Se llama Omar Perotti, pero Messi le dice "figureti"

POLÍTICA Por TDSF
zr6epcff8ew_sddefault_crop1671582661263.jpg_1192065467

Profundo malestar por estas horas tiene Lionel Messi y  Ángel Di María por la "emboscada" que literalmente les hizo Omar Perotti en el Aeropuerto de Rosario cuando llegaban luego de la extenuante caravana a la que se los sometió a los jugadores el día Martes.

Cuentan en el entorno del "capitán" que el enojo es muy grande y que por intermedio de allegados le pidió al Gobernador que borrará de sus redes sociales cualquier imagen de lo que denominó una verdadera traición de quien es la máxima autoridad del gobierno de Santa Fe.

Otro que también está furioso es el Presidente Alberto Fernández, que se comunicó con Perotti y le manifestó su descontento y mencionó la palabra "traición".

A Perotti le salió el "tiro por la culata", y lo que creyó que lo iba a poner como el "más vivo del país", solo le dió dolores de cabeza y hasta la burla: hoy a Perotti se lo denomina "FIGURETI", un apodo que enfurece al gobernador pero que se lo ganó él solito,  a fuerza de traiciones y de creerse el más vivo del barrio,

¿Cómo se gestaron las fotos de la polémica?

Perotti estaba en el aire, a mitad de camino hacia Rafaela, ya le había avisado a unos amigos que al caer la tarde saldrían a correr por Villa Aero Club, el barrio donde vive actualmente. De repente Marcos Corach le llamó y le dijo: "Messi llega en 45 minutos a Rosario, Eduardo Romagnoli te hace entrar y te lleva junto a él, ofrecerle el helicóptero para que se pueda ir a Kentucky directamente, Eduardo se encarga de la foto y todo lo demás".

Perotti dio la orden de ir a Rosario y cumplió al pie de la letra lo que le dijo su "edecán" Corach. Luego pidió que las fotos y los videos se difundan por todos lados pero tal como es su costumbre, pidió que sea esta mañana, Perotti siempre se da un tiempo para reflexionar lo que de antemano sabe que puede traer cola.

Pasados unos días todo se puso turbio y los enojos son muchos. A Perotti le salió el tiro por la culata, ganó el enojo del gran capitán y ahora tendrá que lidiar con el peor de los apodos para un político que tenga ambiciones de proyección nacional: "FIGURETI".

Te puede interesar