Renta inesperada: en Economía creen no hará falta porque recaudarán $250.000 millones con el anticipo de Ganancias para empresas

ECONOMÍA 05 de noviembre de 2022 Por Mariano Boettner*
FFZ4OGDVMJDJ5HSOY37ZFP3YFY

En el oficialismo volvió a aparecer sobre la mesa la discusión sobre un proyecto de ley de renta inesperada que capture parte de las ganancias que un grupo de empresas obtuvo durante la pandemia, aunque desde el Ministerio de Economía se apoyan en la medida que determinó un anticipo del impuesto a las Ganancias del año próximo que ya recaudó unos $72.000 millones.

Este jueves la portavoz presidencial Gabriela Cerruti reflotó el debate sobre el proyecto de ley de renta extraordinaria que presentó el Poder Ejecutivo a mitad de año y aún no fue tratado por el Parlamento. “Debería ser la agenda prioritaria del Congreso”, dijo en su rueda de prensa semanal.

“El Gobierno cree que en la agenda del Congreso hay temas más prioritarios que las PASO. Por ejemplo, el proyecto de ley enviado en junio de Renta Inesperada. Para que quienes recibieron ganancias por situaciones trágicas como una pandemia y una guerra, hagan sus aportes”, expresó más tarde en su cuenta de Twitter.

“Necesitamos que se apruebe ese proyecto porque significa mayores ingresos para el Estado que van a poder ser redistribuidos en muchas de las políticas que muchos sectores reclaman”, afirmó la funcionaria. Y enfatizó: “El Gobierno ha enviado en junio de este año un proyecto que quiere que se discuta en el Congreso, que está vigente en otros países con muy buenos resultados”.

El proyecto de renta inesperada fue presentada en junio por el entonces ministro de Economía Martín Guzmán. La iniciativa respondía a un reclamo de la coalición de gobierno para que el Gobierno capture parte de la ganancia que hubiese obtenido un grupo de empresas por el fuerte alza de precios internacionales como consecuencia de la guerra en Ucrania y que esos fondos sirvieran para financiar medidas redistributivas tras el pico (en ese momento) de inflación que había registrado marzo.

Pero un mes después, cuando la iniciativa ya había sido presentada en el Congreso, Guzmán dejó de ser el ministro de Economía y ese texto de ley perdió fuerza en el parlamento. El doble recambio de autoridades en un mes en el Palacio de Hacienda tras el interinato de Silvina Batakis y la llegada de Sergio Massa paralizó la política económica del Gobierno durante las semanas siguientes.

Ya con la llegada del tigrense, el nuevo equipo económico activó un cambio en el impuesto a las Ganancias para cobrar un anticipo por la renta del año próximo a recaudarse en los últimos cuatro meses del año. Las estimaciones preliminares hablan de un ingreso al fisco de unos $253.000 millones.

Hubo en esa medida un espíritu similar al proyecto de ley de la renta inesperada: cobrar a un grupo reducido de empresas ganancias obtenidas en los últimos meses y reforzar los ingresos fiscales de los últimos meses del año. Forma parte de las medidas de “ordenamiento” en las cuentas públicas que el ministro Massa anunció desde su llegada al Palacio de Hacienda, junto al recorte adicional de subsidios, el congelamiento del empleo público y el techo presupuestario para todas las áreas del Estado.

Cerca del ministro de Economía consideran que plantear la discusión del proyecto de renta inesperada “es redundante” con la medida de cobro de anticipo de Ganancias, una determinación que además ya fue desafiada en la Justicia, por lo que continuarán con la aplicación de ese gravamen. El próximo vencimiento será el 22 de noviembre.

De acuerdo a información de AFIP, un total de 1.181 grandes empresas cumplieron en fecha con el primer pago del anticipo extraordinario del Impuesto a las Ganancias, y aportaron al fisco más de $72.000 millones.

El cumplimiento para este primer vencimiento fue del 91,5% de los pagos esperados, realizándose 1.247 pagos a cuenta con una recaudación de $72.589.213.321 millones, de acuerdo con la información oficial. La AFIP emitió oficios a las 220 empresas que aún no realizaron el pago, para conocer cuáles son los motivos por los que no han cumplido.

La decisión alcanza a dos universos de grandes contribuyentes que cumplan con los siguientes parámetros:

-El monto del impuesto determinado de la declaración jurada correspondiente al período fiscal 2021 o 2022, según corresponda, sea igual o superior a $100 millones.

-El monto del resultado impositivo que surge de la declaración jurada, sin aplicar la deducción de los quebrantos impositivos de ejercicios anteriores conforme la mencionada ley del impuesto, sea igual o superior a $300 millones.

La determinación del pago, según informó AFIP, será:

- Sujetos alcanzados, respecto de los cuales el importe base para el cálculo de los anticipos, para el período fiscal inmediato anterior a aquel al que corresponderá imputar el pago a cuenta, resulte superior a pesos cero ($ 0): 25% sobre dicho importe.

- Restantes sujetos alcanzados: 15% sobre el Resultado Impositivo del período fiscal inmediato anterior a aquel al que corresponderá imputar el pago a cuenta, sin aplicar la deducción de los quebrantos impositivos de ejercicios anteriores conforme la Ley del Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 2019 y sus modificaciones.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar