Elecciones 2023: nueva encuesta ubica al "ala dura" de la oposición como favorita y arroja llamativo dato sobre "la grieta"

POLÍTICA 28 de octubre de 2022 Por Pablo Sieira*
524005

Mientras la puja interna de cara a las elecciones 2023 se acelera en el Frente de Todos y se profundiza en Juntos por el Cambio, una nueva encuesta mostró a la coalición opositora como favorita secundada por los liberales y a las figuras de discurso duro contra el Gobierno con mejor imagen, aunque "la grieta" entre kirchnerismo y antikirchnerismo no parece tener una influencia determinante.

Se trata de un sondeo de Giacobbe Consultores en el cual la alianza oficialista que lideran el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el ministro de Economía, Sergio Massa aparece en tercer lugar y por lo tanto afuera de un balotaje, que siempre de acuerdo a este trabajo sería entre Juntos por el Cambio y los liberales.

El estudio, que fue realizado sobre 2.500 casos del 6 al 10 de octubre bajo la modalidad "encuesta a dispositivos móviles" y con un margen de error del 2%, no midió la intención de voto por dirigente sino por espacio político. Al preguntar a los encuestados por cuál votarían, el 32,8% eligió a Juntos por el Cambio.

Detrás apareció el espacio consignado como "liberales" aunque sin mencionar a ninguno de sus dos referentes Javier Milei (La Libertad Avanza) y José Luis Espert (Avanza Libertad). Esta fue la segunda opción más elegida con el 23,6% mientras el Frente de Todos cosechó apenas el 15,5%.

El "peronismo no kirchnerista" fue elegido por el 4,6% de los encuestados por Giacobbe y el Frente de Izquierda el 2,1%. No obstante, la encuesta mostró un 21% de "indecisos", un número lógico a un año de las elecciones nacionales que demuestra que el escenario está todavía muy abierto para todos los que ya se anotan en la carrera presidencial.

De cara a las elecciones, el "ala dura" goza de mejor imagen

Las preferencias por espacio político guardan cierta relación con el ranking de imagen positiva que arrojó el sondeo sobre algunos de los principales referentes políticos del oficialismo y de la oposición, en el que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y Milei, ambos referentes de la llamada "ala dura" le sacaron ventaja al resto, aunque todos mostraron una alta imagen negativa.

En la encuesta Bullrich tiene una imagen positiva del 39,8%, mientras que la negativa es del 32,8%, con una imagen "regular" de 21%. Por su parte, el "libertario" Milei mostró una positiva de 33,6%, inferior a su imagen negativa de 36,7%, mientras que la regular fue de 24,3%.

Detrás se ubicó el ex presidente Mauricio Macri, quien en el último tiempo envió guiños a Bullrich y se mostró más cerca del discurso de los "halcones". El fundador del PRO exhibió una imagen positiva del 28,6% y una negativa altísima de 46,3%, con una regular de 23,5%.

En tanto, los dirigentes considerados "moderados" de Juntos por el Cambio aparecieron relegados. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, rival directo de Bullrich en la interna del PRO tuvo una imagen positiva del 21,1% y una negativa de 45,6%, casi tan alta como la de Macri, mientras que la regular fue de 27,1%.

Detrás suyo en nivel de imagen medido por Giacobbe apareció el radical Facundo Manes con un 9,6% de positiva, un 23,9% de regular y un llamativo 50,4% de negativa, superior incluso que la del ex presidente y la del actual jefe de Gobierno en quienes los guarismos "en rojo" se pueden explicar, en parte, por el desgaste propio de cualquier gestión de gobierno.

¿Influye "la grieta" en las preferencias electorales?

La encuesta contó con una sección a la que se definió como "grietómetro". Allí intentó medir el nivel de influencia de la polarización política extrema que popularmente se llama "la grieta". Más allá de interpretaciones, el fenómeno suele verse resumido en la lógica "kirchnerismo" contra "anti kirchnerismo".

Por ello, el resultado fue curioso si se lo contrasta con el nivel de imagen positiva de los dirigentes identificados como más "anti K" y la alta imagen negativa de Cristina Kirchner, que superó el 70% en una especie de empate técnico con la de Alberto Fernández.

Ante la pregunta "¿Ha perdido alguna relación, o se ha distanciado de alguna persona de su entorno cercano a causa de ‘la grieta’?", más de la mitad de los encuestados respondió que no en cada uno de los casos abarcados por la encuesta: amigos, compañeros de trabajo, pareja, hermanos, padres e hijos.

El 53% negó haberse distanciado de sus amigos a causa de "la grieta" y el 41,2% dijo que sí le ocurrió. En el resto de los casos la diferencia fue mucho más amplia: el 61,5% dijo que este fenómeno político-mediático no afectó su relación con sus compañeros de trabajo y el 75,1% aseguró que tampoco influyó en su pareja.

En cuanto a los familiares directos, el 76% negó que "la grieta" lo haya distanciado de sus hermanos o hermanas; el 76,9% también lo negó respecto de la relación con sus padres y el 81,3% dijo que no dañó su vínculo con sus hijos.

Esos números sugieren que la lógica de "la grieta" tiene escasa influencia en la vida cotidiana de las personas (al menos entre los encuestados) y en sus relaciones personales. 

Números rojos para el Frente de Todos, con "plus" para Massa

En el Frente de Todos, el peor resultado de la encuesta fue para Alberto Fernández. Si bien el Presidente no descarta del todo la posibilidad de ir por la reelección, la encuesta de Giacobbe mostró perspectivas apenas algo peores que otros trabajos sobre imagen o intención de votos. En este caso, el Presidente apareció con una imagen positiva de apenas el 8,6%, una regular del 17,4% y una negativa de 72,7%.

Por su parte, Cristina Kirchner surgió de la encuesta con una imagen positiva del 18,8%, una regular de 8,3% y una negativa tan alta como la del Presidente, con 71,6%. Massa no tuvo un rendimiento mucho mejor: por la positiva obtuvo un 8%, por la regular un 19,4% y por la negativa un 66,4%.

Además, el sondeo tuvo un "plus" sobre el ministro, que fue al único que midió como posible candidato presidencial, al preguntarle a los encuestados si estarían "dispuestos a votarlo para presidente si lograra estabilizar la economía": el 66,6% respondió que "jamás lo votaría" y el 10,7% respondió que "seguro lo votaría".

No obstante, Massa tiene un margen de crecimiento más amplio podría cosechar entre los que esperan a seguir viendo su gestión y no lo descartan, si se tiene en cuenta que el 22,1% de los consultados respondió que "quizá lo votaría".

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar