Recomiendan apurar compra de celulares, Smart TV y notebooks: se viene suba de impuestos y pegará en los precios

ECONOMÍA Por Fabián Rojo*
523110

A partir del próximo domingo 1 de enero habrá un aumento de impuestos internos sobre una determinada lista de productos que tendrá incidencia en los precios finales de venta al público. Si bien los stocks en los comercios no tienen incluido este incremento, lo lógico sería que los precios se ajusten para compensar lo que será el costo de reposición de la mercadería alcanzada.

Cuando se aprueba el Presupuesto de la Administración Nacional en el Congreso el foco está puesto en la inflación, el dólar, el crecimiento y cuáles son las pautas que habrá que cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esos números que marcan la macroeconomía encandilan y permiten que de manera subterfugia se avalen medidas de impacto directo en el bolsillo de los ciudadanos y en los costos de las empresas.

La aprobación de la ley de ingresos y egresos para 2023 no fue la excepción. Este impuesto es pagado por las fábricas y en consecuencia la incidencia sobre los precios de venta al público es variado y dependerá de la política de cada empresa.

El aumento de impuestos responde a la necesidad del Gobierno de asegurar las cuentas fiscales en un período en el déficit fiscal debe reducirse a 1,9% del PBI. Los productos afectados son: 

Equipos de aire acondicionado
Celulares
Notebooks
Televisores
monitores
proyectores
Equipos de música
Hornos microondas
Aparatos de calefacción
Secadores de pelo, entre los más relevantes. 

Aumentan electrodomésticos y productos de tecnología: las razones

Según explicó el tributarista Sebastián Domínguez "productos que hoy están gravados al 17% pasarían a estar gravados al 19% y cuando esos productos son fabricados en Tierra del Fuego por empresas beneficiarias del régimen de la Ley 19.640 pasarían del 6,55% al 9,5%, salvo una excepción, en el caso de la categoría "Aparatos receptores de radiodifusión que sólo funcionen con fuente de energía exterior, de los tipos utilizados en vehículos automóviles", que quedarán gravados al 0%. 

Domínguez subrayó que "como el impuesto interno se aplica sobre el propio impuesto interno, el efecto del incremento es aún mayor".

En consecuencia "las alícuotas efectivas se incrementarán en un 23,46% y un 10,5%, respectivamente", precisó Domínguez.

Para el especialista "esto implica un verdadero impuestazo, ya que las nuevas alícuotas efectivas de impuestos internos se incrementarán un 14,55% y 49,79% respecto a las alícuotas anteriores".

Por otra parte, aclaró que si bien la ley tiene definido un listado de productos alcanzados este puede modificarse y ampliarse la aplicación del tributo.

El aumento de este impuesto y por ende de los precios finales, tienen incidencia directa en los costos de operación de individuos y empresas que los utilizan en procesos productivos afectando directamente la productividad.

Impuesto a los electrodomésticos: ¿es conveniente adelantar las compras?

"En la reforma tributaria de 2017, mediante la Ley 27.430, se había dispuesto un cronograma gradual de reducción del impuesto para favorecer las inversiones estos sectores. Sin embargo, el Gobierno actual modificó ese rumbo y propuso incrementos de alícuotas que fueron aprobadas por el Congreso Nacional", afirmó Domínguez.

En consecuencia, consideró que "por el futuro incremento de los impuestos internos sobre estos productos, puede ser conveniente adelantar las compras".

Para incentivar el alicaído consumo, el Gobierno lanzó en las últimas semanas los planes "Ahora 30" para línea blanca y celulares y "Ahora 10" específicamente para móviles.

El primero de ellos fracasó rotundamente porque los topes a la financiación que ofrecen las tarjetas de crédito le ponen un techo a la posibilidad de compra. 

Los últimos datos disponibles al tercer trimestre de este año elaborados por el INDEC revelan la complicada situación por la que atravesaba el sector y que motivó los planes de incentivo y al mismo tiempo alertan sobre los efectos de nuevos aumentos de precios.

Según el organismo, la facturación por venta de celulares cayó entre julio y septiembre de este año un 16,9%, -$ 468.802 millones- con una inflación en el período de 90%.

En el caso de televisores, se registró un alza el 11,9% -$343.428 millones-, también con un desfasaje muy fuerte frente al Indice de Precios al Consumidor (IPC). Este retroceso fue uno de los segmentos que se intentó compensar con la excusa del Mundial de Fútbol pero quedó a mitad de camino.

En el caso de los equipos de aire acondicionado las ventas fueron de $ 86.398 millones, un 14,2% por debajo de lo vendido en el mismo período de 2021.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar