Calendario electoral: Perotti no quiere largar prenda y comienza a jugar sucio

GLQORUR6HZCBDCU37D4B2EYDNU

Aunque parecía que este lunes el gobierno de esta provincia iba a entregar precisiones sobre el calendario electoral para 2023, la administración que encabeza  Omar Perotti mantuvo el misterio en la reunión con representantes de los partidos opositores con representación legislativa, quienes fueron recibidos por la ministra de Gobierno, Celia Arena, y el ministro de Gestión Pública, Marcos Corach. Ambas espadas esbosaron la intención de realizar las elecciones generales en tres fechas posibles: el 27 de agosto, el 3 o el 10 de septiembre. Para la oposición, el encuentro tuvo gusto a poco porque esperaban información más concreta. El armado del frente de frentes precisa de tiempos más exactos.

“Lo vamos a terminar de definir en febrero”, avisó Arena sobre el calendario electoral oficial para 2023. La reacción de los bloques opositores tras la reunión fue variada, aunque todos los espacios coincidieron en que se iban con el sabor amargo de no saber concretamente cuándo serán los comicios generales. En el oficialismo previamente habían comentado que no se daría una fecha exacta, sino que iba a ser una reunión para intercambiar en lo que se está trabajando. En ese sentido, la ministra de Gobierno dijo que se “compartió el criterio” que está usando el gobernador en el tema.

El “apuro” de la oposición para saber las fechas electorales tiene que ver con el posible armado del frente de frentes. Aún hay varias posturas encontradas y no solo se tienen que poner de acuerdo entre los partidos, sino también al interior de los mismos. Perotti sabe eso y también juega con el tiempo a su favor. En la Casa Gris aclaran que las indefiniciones a nivel nacional también repercuten en Santa Fe y es uno de los motivos por lo que hasta el momento no hay certezas en la definición.

Uno de los objetivos es que “la transición no sea tan larga”, indicó la ministra Arena, ladera política de Perotti. Más allá de la posibilidad de que las generales sean entre finales de agosto o principio de septiembre, adquiere importancia política cuándo se realizarán las PASO porque eso determinará el cierre de listas y alianzas: fecha bisagra donde los armados y frentes políticos trascienden las fotos y quedan estampados en un papel.

Las primarias “serían a fines de junio o principio de julio”, detalló la titular de la cartera de Gobierno. Según  explicaron  fuentes de la Secretaría Electoral, el cierre de listas tiene que ser 65 días antes de las PASO y el de las alianzas 70 días antes. Es decir que entre abril y mayo se debería saber cómo jugará el oficialismo y lo que hará el arco no peronista en los comicios. ¿Habrá un frente opositor que aglutina a todas las fuerzas no justicialistas? Es la pregunta que no deja dormir a varias figuras del mundillo de la política, pero que hasta ahora no tiene respuesta.

La oposición seguirá presionando y pidiendo que se determine cuanto antes la fecha. Las reuniones entre partidos siguen y la rosca irán subiendo de voltaje. En más de un sector recalcan que necesitarán hacer congresos o encuentros internos para fijar posturas. Hay muchas piezas que ordenar y otras que aún están buscando su lugar. En todas las tribus reconocen que no será tarea fácil, pero en la mayoría hay entusiasmo y no le bajan la persiana. Febrero será un mes clave porque ordenará el año electoral y le pondrá fecha límite a las negociaciones opositoras, pero también a las del peronismo.

Con información de Letra P, sobre una nota de Agustín VISSIO

Te puede interesar