Biden amenaza con un impuesto a los beneficios de las petroleras si no bajan el precio de la gasolina

INTERNACIONALES 01 de noviembre de 2022 Por Miguel JIMÉNEZ
EZ3FSCNM5FTUZT52CKX2GGLA6A

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha elegido el día de Halloween para dar un susto a las petroleras. Poco antes de recibir junto a la primera dama, Jill Biden, a los niños de bomberos, enfermeras, policías y miembros de la Guardia Nacional, ha comparecido brevemente para amenazar a las grandes compañía con un impuesto sobre sus beneficios extraordinarios si no invierten más y bajan los precios de la gasolina. Biden ha acusado a las petroleras de “sacar provecho de la guerra”.

El presidente ha estado proclamando repetidamente que las petroleras no deben destinar sus beneficios récord a más dividendos y recompras de acciones, sino a invertir en más exploración y producción de crudo y en capacidad de refino. Además, les ha urgido una y otra vez a trasladar a los consumidores con rapidez cada rebaja en el precio del petróleo. Sin embargo, este lunes ha dado un paso más allá y les ha advertido de que, si no lo hacen, les aplicará un impuesto por sus beneficios extraordinarios.

No está claro que pueda hacerlo. Se ha remitido al próximo Congreso, que tomará posesión en enero y, precisamente por la alta inflación, es probable que pierda el control, cuando menos, de la Cámara de representantes en las elecciones del próximo 8 de noviembre. Eso podría bloquear su capacidad legislativa.

Las petroleras están logrando beneficios récord este año gracias a la subida del petróleo por la guerra de Ucrania. Según datos recopilados por fuentes de la Casa Blanca, solo en los dos últimos trimestres ExxonMobil, Chevron, Shell, BP, ConocoPhillips y TotalEnergy obtuvieron más de 100.000 millones de dólares de beneficios, más de lo que ganaron en todo el año pasado. Además, los márgenes de refino también han aumentado, lo que lleva a fuentes de la Casa Blanca a afirmar que “las petroleras están cobrando de más a las familias estadounidenses en el surtidor”. También sostienen que las compañías “están llenando los bolsillos de los accionistas en lugar de aumentar la producción”.

 

“Soy un capitalista”

En tono de indignación, Biden ha insistido en que en lugar de aumentar las inversiones o dar una tregua a los estadounidenses, las petroleras están aumentando los dividendos y las recompras de acciones, por lo que el sueldo de sus ejecutivos se va a disparar, según ha dicho. “Denme un respiro. Ya es suficiente. Soy un capitalista. Ya me han oído decir esto antes. No tengo ningún problema con que las empresas obtengan un beneficio justo y con que obtengan un retorno de su inversión e innovación. Pero esto no es ni remotamente lo que está sucediendo”, ha señalado.

“Los beneficios récord de las compañías petroleras no se deben a que estén haciendo algo nuevo o innovador. Sus beneficios son una ganancia inesperada de la guerra, una ganancia inesperada del brutal conflicto que está asolando Ucrania y perjudicando a decenas de millones de personas en todo el mundo”. Ha pedido que actúen más allá del interés particular de sus directivos y accionistas. El presidente de Exxon, Darren Woods, dijo el viernes pasado que su modo de devolver los beneficios extraordinarios a los accionstas era en forma de dividendo trimestral

“Creo que tienen la responsabilidad de actuar en el interés de sus consumidores, su comunidad y su país para invertir en América mediante el aumento de la producción y la capacidad de refino”, ha dicho. Ha añadido que también tienen la oportunidad de bajar los precios para los consumidores en la gasolinera. “Si no lo hacen, pagarán un impuesto más alto sobre sus beneficios excesivos y se enfrentarán a otras restricciones. Mi equipo trabajará con el Congreso para estudiar las opciones que están disponibles. Es hora de que estas empresas dejen de sacar provecho de la guerra, cumplan con sus responsabilidades en este país, den al pueblo estadounidense un descanso y aun así sigan haciéndolo muy bien. El pueblo americano va a juzgar quién está junto a ellos y quién solo está mirando por sí mismo”, ha concluido.

Fuente: El País

Te puede interesar