Un gobernador suelto en Nueva York

POLÍTICA 05 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1667589688727

 El gobernador Omar Perotti apeló a la voracidad financiera neoyorquina para continuar alimentando el proyecto de engorde del círculo rojo productivo santafesino. Sin demasiada antelación preparó un viaje relámpago a la ciudad que nunca duerme para no dormir tampoco y cargarse de reuniones con empresarios, inversionistas y funcionarios en busca de promoción y, de paso, vender su proyecto nacional.

Perotti viajó sin equipo oficial, solo recurrió a la asistencia de estilo de la Cancillería y del cónsul argentino en Nueva York, Santiago Villalba. El jueves aterrizó en el aeropuerto John F. Kennedy y arrancó la maratón con reuniones y almuerzos cada dos horas con inversores, empresarios, fondos y organismos financieros que tienen dos orientaciones: uno netamente comercial y otro bajo el paraguas de nichos de oportunidad. 

 

 
Por detrás de la agenda gubernamental cimienta vínculos con el establishment norteamericano, con el cual tiene lazos aceitados desde hace más de 20 años cuando trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington. Ya se ha visto en aquellas latitudes la simpatía por dirigentes dispuestos sin importar la afiliación partidaria. Sergio Massa es otro ejemplo del peronista que se ajusta al prototipo que avalan en las mesas de negocios norteamericanas. 

En su periplo a la Gran Manzana también dedicó tiempo para saldar una cuenta personal. Viajó unos 100 kilómetros al norte hasta la prestigiosa Universidad de Yale para participar de un seminario de gobernanzas políticas. Asistir con una gobernación al lomo es una suerte de tesis. Con algún tipo de sarcasmo se podría preguntar si logrará aprobarla. 

Rondas para Santa Fe 
En lo referido estrictamente a la agenda santafesina, el gobernador realizó rondas de promoción para lograr capital para el sector de lácteos, carnes y la economía del conocimiento que, como viene contando Letra P, es su caballito de batalla. Repartió tarjetas de acrílico con un QR donde se detallaba el perfil de la provincia, la oferta exportable y la cartera de inversiones. También se alistó la maquinaria agrícola, sector pujante y mimado por el gobernador, aunque levanta ruidos en voz baja del resto de la industria santafesina.

La firma tecnológica Cognizant-Softvision, importadores de carne y el director de Estrategias de Deuda para América Latina del Banco Barclays de Nueva York, Sebastián Vargas, fueron algunos de los que recibieron al gobernador. Vargas fue uno de los agentes de mercado que estuvo activo y con reuniones con el jefe de Gabinete, Juan Manzur antes del acuerdo de Argentina con el FMI.  

El objetivo práctico respecto al sector cárnico es ampliar el cupo ya que actualmente sólo se exporta hacia ese mercado carne para hamburguesas y pretende insertar cortes premium. Bendecido el sector frigorífico santafesino que tiene un peso determinante en la torta nacional. Vale recordar que Perotti ya defendió la actividad frigorífica al oponerse al cierre de exportaciones dispuesto por el presidente Alberto Fernández en 2021; ahora, en otro contexto, vuelve a marcar su posicionamiento aperturista. 

 

Además, lleva bajo el brazo la cartera del fondo SF500, una iniciativa con la firma privada rosarina Bioceres para promover el desarrollo de 500 startups tecnológicas y le suma otros proyectos de ciencia de la vida. Perotti posiciona a la millonaria patria AgTech como una pata para levantar al país y como vidriera de desarrollo nacional e internacional. 

 

ONU, acá Santa Fe
Hubo una charla clave que orientó a Perotti para diagramar el viaje. Fue el encuentro que mantuvo con el embajador de Israel en Argentina, Eyal Sela, quien resaltó la capacidad de Santa Fe en energía y en agroalimentos y recomendó que rasque por allí en los mercados. Otro que le allanó el camino fue el  Embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, a quien el gobernador recibió en agosto pasado en su particular visita a Rosario que contó en detalle Letra P. 

 

Por otro lado, visitó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para lograr certificaciones para que el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de propiedad del Estado santafesino pueda ser proveedor de medicamentos, sobre todo de Misoprostol, y pueda exportar por primera vez. Pero también acercó la actividad privada santafesina a la organización.

 

En el marco del Programa Mundial de Alimentos y en un contexto mundial de escasez de alimentos y precios altos por la guerra entre Ucrania y Rusia, el gobernador vio un hueco para sumar al registro de proveedores. Se reunió con la directora del programa, Coco Ushiyama. Es un trámite engorroso y la idea de Perotti es lograr un salvoconducto diplomático para insertar no solo granos de cerealeras, sino otros productos variados como por ejemplo autopartes. Esto sería dejar un gran negocio en marcha.

 Fuente: Letra P. Nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar