturalmente tendrá una participación clave. Para esa cartera están previstos 6 mil millones de pesos. Conviene precisar que las obras de construcción de escuelas, centros sanitarios y comisarías se ejecutan desde esta área y no desde los ministerios de Educación, Salud y Seguridad.

 Es significativo tener en cuenta eso para entender en qué se van a invertir los $2.000 millones del pago de la deuda de la Nación que tienen presupuestados cada uno de los tres ministerios mencionados al final del párrafo anterior. Por caso, la cartera comandada por Adriana Cantero (Educación) podrá utilizar ese dinero en mobiliario y computadoras para las escuelas, además de obras de reparaciones o ampliaciones más bien menores. Un criterio similar para el área de Sonia Martorano (Salud): aparatología para los hospitales, por caso.

 En Seguridad pega de lleno en un aspecto muy discutido la semana pasada, en la que la confrontación entre el oficialismo y la oposición tuvo un pico de tensión con la visita a la Legislatura del ministro Rubén Rimoldi y la secretaria de Coordinación Técnica y Administración Financiera de esa cartera, Ana María Morel. Allí se discutió precisamente el nivel de ejecución presupuestaria en patrulleros, camionetas, motos, armas, municiones, chalecos antibalas y obras menores en comisarías y penitenciarías, que es para lo que están destinados los recursos del pago de la deuda de Nación.

 También hay 3.000 millones para la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo con el objetivo de invertir en mejoras de la infraestructura habitacional en zonas vulnerables. Y 13.000 millones más incluidos en Obligaciones a Cargo del Tesoro, una suerte de reserva para reforzar partidas que resulten insuficientes.

Con información de Aire de Santa Fe, sobre una nota de GUSTAVO CASTRO

Te puede interesar